La espontánea farmacéutica

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy jueves toca sección de espontaneidad y traigo a una que no puede faltar jamás de los jamases: la espontánea farmacéutica. ¿Quién no se ha topado con una? En mi caso lo tenía fácil, cerca de mi casa, allí habitaba ella que ansiosa esperaba mi paso con el carro.
Espontánea- ¡Buenos días! (la espontaneidad lejos de restarle simpatía, se la añade y además buena educación y modales para que piques)
Yo- ¡Buenas!
E- ¿Qué tal la niña?
Y- Bien, bien (intento de huída)
E- Oye y ¿qué tal vas con los cólicos? ¿Sigue igual?
Y- sí, bueno sobrevivimos así que bien.
E- lo que tienes es que darle Aerored en gotitas, o manzanilla. Prueba también colimid y si no, colikil (o como se escriba).
Y- si?
E- Claro, y le das biberones especiales de los que tienen un tubito dentro.
-Ah! Vale vale.
Tras volver de la farmacia con una cesta de la compra descubrí que el cólico del lactante no se quita con nada…

Situación dos:
E- Después del saludo y tal. Oye y ¿Qué tal duerme?
Y- pues me da malísimas noches ¿para qué engañarnos?
E- Hija, eso es bastante sencillo. Le das Variargil (o como se escriba)  y ya duerme del tirón.
Y- ¿si?
E- sí y si no, le das melamina, que funciona muy bien.
Después de la visita al pediatra, me recomendó mi médico que no le diera un antihistamínico para dormir a la niña y que la melamina es una hormona que la niña a lo mejor no necesitaba…
Situación 3:
Bla,bla, bla (por favor no me preguntes nada!)
E- Oye y la niña ¿ya come?
Y-Si, bueno, cuando tiene hambre
E- ¿No has pensado en pedir unas gotitas de esas antianoréxicas?
Y- no…no, ya se le pasará. Bueno, adiós me voy que llego tarde. (Y nunca más voy a volver a hacerle caso).

La foto de telefime.com es de la mítica serie “Farmacia de guardia” donde tiene la entrada prohibida la espontánea de hoy…jajaja

La espontánea nutricionista

Compartir
Tuitear
Compartir

Esta espontánea es un clásico, todas nos hemos encontrado alguna vez con ella. Ella es la señora que cuando le das de comer al bebé siempre le asalta una duda y lejos de ser prudente, la comparte para más tarde dar su opinión sobre el asunto en cuestión.
La espontánea nutricionista se pregunta si con el pecho el niño tiene suficiente, te lo dice y luego comenta que seguramente el bebé se haya quedado con hambre aunque haya comido cinco veces en la última hora, de hecho, especialmente si ha sido así.
Esta espontánea te mira dándole el biberón a tu hijo y te comenta que si no es poca cantidad para su edad. Te dice que le espacies las tomas y le pongas más leche para que se crie bien, como sus hijos.
La nutricionista, lejos de tener estudios que avalen su condición de espontánea, cuando ve que das el bibi aún o el pecho te comenta que debes empezar ya con el cuchareo y el pollo y la carne. Ella a sus niños se lo daba pronto.
Esta espontánea además si sabe que le das por la noche 4 cacitos de cereales en el bibi, aconseja dar papilla densa en plato y con cuchara, a ser posible Nestum 5 cereales, pues sus niños se la tomaban cada noche.
Ella también recomienda zumos, para el estreñimiento en bebés de dos meses; saltarse la leche de continuación -como mi madre que la pillé dándole a la Mayor yogures activia 0% materia grasa cuando tenía 4 tiernos meses- y por supuesto que chuperretee jamón, lomo y todo tipo de chacinas Ibéricas que están buenísimas y “los bebés no son tontos”.
A la espontánea nutricionista le dejaba yo a la Mayor, que para comerse un cazo de lentejas hoy la prima de la natacion ha sudado tinta china. JA! Señora espontánea!!!! Váyase a paseo.
La foto es de recetas de rechupete.com.

Espontáneas que controlan la natalidad

Compartir
Tuitear
Compartir

Hace tiempo que dejé mi saga de espontáneas atrás, no por falta de ellas sino de ganas de escribir que a los jueves llego muy cansada, pero estoy por subir en el ránking madresferico y como todas andan ya de vacaciones quiero tener mi momento de dos cifras pir omisión del resto.
Hoy me visita la espontánea que controla el censo de natalidad. ¿Y cuál es ella? Pues está claro, la que te ve con dos y te dice “ni se te ocurra tener otro más”. Entre este tipo se encuentra mi suegra, a quién no afecta ni un ápice que vengan más gnomitos pues suficiente tiene ya con el trabajo suyo y su casa, y otras congéneres.
Esta espontánea, lejos de ayudarte, te mira, le provocas cierto sentimiento aunque tú no te quejes y sólo exclama ¡No busques el niño, que así estás muy bien! Y yo que me quedo planchada y no respondería, acabo diciendo “bueno, bueno ya veremos” y aumento mi familia mentalmente en un gnomito rápidamente.
Sí, no sé cuántos gnomitos más tendré pero sepan ustedes espontáneas del universo, siempre quise tener 10 y bueno, como me parecieron demasiados, bajé a 8 jajaja de momento mr gustaria pensar que de los cuatro no me baja nadie!!! MUAJAJAJAJA
La foto es de cuando salimos el otro dia en Peppa Pig, éramos tantos que tuvimos que ser transportados en un camión jajajaja.

Espontáneas que…te hacen fotos!!

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy voy a hablar de un tipo de espontánea que es para mí desconocida. Con la mayor me encontré con muchas especímenes de las que ya hemos hablado como la que le zampa el chupe o la que no sabe si es niño ese ser vestido de rosa. Pero la espontánea fotógrafa es novedosísima y todo viene de la mano de ese ocuro objeto de deseo.
Además que como yo paseo por el centro para arriba y para abajo me encuentro con muchos guiris de cualquier nacionalidad y afirmo que esta espontaneidad no entiende de sexos ni de procedencia.
Allá voy yo con el Buggypod enganchado al capazo y con la Gnomi mayor, ya sin derrapar, y siempre hay alguien que te para y te dice eso de “uy! yo esto no lo había visto nunca” o “esto es comodísimo” no falla el “¡mírala qué bien va! y el ya típico “¡Mira qué agusto!”. Hasta ahí todo bien porque bueno, tú lo agradeces con una sonrisa y va que chuta. Listo! 🙂
Pero hay grados y grados de espontaneidad y ahora vienen las espontáneasde grado dos. Suelen ser mujeres que son más lanzadas y capaces de abordarte por la calle y ahí te sueltan “niña, ¿Esto qué es? ¿una sillita que se acopla?” o el “parece un sidecar de esos que se le ponían a las motos” (la veo rápida señora)a lo que yo respondo “sí, sí..es una sillita que se pliega y si ella quiere andar la pongo así y tachán! esto vuelve a ser un capazo normal”. Guau!! y hasta aquí entiendo todo bien y además yo soy muy comercial de las cosas que me gustan y siempre hablo con las espontáneas y las convenzo de que esto es lo mejor.
Pero llega el espontáneo de tercer grado. Éste ya no es mujer necesariamente aunque suele ir acompañado de una. Primero te dicen que qué curioso. Segundo intuyen que es un sidecar y tercero…se les antoja!! y como yo debería llevarme una comisión, les informo del nombre y todo lo que pueda decirles y entonces te dicen, “Espera, espera que te voy a hacer una fotografía, que mi hermana está igual que tú” y zas! te hacen una foto al carro, a la niña, al capazo, a mí con mi perfil panzón y por si fuera poco, al nombre Buggypod bien de cerca para que no se les olvide..
Esto… ¿Lo de las fotos es necesario? A mí me incomoda un poco porque mientras uno hace la foto, la otra esta con la cabeza metida en el capazo o intentando que la mayor hable…
:S

Espontáneas que te dicen que le des el chupe

Compartir
Tuitear
Compartir

Esto también pasa con frecuencia. El otro día por ejemplo, iba con las gnomis paseando como cada mañana y llego a la plaza donde me encuentro con los otros niños dispuestas a jugar. La chica desde que nació tiene una especie de sensor para detectar cuando el carrito está detenido y ponerse a llorar. No quiere nada entonces, sólo llorar. Ni comer, ni hechar flato ni nada de nada. Quiere llorar. Así amplía los pulmones. Es entonces cuando se asoma la espontánea que no soporta el llanto del bebé y mete el careto bien cerquita de la criatura, no sé si esperando a que se calle del susto o qué, y claro se escandaliza de que la niña lejos de callarse, berre más aún.
Empiezan a menear el carro. Buscan todas las opciones para que se calle el gnomo de dentro peeero, no, no se calla.
Y empiezan a buscar el chupe. ¿Dónde está el chupe? -Niña -inquiriéndome y bueno apelando a mi juventud y aspecto aniñado..jejeje- ponle el chupe a la criatura. -Qué va señora es que no tengo. – ¿Cómo? Con lo que les consuela. Que ellos chuperretean y les viene muy bien porque les tranquiliza. -Ya, pero es que no quiere el chupe. Ni la mayor lo quiso tampoco. -Pues hija de verdad, con lo útil que es. Yo a mis niños se los ponía siempre y vamos, tan a gusto que se dormían enseguida.
Señora, no me dé envidia!! Mis hijas no tienen chupe porque no quieren, ¡¡ojalá hubiera podido colocárselo y que se callaran, sobre todo por la noche y que durmieran de un tirón!!!

Espontáneas que no entienden el porteo

Compartir
Tuitear
Compartir

Eso del porteo, mis gnomis y yo no nos acaba de quedar muy claro, ya os lo contaré.
Con la mayor tenía una mochila colgona que mi madre usaba conmigo. A mí me ayudaba por lo pesaísima que era, tan intensita ella, o bien, dicho de manera más elegante, porque era alta demanda. Con esa mochila la gente me veía por la calle y ni mú. ¡Todas las espontáneas calladas!
Con la chica en cambio, como ya soy una madre blogger y enterada de la vida, me ha dado por el porteo ergonómico. Esto es no llevar a los niños en mochilas como la antes citada sino en otro modo que respete su tendencia a las piernas flexionadas y su espalda en posición C.
Esto explicado muy por encima y sin entrar en detalles. Os lo explica Marta bien aqui, Elena aqui y las encontraréis aqui o aqui.
Pues Solomillo me prestó un fular fantástico que usé con la Gnomi chica recién nacida. Usaba como abrigo el mío de embarazada y fue una gozada. En este caso la espontánea “rebuscaba” y si me tenía fichada de pasear por ahí me soltaba “¿Tú no habías tenido ya a la niña?” Sí, sí lo llevo aqui “¿Cómo aqui?” sí, en el fular “uy irá agobiada no podrá ni respirar no?” Bueno señora, por llevarlo aqui a ningún bebé le ha pasado nada …
Luego me agencié una bandolera que se ajusta regular pero que no duele la espalda luego. A la primera que coloqué ahí fue a la mayor y me encontré a otra espontánea.
Ella- A ver…¿Que la llevas ahí colgada?
Yo- sí, es que se cansa y ahí va muy bien a la cadera.
E- Eso lo que pasa es que es malísimo, ye destroza y los médicos lo tienen prohibido…
o_O
Y yo pregunto ¿Malísimo para quién? y lo que es más ¿A quién se lo prohiben? ¿A las madres o a los niños?
Con todos mis respetos ¡Será por lo que usted ha porteado señora!

Espontáneas que miran el color de los ojos del bebé

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy deberìa ser mi día de descanso pero como la semana pasada estaba tan agotada de la vorágine gnomera me salté mi jueves de espontáneas.
Hoy toca la espontánea eugenésica. Aquella a quien sólo le gustan los bebés de ojos claros, la que no da cabida a los niños de ojos oscuros en un país latino como éste. Suele ser además de las primeras preguntas que te hacen cuando ven al bebé. Me ha pasado constantemente, tanto con la mayor como con la chica en cualquier lugar:
Espontánea- uy qué niña tan guapa!! a ver de qué color tiene los ojos?? parece que claritos no?
Yo- pues si..pero bueno puede ser de la leche y eso. No se sabe el color todavía, le pueden cambiar aún.
La más mortal ha sido la de hoy cuando me ha visto con las dos.
E- a ver, a ver..qué guapas son las niñas. Hay que ver qué bonitas están y (pregunta por el parto, cómo me las apaño con las dos, que si mi marido ayuda o no…) y tiene los ojos claros la chica no?
Y- Pues si..eso parece.
E- y la mayor?? Anda la mayor también, pues como tú, no?? qué bien!! Tienes dos niñas de ojos claros.
o_O
Obviamente la señora se fue más ancha que pancha y yo pensé, menos mal que no tienen los ojos marrones como el 80% de la población autóctona, porque no las querría nadie por feas verdad señora??

Espontáneas que te dicen uy que niño tan bonito!!

Compartir
Tuitear
Compartir

En esta saga de espontáneas caben numerosos especímenes que a todas nos asaltan, pero con exactitud no sé muy bien qué hacen confundiendo el género del churumbel que dentro del capazo se esconde acurrucadito y mucho menos si van de color rosa. Porque si van a rayas aún puede haber confusión.. Pero dan ganas de soltarle esta parrafada.
“Señora!! Pues no ve usted este carro rosa, con su bolsa rosa, los pendientes del bebé hechos desde que tenía cuatro días de vida y su faldón y jersey rosa??? No lo ve??
Exactamente desde su perspectiva y punto de vista qué le hace pensar que un merengue de fresa y nata en realidad oculta un machote con pendientes desde tan tierna infancia??”
Han sido muchos los casos en que esto me ha pasado, el último hace bien poco, iba por la calle con mis gnomis una en capazo y otra andando y me dice la espontánea: oh! Qué bonita y qué graciosa! Y el bebé que guapo y qué chico! Ea mira qué bien que ya tienes la parejita.
“si señora, la parejita de niñas!!”

Jueves de premio? No! De espontáneas que…

Compartir
Tuitear
Compartir

Este título gigantesco es para romper un poco la dinámica de premios de esta semanita recordando la cantidad de veces que las espontáneas me han inquirido a lo largo de este último mes.
Resulta que con la mayor me pasó ya igual así que ya soy experta y creo que cada día más antipática ¿no? Jejeje.
En la primera maternidad vivía yo a unos 100 metros de un supermercado de musiquita pegadiza y me quedé sin un par de cosas. Así que cogí a mi Gnomita primogénita y me encaminé a hacer la compra. Era mediados de junio y me paseaba con mi cesta y mi carrito de bebé haciendo malabares por el súper cuando me vino una señora directamente al interior del capazo.
Y me preguntó que cuánto tiempo tenía la niña, que no había cumplido las dos semanas por cierto y me soltó algo así como que cada vez sacaban a los niños antes y que la cuarentena ni se respetaba. En ese momento me quedé a cuadros y con ganas de llorar porque nadie iba a comprar el papel higiénico por mí.
Ahora con la chica la situación se repite pero aumentada de nivel. Ella nació un lunes, el miércoles nos vinimos a casa con la bilirrubina alta y el sol como tratamiento.
Así que desde ese jueves aprovechamos cada mañana para asolearnos que dirían en mi pueblo. Claro, que para que en el mes de febrero te de el sol en alguna parte de tu cuerpo serrano de recien nacido sólo puede ser en la carita y en la mollera, porque lo demás va tapadito para no enfriarse.
Iba yo con el tractocarrodoble por la calle cuando una señora me dijo: “uuuyyy qué chiquitito!! ¿Cuánto tiempo tiene?” pues nació el lunes señora así que tres días; “Ay..pobre y ¿ya está en la calle?” si.. Es que (de nuevo se da el momento en que podría darle el pin sin más, pero le doy una explicación) tiene la bilirrubina alta y tiene que tomar el solito. “Pues ponle el gorrito que hace frio” ya..pero tiene que darle bien el sol ” ya hija pero se te va a resfriar” bueno, no pasa nada “si hija ten cuidado que es muy chiquitito” ya, ya ” tápalo, anda”  ¡¡bueno señora pero con la bilirrubina alta me la ingresan mientras que del resfriado ya la curaré yo!!
Lo que sufrimos las madres víctimas de las espontáneas..

Espontáneas que… Te dicen en el súper si te fajas.

Compartir
Tuitear
Compartir

A ver si consigo publicar semanalmente y consigo hacer una sección de ésas con las que te ríes en blogs vecinos.
Con Gnomita chica me está pasando como cuando paseaba con la mayor. Millones de espontáneas que corren apresuradas a ver al niño que hay dentro, generalmente dormido si va en capazo, y o te aconsejan o te cuentan su vida o te preguntan inquisidoras dudas existenciales que en ese momento les surgen.
Asi, ayer de vuelta de una reunión del colectivo de la leche me dispuse a ir a la tintorería y al súper a comprar “dos cosillas”. Obviamente era mentira porque terminé cargándo el carro gemelar hasta las trancas.
El carro es un mamotreto, útil pero mamotreto. Es un préstamo que ya he mostrado en un today, me parece, y como es de préstamo no se le mira el diente y punto!!
A lo que iba que me bifurco, que iba yo con mi tractocarrodoble por el cortinglé y fue entrar en el súper y empezar a ser abordada.
Sra. – Uy! Qué chiquitito! Y la mayor qué mona y qué andares… ¿Cuánto tiempo tiene?
Yo. – Si…tiene un mes.
Sra.- y tú ¿Estás otra vez encinta? ¿Qué esperas ahora?
Yo.- No…no me ha dado tiempo, tiene solo un mes o_O
Sra.- Pues se te ha quedado barriga ¿Pero tú no te fajas hija?
Yo.- No, qué va.
Sra.- Pues yo si me fajaba. (Aqui deberìa haberle dado el pin que se merecía pero zanjé la conversación)
Yo.- Eso son modas. Ahora la moda es no fajarse 🙂

Resultado:
Sra. 0 – 1 Yo. (jijijiji)

A ver si te atreves a preguntarle a alguien si se faja campeona..

Error: el token de acceso no es válido o ha caducado. El feed no se actualizará.
Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Hay un problema con el token de acceso de Instagram que estás usando. Por favor, obten un nuevo token de acceso en la página de ajustes del plugin.
Si continúas teniendo problemas con tu token de acceso, consulta este FAQ para más información.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar