Con tres basta…

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy vengo después de casi un mes sin escribir. La verdad es que ha sido un mes anterior súper intenso con dos viajes a Madrid, dos eventos míos y uno ajeno que me han tenido emocionadìsima y muy ocupada a la vez. Cuando acaban los eventos siempre entro en depresión, la llamo el síndrome post evento: quiero seguir trabajando y un con ritmo frenético previo y al no tener nada, me deprimo. Levemente, entendámonos, pero sí.
Ahora estamos de vacaciones, este año las empezamos en junio ya y hasta septiembre así estaremos Dios mediante.
Estoy en un punto de Inflexión y lo noto. He cogido impulso esta primavera con mi trabajo y ahora estoy en modo balsa de aceite; estoy con las niñas, que no es por nada pero están silvestres y no paran de jugar en todo momento a millones de cosas, y yo he hecho mis deberes de cara a septiembre.
Esto me hace pensar que sería un buen momento para plantearme tener otro bebé. Estoy tranquila y nacería en primavera, que es una época ideal. Mis amigas tienen bebés también y hay una que está esperando y esto complica la Feria del año que viene (yo Como siempre, pensando en lo importante 😂). Podría tener otro bebé perfectamente porque va a estar tranquilo el plan.
Pero hay un problema: se me han quitado las ganas. No quiero más post partos, no más lactancias frustradas, no más gorduras, no más caras hinchadas, falta de sueño, dolores físicos, tiroides descompensado y sobre todo, no quiero ser una madre agotada.
De momento me quedo con mis tres niñas, el aborto de enero me pesa todavía, confieso que llevo la eco de ése bebé de 6 cm en la cartera porque no quiero tirarla y de algún modo hasta el 13 de agosto, mi fecha de parto, no cerraré el ciclo.
Y creo que con él, se cerrará todo definitivamente. Ya tengo tres niñas divinas y yo estoy muy bien y no me quiero arriesgar a perder más bebés. He tenido los hijos que Dios me ha mandado pero esto de que me los quite lo llevo regular.
En fin, quizás cambie de opinión, seguramente, en esto no soy muy tajante pero de momento, me retiro. El mes pasado no me quedé embarazada y esto viene a  reforzar mi idea de que forma parte del momento en el que estoy, en uno de cambio.

image
Èsta es la última foto decente embarazada y así será quizás ya para siempre.

Me encanta esta foto que me hizo Paula Atenea, por cierto.

Esto es una idea, pero ya no me veo empezando de nuevo. Os lo confirmaré cuando regale la ropita de bebé que guardo en casa como nueva y cuando quite el Moisés y el capazo.
A la vez que escribo esto me está entrando el gusanillo de quedarme embarazada y eso que cuando empecé hace 15 minutos estaba súper convencida. Bueno, ya veremos, que sea lo que Dios quiera, como siempre.
¿Y vosotras? ¿Cómo os veis? ¿Queréis más?

Pd. Si me tengo que tragar este post enterito y en primavera tengo un bebé no seáis muy duros conmigo 😉

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar