La vuelta al cole.

Compartir
Tuitear
Compartir

Aquí estamos un año más con septiembre recién inaugurado y con la vuelta al cole a la vuelta de la esquina valga la redundancia.

Dejamos maletas, ropa, arena, bañadores y toallas para volver a los zapatos, los uniformes y los libros.

Algo que me han enseñado mis hijas es que quieren lo que yo no.

¿Qué quieren?

Para mí septiembre es de siempre un mes triste. De días más cortos.

Recuerdo mi infancia en la piscina con los atardeceres más frescos, la brisa más fuerte y el sol más débil.

Ya se acaba el calor irrespirable de agosto para dejar paso al pegajoso de la vendimia y sus moscas. Caerán las hojas de los árboles y la brisa se convertirá en viento.

Sólo pensar en ello me dejaba el alma paralizada. Los anuncios de vuelta al cole me causaban estrés y ya ir a comprar calcetines me impedía respirar con normalidad.

Recuerdo con horror estar sentada en el mármol frío en bañador en casa frente a la tele y ver anuncios de chaquetones invernales. Y ver escaparates con maniquíes con botas altas y de no querer volver a calzarme, vestirme ni peinarme bajo ningún concepto.

Y ahora veo en mis hijas a dos niñas que están deseando volver al cole con sus amigas. A dos niñas ya más mayorcitas que quieren aprender, salir ahí fuera de nuestra burbuja familiar a ver qué se cuece y enterarse poco a poco de qué va el mundo.

Mi tercera es pequeña aún y su única queja es que no tiene amigas y que quiere ir al cole con las amigas de sus hermanas.

Soy yo la única que se hace fuerte aquí en casa con el bebé que es el único que aún no me dice que se quiere ir también (de momento) pero que este año empieza también la guarde y así quedarán ya todos escolarizados.

Será que yo vivo en el mundo al revés pero lo cierto es que este año es el primero en que septiembre no me está estresando. No me está pareciendo triste y no me está dando pena.

Quiero llevar a mis niñas a su cole y que allí estén contentas. Al fin y al cabo, su felicidad es la mía. Y yo creo que aprende con ellas soy yo y cada vez más.

¿Os pasa algo de esto también? ¿Es septiembre un mes triste para vosotros? Yo además soy Virgo y me gusta aferrarme a las cosas y claro, mis cuatro son signos de aire y lo que les gusta es echar a volar… jejeje

Encuentro blogger en Kids&Us Sevilla

Compartir
Tuitear
Compartir

El pasado día 9 de junio tuvimos un encuentro blogger en Sevilla que organizó la Giganta comunicación, ya sabéis, esa agencia que intento sacar adelante con mayor o menor suerte; y tenía como objetivo dar a conocer a más personas y enseñar el método para aprender inglés de Kids&Us Sevilla.

Hacía poco tiempo que había conocido a Pilar, la directora del centro en Sevilla, que me propuso asistir a sus clases con mis niñas ya que como pueden hacerlo desde que tienen un año hasta que tienen ocho por primera vez, las tres entraban en un rango de edad para asistir a cada clase, pero el hecho de que estuviera yo embarazada con grandes problemas de sueño vespertino complicaba un poco la situación.

Fue en ese momento cuando Pilar me dijo que quería organizar un encuentro con bloggers de Sevilla que tuvieran presencia en redes sociales y blogs de maternidad y paternidad para dar a conocer el método que se sigue en la escuela de inglés; fuimos Marta mamá de gemelos ; Alfonso el hombre palet ;Eva mamaconvergente cuyas fotos veis aquí en el post y con quien contaré para más cositas; Inma Sánchez Pitu Pitu y  yo (si queréis leer los posts de cada uno, sólo debéis pulsar los links); y en diferido fueron muchas las que pudieron seguir a través de Facebook en la Giganta comunicación el directo que hicimos (que todavía está vigente por si lo queréis ver) y en Instagram.

Pilar nos enseñó todo el método y todas las estrategias que desde la Academia se sigue. Para mí hubo algo que me gustaría explicaros desde mi punto de vista y no tanto desde las explicaciones que desde la academia propiamente se ofrece.

Hay una única manera de aprender un idioma para mí según mi experiencia: oír solo ese idioma, pensar en él y hablar sólo ese idioma. A mí, a lo largo de toda la vida escolar, me han enseñado inglés de manera tradicional en la que teníamos hojas de vocabulario y poníamos una columna en inglés y una columna en español y luego nos aprendíamos de memoria las palabras. Empezamos en preescolar como actualmente lo hacen mis hijas que oyen en su colegio los colores con la clásica canción de rojo red, Rosa pink, azul blue, etc… y hasta que llegamos a la universidad seguimos aprendiendo de la misma manera no sólo vocabulario sino las phrasal verbs, los tiempos verbales y el first o second conditional, por ejemplo.

IMG_1440

Este método funciona muy bien y a mí me ha servido bastante: yo he aprendido hablar en inglés y estaba muy contenta y siempre he tenido muy buen nivel pero es cierto que no funciona para todo el mundo de la misma manera y que es necesaria una inmersión lingüística al 100{8f4184862d779b2e265b1c32c98fd6fa39fa22f3a0b549a2a8ee3dba4c3724ce} para conocer no sólo vocabulario o la gramática sino también los giros lingüísticos como el “están cayendo chuzos de punta” que como todos sabéis en inglés se dice que “caen gatos y perros del cielo”.

Por este motivo quizás a mí me gustó Kids&Us en el sentido de que lo que desde principio busca es incluir al niño en el idioma no que el idioma se incluya en los conocimientos del Niño. Las monitoras todo el tiempo hablaban en inglés a las niñas que estuvieron merendando allí con nosotros. Mi hija mayor me dijo “mamá yo no estaba entendiendo lo que me decía pero le contestaba a todo imaginándome todo lo que me decía” y a veces esta experiencia es necesaria porque no hay que entender el idioma palabra por palabra y menos cuando es una lengua extranjera a veces es mucho más difícil asi, sino que hay que contextualizarlo todo para poder entender un significado mucho más global y amplio de los textos, frases y experiencias.

IMG_1345

La oferta de Pilar para que vayamos a la clase de inglés en Kids&Us en Sevilla sigue en pie y la verdad es que a mí me apetece mucho; ahora mismo estoy muy condicionada por el nacimiento del bebé pero en cuanto podamos sí es cierto que intentaremos darnos un salto pues desde que tienen 1 año los niños pueden empezar a ir ya que una inmersión progresiva del idioma es bueno y cuanto antes se haga mejor.

Yo creo que voy a dejar este post abierto para seguir contando mi experiencia puesto que la relación con Kids&Us va seguir abierta y en cuanto vuelva de mi baja maternal o que termine yo de recuperarme tras tener al bebé pues podemos seguir conociendo el método y ver los avances que cada una de las niñas en cada una de las etapas van a poder tener.

Es la parte positiva de tener tantos niños, jeje.

 

Molto bene

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy vengo con unas fotos y un post super chachi. Algo que nunca me pude imaginar me ha pasado: Me han hecho Molto Tester…YUJUUU!!
La marca se puso en contacto conmigo y ahora tras el envío de paquetes molones Molto me manda unos juguetes, mis gnomis lo prueban y yo escribo aqui qué es lo que les parece.
Pues vamos allá. 01a5cd6674e058e1f16193c878b0ec6c0aad8d7b6e
La llegada sorpresa fue eso, inesperada y feliz! Las niñas estaban encantadas.
IMG_1081.JPG
Al recibir la caja yo que soy cotilla de naturaleza la abrí para ojearla. Venían un escritorio para la Mayor y un Gusiluz para la Chica. Éxito asegurado.
Al volver del cole se quedaron locas. Primero expectantes y luego cada una perseguía a quien tenía que abrirle su paquete.
La Mayor se puso con el padre a armar su mesita nueva y la Chica iba detrás de mi para que le abriera su GusiLuz.
IMG_0622.JPG
La mesita tiene un pupitre con un hueco que nosotros usamos para meter los lápices y que no estén tirados por toda la casa y además tiene el tamaño perfecto para guardar los folios así que ahí se guarda todo el material.
A día de hoy el escritorio sirve para las dos. Se sientan a pintar, a comer, a tomarse el bibi, se suben en la silla y saltan y lo transportan por toda la casa. Le pegaron las pegatinas que traía como Dios les dio a entender y está un poco desordenado en la decoración pero no se bajan. Eso ha sido un problema que la Chica ha solucionado poniendo una seta de bloques de construcciones Molto -casualidades de la vida- frente a la mesa y desde allí se pone a pintar con su hermana.

Con respecto al Gusiluz, la Mayor encontró el que le trajeron los Reyes hace dos Navidades en casa de su tio y ahora cada una duerme con el suyo.
IMG_0656.JPG
En general la acogida ha sido bastante buena, las niñas están emocionadas con los juguetes y la mesa sirve para todo como he dicho, y también es objeto de deseo porque la Chica la intenta coger por todos los medios y casi siempre lo consigue.
IMG_0629.JPG
Diría que sirve desde el año y medio porque de tamaño les va bien a los de esta edad y a la de 3 le sigue valiendo así que se adapta a estas edades sin problema.
IMG_0654.JPG
El Gusiluz es el de toda la vida, el que tenía Tia Mono hace 27 años ya, tiene el cuerpo blandito y solo las caritas son duras pero no molestan nada ni interrumpen el sueño.
Y ésta es la crónica de la colaboración con un resultado Molto Bueno!!
Hasta la próxima…!!

La playa con dos.

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy acabo de descubrir una ventaja maravillosa de tener dos mejor que uno en una faceta importantísima: la playa. Cualquier madre de uno sabe que éste es un terreno farragoso: una vez que una es madre la playa en versión tumbing, bronceador y toalla impoluta deja de tener sentido para convertirse en un sinvivir que te baja la tensión y te deja dolor de espalda infinito si tienes los niños de la edad mágica de la Chica, o sea cuando empiezan a andar.
Recuerdo el primer verano de la Mayor con esta edad, 15 meses que me daban muy mala vida y en los que ella había conseguido grandes hitos como llevar casi medio año andando o hablar como una cotorra (ahora año y medio después no sólo no ha callado sino que ha perfeccionado la técnica hasta límites insospechados). Pues bien, por aquel entonces yo era madre de una gnomi con un bebé en mis entrañas de 13 semanas que me consumía la vida y recuerdo con pavor los paseos en la playa. La niña,  dicharachera como ella sola, se dedicaba a incorporarse a reuniones ajenas playeras y a intentar comerse las sandías de los demás (sandía que no probaba en mi casa obviamente). También ella robaba palas y cubos y cuando me la llevaba de vuelta a nuestra toalla de princesas la Gnomi socarrona se escapaba a la sombrilla de cualquiera que quisiese ser su abuel@ player@.
Hoy en cambio he visto cómo mi niña se ha hecho mayor y cómo la Chica que es también de aúpa ha conseguido entretenerse con ella,

image
Gnomis trazando el alzado de su nueva residencia estival

tanto que el padre y yo hemos conseguido hablar y todo, tumbados en nuestras toallas arenosas. Una pasada.
Las niñas se han puesto de arena hasta las orejas,  bueno, la Chica hasta la lengua para ser exactos

image
La Chica relamiéndose para que no quedara ni un grano de arena en su mano

y han hecho una amiga que hemos adoptado y abandonado al cabo de los tres castillos y no me he levantado más que al principio para poder compartir m mis conocimientos de arquitectura efímera arenera. Un éxito. Mañana vuelvo a la orilla a ver si cojo más agua y las pongo a edificar una choza en condiciones para que duerman la siesta y hagan pis. Si tengo un tercero me lo cuidarán genial. Me veo tomando un cocktail en mi toalla llena de arenita. Bien!

image
Madre tumbada haciéndose selfies en todas direcciones pues le daba la vida.

Error: el token de acceso no es válido o ha caducado. El feed no se actualizará.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Hay un problema con el token de acceso de Instagram que estás usando. Por favor, obten un nuevo token de acceso en la página de ajustes del plugin.
Si continúas teniendo problemas con tu token de acceso, consulta este FAQ para más información.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar