Entrevista de El Español ficticia.

Compartir
Tuitear
Compartir

Hay un diario que ahora sigo mucho en tuiter que es Él Español. Me gusta mucho y como ahora estoy de vacaciones, he decidido hacerme el test de las 16 preguntas que acabo de ver que Carmen Raya (@carmenraya) hacía a una actriz y he pensado en responderlas yo como si fuera famosa. 

Esto os resultará raro, pero yo llevo haciéndolo toda mi vida. He copiado desde niña muchas entrevistas y se las he hecho a mi madre o hermana como si de personajes famosos se trataran. Y como no están aquí ahora, las autorespondo. 😂

Demos paso así a mi auto entrevista con las preguntas copiadas. 😂😂😂😂

Entrevista glosada de el español. Yo en la playa así de natural.

Horchata o Granizado de limón.

Nada de eso. Chocolate. Negro a ser posible.

¿Has hecho el amor en la playa?

No. Nunca ni me llama la atención con tanta arena.

La canción del verano de este año para ti es…

Algo que desconozco. Ya no sé cuáles son… 

Bebida favorita de chiringuito.

Caipirinha. Con Cachaça 51 por favor.

¿Has ido alguna vez a una playa nudista?

Sí. Y fue dantesco equivocarme por un lado y ser la única “vestida” y por otro ver jugar a una pareja a las palas en bolas…

El peor sitio para pasar el verano es…

Sevilla City. Con 40 grados se chafan las ideas y él cuerpo. Y la gente se muere.

¿Te has bañado desnudo alguna vez?

No es algo que me guste la verdad y de pensar que sea en el mar me entran los siete males y ya si es de noche me muero. No.

El mejor verano de tu vida fue…

Pues no sé… Creo que los de pequeña bañándome en la piscina sin saber qué día era ni la hora siquiera.

… y el peor.

El de 2008. Casi se acaba él mundo. De hecho se acabó el mundo que habíamos construido en la familia hacía poco tiempo. Y hubo que reconstruirlo.

Si pudieras ser un animal acuático serías…. ¿Por qué?

¡¡Una tortuga!! Desde infantil me llamaban tortuguita porque siempre voy sin prisas, de hecho acabo la última en comer siempre, en hacer los deberes, andando… Me bifurco mucho y procastino y sobre todo hablo jeje. Se me va el Santo al cielo y soy Tardona. Así que sería lenta cual tortuga y me iría cada año a Costa Rica, un espectáculo que se repite cual ritual cada verano. Todas las torutugas llegan a Tortuguero sin falta para él desove. Yo me iría a casa de mis abuelos 😉

El mejor cuerpo con bikini para ti es…

Uno sin barriga. O sea ninguno.

Con quien te gustaría pasar un rato en la playa…

Pues no sé… Con mis amigas y los maridos y nuestras niñas. Que hasta el verano que viene no tenemos ningún varón en la panda y aún pueden jugar a Princesas hawaianas sin excepción 😂😂😂

Un libro para el verano…

Perdón… ¿Un qué? No leo desde que me quedé embarazada… 😒

El kit básico para ir a la playa.

Toalla y un bote de factor 50. 

Ya luego se le puede añadir, cubitos y palas, sombrillas, sillas, neveras, agua, patatas, toallitas, pañales… 

¿os ha gustado? ¿sigo auto entrevistándome? Hay mucho de dónde escoger. ¿Os gustaría de un tema en especial? Besotes de los gnomos para todos. ¡¡Os quiero mucho!!

Vacaciones con niños (y muchos)

Compartir
Tuitear
Compartir

Hay una manera de veranear que a mí me encanta. Desde que era pequeña pero aquí en España ya solíamos pasar las vacaciones de semana Santa, Navidad y parte del verano en el campo con amigos.

Había unos amigos de mi familia, hoy ella sigue siendo la íntima amiga de mi madre, que tenían una finca – y siguen teniéndola, a pesar de que suene a pasado- dónde nos juntábamos el ciento y la madre.

Ellos por aquel entonces tenían una niña, nosotras éramos dos y el resto de amigos tenían más o menos por el estilo. No fue hasta años más tarde cuando se dejaron caer con el tercero o incluso hasta el quinto, pero ése es otro tema.

Aquellos años siendo yo niña, en esas vacaciones en familias los recuerdo con especial cariño. De hecho todos lo hacemos. Aquellos amigos y sus hijos, no nos recuerdan si no es como primos o familia. Supongo que habría desavenencias pero yo no las recuerdo.

Nosotros nos hemos venido este año a la playa. El primer día de no hacer compra porque era domingo, de deshacer maleta, venir en autobús (muy importante esto último… Jaja 😂) y sortear otros impedimentos hicieron que las vacaciones no tuvieran pinta de divertidas.

Al día y medio siguiente llegaron nuestros amigos con sus tres niños y medio, el cuarto llegará en diciembre, y todo cambió. Entramos por todo lo alto en el concepto tenemos seis niños.

La Mayor es la mía de cinco años y medio, le sigue el ahijado de mi marido de casi cinco. Luego mi mediana con tres y medio y la mediana de la otra casa con casi tres. Luego mi Mini con año y medio y la tercera de ellos con casi un año.

Nos intercambiamos pañales, cubos de playa, carritos de bebé donde duermen otros que no son sus dueños y además buscamos más diversión y nos juntamos con más familias amigas.

El primer día hicimos una fiesta de santo de la Mayor y la unimos al cumple del padre. Vinieron más amigos y colgamos el cartel de aforo completo.

Anoche nos fuimos a cenar a casa de otro amigo con otros tres niños de la misma edad que los nuestros. Había así 3 niños de cinco años , 3 de tres y 3 de un año. 

Nos lo pasamos genial y la verdad es que sí, no teníamos silencio, no dejamos de oír algún mamá, papá o un ay. Pero hablamos mucho los mayores.

Hablamos de temas trascendentales. De iglesias protestantes, de familias numerosas y su presencia en la sociedad actual, de la idiosincrasia sevillana, de la situación y el referéndum catalán, de la sociedad de consumo y el ocio como manera de acumular experiencias y de cómo acaba esto último con la familia tradicional y el ritmo de vida conocido de siempre.

Como veis de lo más productiva la cena. Y comimos hamburguesas, y el día anterior pizza además. Y los niños se lo pasaron genial. La verdad es que sin entrar en comparaciones con otro estilo de vida, estar rodeado de niños en un ambiente de amigos está fenomenal.

Por no comentar que íbamos sin coche y el dueño de la casa nos llevaba y nos traía sin problemas de espacio porque todos tenían espacio en los coches de 7 plazas. Es lo bueno de juntarse con familias numerosas.

Estoy dispuesta a repetir este tipo de veraneo cada año. ¡Vivan las familias numerosas! 

¿Quien dijo miedo?

Viaje a la playa en bus

Compartir
Tuitear
Compartir

¡¡Buenas!! De nuevo ando por aquí. Me prodigo poco pero es que la vida de madre me tiene por un lado entretenida y por otro sin nada qué contar porque pienso que no tengo nada de extraordinario.

O tenía, claro. Hoy vengo con algo verdaderamente extraordinario en mí y mi entorno. Nadie que yo conozca me ha Contado nunca que el día en que se iba a la playa con toda la familia, él coche tenía una avería, soluble, pero insegura y que no iba a haber solución hasta después del veraneo. Así que eso me hace pensar que es extraordinaria la aventura de hoy.

Hemos pensado mil cosas, cosas que pasaban por alquilar un coche dos semanas, no venirnos a la playa, pedir favores varios y tal y tal. Pero al final nos hemos decantado por viajar en autobús y por hacer uso de nuestros carnets de familia numerosa.

Dicho y hecho. Hemos salido con menos equipaje que nunca. Esto me ha estresado porque tenía muchos modelitos para las niñas que seguramente se quedarían sin poner, pero que quería traerme. Al final,una maleta ha servido para toda la familia. Era como ir sin equipaje 😂😂😂

Hemos comprado un pinta y colorea de buscando a Dory y nos ha servido para entretenernos. Después de comprar unos colores para que no hubiera peleas.

Y nos hemos venido a la playa en bus. 

Él padre de las criaturas también  venía. Aquí se aprecia su ojo de gafotas 😂😂😂😜 y nos ha parecido él viaje mas placentero de la historia de los viajes a la playa. Sin gritos, peleas, llantos (especialmente porque la Mini venía en mis brazos) y sin conducir 😱🙌👏👏👏

Hemos pintado, dormitado alguna, jugado con mi móvil y visto Masha y el Oso. 

Hemos desarrollado distintos aspectos de la vida de una familia. Pero en un bus. Cosa rara. Ah. Y también he aprendido a dibujar a Dory. Más raro aún. La Mini la coloreó y se echó la siesta. Estaría súper cansada… 😂😂😂

Al final, la moraleja: no hay barrera insuperable. ¿Habeis visto a muchas familias numerosas viajar así de incómodos? Pues no. Porque entre otras cosas, no es incómodo. Está muy bien de hecho. Pero eso sí, él trayecto era de hora y media. Tampoco me fui al quinto pino.

Al final ha sido una aventura para ellas, un viaje relajante para nosotros y una enseñanza nueva: hay alternativas para una familia grandecita si se queda sin coche. Hay que superarse y enfrentarse a nuestras propias barreras, que no pasa nada.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar