#Enredadosenfamilia2015

Compartir
Tuitear
Compartir

¡Buenas a todos! Ya tenemos fecha y programa para el #enredadosenfamilia2015 el evento de mamás 2.0 que patrocina Hospitales Nisa con talleres benéficos a favor de Autismo Sevilla y que reunieron el año pasado a mucha gente de la blogosfera maternal (y paternal).

Aqui está al fin… Me ha costado dar a luz. Y no será por ganas, no.

Remontémonos al principio de los tiempos. Este año cuando nació mi tercera hijita, decidí que iba a volver a organizar el #enredadosenfamilia pues en su primera edición tuvo mucho éxito y además fue muy gratificante. Un evento benéfico, gratis total, en el que por los talleres solidarios sólo se paga la voluntad y cuyo beneficio va destinado íntegramente a Autismo Sevilla. Todos no, pero muchos sabréis que yo tengo un familiar, un año menor que yo, autista y que a raíz de conocerle, tratarle, observarle y convivir en vacaciones sobre todo, he descubierto lo que es el autismo. Mis hijas, en cambio no; ellas nada más nacer son depositadas en sus brazos, no sin ayuda, y se crea una magia especial: desde entonces se inicia una relación diferente. Una complicidad distinta, una relación única marcada por el asombro, los celos también y la inocencia. A ellas nadie vendrá a explicarles ni a sensibilizarlas sobre el autismo porque van creciendo a su lado. Pero al resto de los mortales ajenos a este mundo nos queda un abismo por aprender. A  mí también, por supuesto, y cuando Enredadosenfamilia se estaba gestando, Rocío, la tesorera de Autismo Sevilla me dijo: “nosotros participamos en todos los actos donde tengamos cabida por la concienciación y sensibilización”. Y así se unieron para siempre Enredadosenfamilia y Autismo Sevilla. Y que no los separe el hombre.

El año pasado, los talleres se llenaron. Funcionan siempre reservando plazas, pues si no, sería ingobernable y pese a esto, hubo lista de espera y gente a la que tristemente no pudimos acomodar. Este año tenemos un programa de nuevo bastante completo así que os pido que nos mandéis un email a enredadosenfamilia@gmail.com para reservar vuestras plazas porque podemos volver a quedarnos sin sitio.

El #Enredadosenfamilia2015 este año ha sido patrocinado por Hospitales Nisa y la sede será precisamente la del Nisa Aljarafe, en Castilleja de la Cuesta, en Plácido González Viagas s/n, en la sexta planta del Hospital y en los jardines exteriores, donde habrá castillo hinchable y varias sorpresas, si el tiempo nos acompaña.

Pero aunque llueva, truene o diluvie, en la última planta tendrán lugar los talleres DIY en los que los padres y los niños de las mamás 2.0, harán manualidades de toda la vida pero con los materiales y técnicas modernas y actuales.

Así pues tendremos taller de galletas, con Esther de Entretartas; habrá un taller de crea tu pulsera, impartido por Cristela de Mi platera. Los peques podrán disfrazarse gracias a las manos mágicas de Izaya, Una mamá en la cocina; habrá una Cuentacuentos especial, Leti de Con babi y a lo loco y un taller DIY sorpresa impartido por Noelia de Made with Lof así como un taller científico gracias a Fátima de Factoría de ilusión.

Por la tarde haremos un taller de scrapbooking con Arte restaura, habrá un taller de centros florales navideños, impartido por Rocío Domínguez, una de nuestras mamás 2.0, un taller pintura Chalk paint de la mano de Isabel de Bohemian and chic. También habrá un taller de carvado de sellos gracias a Reyes, de Sweet, cute and cool. En la sesión de tarde el taller de cuentos viene de Carmen, La gallina Pintadita, y su #hoyleemos, cómo no.
La Fotografía corre por cuenta de Luci, Mami existe y el Vídeo de la cámara de Ángela Moreno estudio.
Todos los talleres cuentan con la participación benéfica de quienes los imparten, que ponen su grano de arena de manera gratuita, ya que lo que se ha invertido es más que nada en materiales y en poner en marcha este ambicioso proyecto, el resto es obra de la generosidad de las personas colaboradoras.
Organizo yo, a través de Andrea FdV comunicación, es la misma @Mamagnomo. que ya conocéis todos pero en versión profesionalizada y organizadora de eventos, en Sevilla con mamás 2.0, al menos de momento, mientras crecen y surgen nuevas oportunidades.
Todos los talleres son gratis, habrá Castillo hinchable y animadoras con globoflexia, disfraces y pintacaras. Y hemos hecho un fila cero con Ticketeamuy a favor de autismo Sevilla para quien no pueda venir o quiera hacerlo desde lejos.
Al ser puente os invito a todos a asistir, venid y divertíos, ¡¡¡¡Enredaos en familia por una buena causa!!!!

Y desde este mismo momento:
Queda abierto el plazo de inscripción. ¡¡Mandad un email no lo olvidéis!!

Yo amo a alguien con autismo

Compartir
Tuitear
Compartir

Este eslogan lo he visto hoy sonre una chapa, “yo amo a alguien con autismo” en una foto en redes sociales, y la verdad es que me puse a pensar y lo primero que me dio como siempre fue antojo más bien, y quise la chapa que lo soportaba.

Después pensé un poquito más allá y me dije “pero si no sólo yo amo a alguien con autismo, mis hijas también” y entonces me vine aqui a escribir un rato.

El autismo, ¿Qué es?

“una enfermedad que hace que no hablen quienes los padecen”. Eso hubiera respondido yo hace 10 años porque la verdad no sabía nada más. Y de hecho el primer contacto que tuve con un autista se produjo hace una década casi y fui yo quien no reaccioné.

Recuerdo que acaba de empezar a salir con mi novio, llevábamos un mes y algo creo yo, y se le ocurrió llevarme a una comida familiar. Él ya me había dicho que su hermano era autista, pero ¿Qué era ser autista?, y cuando llegué saludé, y conocí así, a mi suegro, a mi suegra, ví a mi otro cuñado y… no tenía ni idea de cómo se saludaba a un autista.

¿Se le daba un beso? ¿Se le decía hola? ¿No se hacía nada? yo me paralizo en situaciones así de extrañas en cambio mi cuñado autista se levantó y me dio un besito.

Cuñado 1- Andrea 0

Pues es un trastorno. No es enfermedad, no se cura, y es un abanico tan amplio el del espectro autista, que no es fácil de describir y menos para alguien que no es profesional como yo que lo veo pero no sé más en profundidad.

A medida que pasaban los años fui sabiendo más de esto  del espectro autista. Hay de todo en la viña del Señor, y aqui también. Los hay que leen, que tienen una memoria brutal, los hay dificiles, los hay más dóciles, los hay que hablan, que no hablan y el colmo es que en Sevilla en la asociación Autismo Sevilla los hay trillizos.

Mi cuñado en general está controlado. He tenido que editar pues en 2014 estaba más estable que en 2018.

Fue el primero en trabajar en mi familia política, mucho antes que sus hermanos. Es el ordenado de la casa, el que más deporte hace porque se da unas caminatas diarias de aúpa, es el que mejor dieta lleva, no fuma ni bebe y lleva un horario y una rutina estricta. En definitiva tiene una calidad de vida, en cuanto a salud y hábitos, que ya la quisieran algunos.

Esta calidad de vida sólo se la proporcionan mis suegros quienes cada día se dejan la piel, los sesos y los nervios en dársela y él responde como bien sabe: estando sin tratamiento farmacológico apenas (esto en 2018 ha variado y no está tan bien) y con una respuesta bastante buena en general.

Obviamente esto lo digo yo, que soy su cuñada, mis suegros para empezar no hablarían así públicamente y mucho menos lo describirían como yo pues no es lo mismo sufrir por un hijo que verlo desde la barrera como yo lo hago.

Pero lo que me encanta de verdad es la relación que tienen mis niñas con él. Al nacer la Mayor mis suegros temían una reacción brusca con la recién nacida pero arriesgándome, se la coloqué en brazos.

Lejos de hacer como se esperaba, el tio “Tú” cogió a la niña, la acunó y le dió un besito tierno.

Cuñado 2- Familia 0

Hay que decir que en realidad a medida que pasó el tiempo y la Mayor fue más niña, su tio aparte de no hacerle mucho caso sufrió de celos.

Un señor de casi 30 años tenía celos de una pitufa de 1, pero le robaba la atención de su madre y claro, eso cuesta. Se le pasó por dos cosas: una, no tuvo más remedio que aceptar que de vez en cuando alguien llamaba la atención de su madre y dos, venía otra en camino.

Con las dos en casa, mi cuñado se preocupa de que no se desordenen las cosas (me lo traía yo a casa, la verdad) y de que no se coman su pan. A veces entre tanto grito se retira sutilmente a sus aposentos y allí se queda tranquilamente tumbado en su cama (ojalá pudiera hacerlo yo a veces) pero siempre les da besos y las trata con cariño.

(Con cuatro se estresa un poco más y las visitas han disminuido considerablemente).

Mis hijas, ambas, lo aman y creo que es porque él no les hace el caso que el resto de la familia sí aparte de por los patrones de movimientos y ruidos que repetitivamente a veces hace.

Desde bien pequeñas las dos lo interpelaban, él miraba y callaba, pero ellas seguían. Todos crecen a la vez de una manera especial, él conociendo a las niñas que lo lleva mejor si son mayorcitas -como cualquiera, vamos- y ellas aceptan como normal cualquier gesto que a otro niño le llamaría la atención, porque eso sí: los niños alucinan al verlo por la calle y verlo repetir esos gestos tan característicos propios del TEA (Trastorno del Espectro Autista) pero que sobre todo a la Mayor le parecen tan “gasiosos”.

Con la llegada de la tercera,ya nuestros veranos juntos no fueron posibles porque se ponía demasiado nervioso con tanta niña desastibilizando su rutina.

Ya con cuatro, nuestra convivencia es aún menor, os podéis imaginar.

Pero cuando está de visita en casa o allí en la suya, sigue siendo él, con sus movimientos y ruidos repetitivos y que enseñan a mis hijos que no todos somos iguales y a convivir e integrar.

Gnomi y tio dando paseos de la mano.

En definitiva, yo sí, yo amo a alguien con autismo y mis hijas, y mi marido y mis suegros, y los tíos y los primos y gracias a Dios mucha gente.