Encuentro blogger en Kids&Us Sevilla

Compartir
Tuitear
Compartir

El pasado día 9 de junio tuvimos un encuentro blogger en Sevilla que organizó la Giganta comunicación, ya sabéis, esa agencia que intento sacar adelante con mayor o menor suerte; y tenía como objetivo dar a conocer a más personas y enseñar el método para aprender inglés de Kids&Us Sevilla.

Hacía poco tiempo que había conocido a Pilar, la directora del centro en Sevilla, que me propuso asistir a sus clases con mis niñas ya que como pueden hacerlo desde que tienen un año hasta que tienen ocho por primera vez, las tres entraban en un rango de edad para asistir a cada clase, pero el hecho de que estuviera yo embarazada con grandes problemas de sueño vespertino complicaba un poco la situación.

Fue en ese momento cuando Pilar me dijo que quería organizar un encuentro con bloggers de Sevilla que tuvieran presencia en redes sociales y blogs de maternidad y paternidad para dar a conocer el método que se sigue en la escuela de inglés; fuimos Marta mamá de gemelos ; Alfonso el hombre palet ;Eva mamaconvergente cuyas fotos veis aquí en el post y con quien contaré para más cositas; Inma Sánchez Pitu Pitu y  yo (si queréis leer los posts de cada uno, sólo debéis pulsar los links); y en diferido fueron muchas las que pudieron seguir a través de Facebook en la Giganta comunicación el directo que hicimos (que todavía está vigente por si lo queréis ver) y en Instagram.

Pilar nos enseñó todo el método y todas las estrategias que desde la Academia se sigue. Para mí hubo algo que me gustaría explicaros desde mi punto de vista y no tanto desde las explicaciones que desde la academia propiamente se ofrece.

Hay una única manera de aprender un idioma para mí según mi experiencia: oír solo ese idioma, pensar en él y hablar sólo ese idioma. A mí, a lo largo de toda la vida escolar, me han enseñado inglés de manera tradicional en la que teníamos hojas de vocabulario y poníamos una columna en inglés y una columna en español y luego nos aprendíamos de memoria las palabras. Empezamos en preescolar como actualmente lo hacen mis hijas que oyen en su colegio los colores con la clásica canción de rojo red, Rosa pink, azul blue, etc… y hasta que llegamos a la universidad seguimos aprendiendo de la misma manera no sólo vocabulario sino las phrasal verbs, los tiempos verbales y el first o second conditional, por ejemplo.

IMG_1440

Este método funciona muy bien y a mí me ha servido bastante: yo he aprendido hablar en inglés y estaba muy contenta y siempre he tenido muy buen nivel pero es cierto que no funciona para todo el mundo de la misma manera y que es necesaria una inmersión lingüística al 100{8f4184862d779b2e265b1c32c98fd6fa39fa22f3a0b549a2a8ee3dba4c3724ce} para conocer no sólo vocabulario o la gramática sino también los giros lingüísticos como el “están cayendo chuzos de punta” que como todos sabéis en inglés se dice que “caen gatos y perros del cielo”.

Por este motivo quizás a mí me gustó Kids&Us en el sentido de que lo que desde principio busca es incluir al niño en el idioma no que el idioma se incluya en los conocimientos del Niño. Las monitoras todo el tiempo hablaban en inglés a las niñas que estuvieron merendando allí con nosotros. Mi hija mayor me dijo “mamá yo no estaba entendiendo lo que me decía pero le contestaba a todo imaginándome todo lo que me decía” y a veces esta experiencia es necesaria porque no hay que entender el idioma palabra por palabra y menos cuando es una lengua extranjera a veces es mucho más difícil asi, sino que hay que contextualizarlo todo para poder entender un significado mucho más global y amplio de los textos, frases y experiencias.

IMG_1345

La oferta de Pilar para que vayamos a la clase de inglés en Kids&Us en Sevilla sigue en pie y la verdad es que a mí me apetece mucho; ahora mismo estoy muy condicionada por el nacimiento del bebé pero en cuanto podamos sí es cierto que intentaremos darnos un salto pues desde que tienen 1 año los niños pueden empezar a ir ya que una inmersión progresiva del idioma es bueno y cuanto antes se haga mejor.

Yo creo que voy a dejar este post abierto para seguir contando mi experiencia puesto que la relación con Kids&Us va seguir abierta y en cuanto vuelva de mi baja maternal o que termine yo de recuperarme tras tener al bebé pues podemos seguir conociendo el método y ver los avances que cada una de las niñas en cada una de las etapas van a poder tener.

Es la parte positiva de tener tantos niños, jeje.

 

Semana Santa en Sevilla

Compartir
Tuitear
Compartir
Como cada año se acerca la Semana Santa pero este año la vivimos de un modo más especial porque la Gnomi ya es algo mayor y se va enterando un poco más de lo que significa en Sevilla. Aqui es mundialmente conocida, Sevilla en primavera es diferente y la Semana Santa es la fiesta del pueblo para todos y de todos. Mucho más que la feria ya que en la feria si necesitas conocer a alguien te dé cobijo y te lleve de la mano o si no, integrarse es difícil; en cambio en esta semana, la calle es de todos, las cofradías son para cada uno que quiera acercarse y si se tiene dinero, se vive de una forma y si no se tienen tantos medios, se vive de otra, pero no es excluyente. Mientras que en feria si hace falta un presupuesto aqui no es necesario, con comer en casa y llevar agua e incluso un bocata en el bolso va más que preparado aunque siempre se puede tomar una cervecita o un cafelito.
En la guarde de la Gnomi hoy ha salido la cofradía. Como siempre los peores fueron los adultos que se peleaban por grabar el mejor vídeo o hacer los primeros planos con el móvil pero en general estuvo muy bien.
Había nazarenos, capataz y costaleros. Ahí os dejo las fotos. ¿Cómo es la vuestra?

Gnomita la esquirola

Compartir
Tuitear
Compartir

Estamos a viernes ya. La semana me vuela y más con Gnomita en horario escolar. La niña lleva ya dos semanas en la guarde pero con tanta adaptación de las narices no ha podido disfrutarla a full time casi. Resulta que el primer día que va en su vida la dejan ir sólo media hora. Al recogerla me dice la pobre “¿y ahola donde vamos?” pues a casa “pues yo me quielo queda aqui”. Ea. Se va sin despedirse y luego no quiere volverse.
Los demás días siguieron esa tónica. La niña entraba a la guarde y la seño la esperaba a portagayola. Y ahí que iba ella pidiendo que la dejaran un poco más. Mendicando horas de guarde por doquier. Fueron los cinco días más absurdos en horarios de mi vida. De 12 a 12:30,  de 11:30 a 12:30, de 11 a 12:30 y no me daba tiempo de nada porque estaba más tiempo buscando aparcamiento que la niña en la guarde.
Hablé con la seño y ya me dijo que sí que la dejara más rato porque ella estaba adaptada (yo en casa le hago un entrenamiento de guerra al parecer, por la manera de zafarse de mí, digo yo) y ya el lunes amplió el horario. Entró a las 10 y se quedó hasta las 2 y el martes “comió” alli. Digo comió porque ya se sabe, ella no come. Dos bibis al día son su dieta. Si está muy hambrienta come un pelín más.
El mejor día fue el miércoles pasado. Se despertó a las 8 y me dijo “mamá ¿Por qué no nos levantamos ya y me llevas a la guarde de los juguetes?” Ese día entró a las 9. Y así cada día. Al recogerla ayer me dijo que ella se quería quedar todo el rato allí. Por la tarde, también.
He criado una despegada. Tantas noches en vela, tanto tiempo en mi cama, con la niña colgando, dos años solo conmigo, es normal que esté hasta la coronilla de mí. La niña cada vez que puede sale corriendo y se tira en brazos de la maestra.
Menos mal que me queda la Chica. Voy a ir pensando seriamente en el tercero porque que visto lo visto, me puede salir otra esquirola. Ay! Esta vida de madre…
Pd. Con todo este trajín descubrí que la adaptación es para las madres. Antes no lograba llegar a las 11 y ahora entra a las 9 en punto. Poco a poco, poco a poco. Ya tengo el horario cogido.

La guarrería

Compartir
Tuitear
Compartir

Gnomita empezaba hoy la guarde. Es una guarde chiquitita cerca de casa. No quise ponerla nerviosa porque ella es muy sensible a los cambios así que cada día ibamos preparando la mochila. Una botella de agua, unos pañales, unas toallitas… Para ir al cole, que no se sabía cuando empezaba.
La guarde comenzaba con el período de adaptación a las 12 con lo que no había que madrugar.
Hoy nos levantamos a las 9 y yo no sé, pero eso de levantarse y dormirse dos horas antes de lo habitual, como que no me lo imagino.
Como quería llegar pronto, a las 11 nos hemos preparado y al cuarto de hora ya estábamos en el coche. Teníamos 45 minutos por delante.
De puerta a puerta hemos tardado 5 minutos. Triunfazo.
En aparcar hemos tardado 30 minutos. Ya no es tan triunfo. He escogido una guarde de zona populosa, la más populosa al parecer. He aparcado en el Corte Inglés, ahí es nada.
Hemos llegado y visto a algún padre y miles de abuelos dejando a los churumbeles. La Gnomi ha cogido la mochila de Minnie que le trajeron los Reyes en casa de su abuela y se ha ido. Así sin más.
La tia ha enfilado la puerta, segura de sí misma supongo que porque ella eligió su outfit de hoy. Era la más molona de su guarde. Y así, entornando la puerta se ha ido con su seño y nos ha dejado a la Chica y a mí sin mirarnos. Ni adiós nos ha dicho la niña.
Y yo, muy propia (léase de aquellas que lloran en las bodas, se emocionan al salir en la tele, mueven los labios si los niños cantan en una actuación o se le saltan las lágrimas de la risa en programas como Sorpresa, sorpresa), así me he quedado llorando esperando a que pase esta media hora de ausencia gnomera!!!!
En la foto, la Chica y yo tratando de superarlo…