Fisioterapia del Suelo Pélvico

Compartir
Tuitear
Compartir

A ver. Hoy ya casi se cumple una semana desde que fuera al fisioterapeuta del suelo pélvico. Como vistéis en redes seguramente, y si no en otro post anterior, me llegó desde Intimina el Kegelsmart, un entrenador personal para ejercitar los músculos normalmente resentidos tras los partos y tal.

Siguiendo las directrices de mi ginecólogo, fui a la fisioterapeuta y alli empezó toda una aventura en la que ahora me embarco.

situémonos en el contexto adecuado: yo he pasado por tres partos y cinco embarazos, aunque los que no llegaron a término duraron el primer trimestre nada más.

A esto hay que sumarle que mi tercer bebé pesó 4 kilos y que ninguna de las tres niñas ha nacido con menos de 3,200 kilos y que la benjamina me causó una subluxación de coxis que provoca una tensión en la zona lumbar de pánico. Esto sumado, da como resultado mínimo un suelo pélvico flojete.

A todo esto he visto cómo mujeres de entre 50 y 60 años allegadas a mí han pasado por quirófano o lo harán próximamente por cistocele, rectocele e incontinencias varias. Una de ellas de hecho se va a someter a una operación conjunta: urólogo y coloproctólogo a la vez para arreglarle el maltrecho suelo.

Esto me alertó e hizo que lo comentara con mi médico y diera con la fisioterapeuta la semana pasada.

Me hizo una valoración completa y me dio como resultado un disgnóstico inesperado: tengo una contractura en las bandas musculares internas. Vamos que no tengo el tema para farolillos. 

Os imagináis mi cara. Contractura interna ahí… y a todo esto sin sintomatología aparejada, vamos que no me he dado cuenta porque gracias a Dios no tengo incontinencia de nada ni dolores ni molestias siquiera en ningún momento.

La fisioterapeuta me pareció genial, me desaconsejó por completo el Kegelsmart, al menos hasta que no tenga el tono muscular adecuado: es como hacer halterofilia sin haber cogido unas pesas en tu vida. 

Así que de momento, hago ejercicios acostada, cosa difícil eso de sacar 5 minutos dos veces al día para acostarme, pues si los saco lo que quiero es dormirme y no ponerme a hacer deporte de madre y más difícil es sacarlos con intimidad jajaja… en fin risas aparte, ahora mismo tengo que hacer las tablas que me dio la fisio, teniendo en cuenta que es más importante el descanso que la contracción propia de Kegel (sí, ésa que es parecida al movimiento de cortar el pis) y que en un mes estaré ya preparada para ponerme en forma totalmente. Debo hacerlas en postura ginecológica como en el dibu de abajo.

image

Mientras tanto me ha desaconsejado hacer abdominales, correr, saltar y otros deportes de impacto que como no practico, me dan igual.

El viernes vuelvo a ir de nuevo y a ver qué me dice. Sólo me queda añadir que para la subluxación de coxis hay masajes que relajan, pero que inevitablemente hay que acceder al coxis de manera interna. No causa ni molestias  advierto y merece mucho la pena.

La única pega que le veo yo es que yo que elijo medico hombre para mis embarazos y partos así como prefiero matrón que me atienda en esos momentos, en esta rama se agradece que sea una mujer quien te vea, la verdad.

El alta post aborto.

Compartir
Tuitear
Compartir

El martes pasado fui a la cita que tenía pendiente desde hace un par de semanas antes, pues tuve una visita inesperada que evitó que pudiese acudir a la consulta ginecológica después del último aborto.
La revisión fue normal completamente, eco bien, período de vuelta a la normalidad y en general me encuentro muy bien. De cara a futuros embarazos ya puedo intentarlo de nuevo, pero el médico me dijo que podía empezar un estudio de coagulación  a pesar de que no estaría indicado en mi caso, ya que he tenido dos y no cinco abortos alternos, como estaría indicado en puridad.
No sé qué haré con respecto a esto pues en cierto modo me apetece saber si hay algún aspecto que cause mis pérdidas gestacionales aunque tampoco serviría de nada si el problema fuera de índole cromosómica, puesto que eso no tendría más remedio que el que la naturaleza propiamente marcara.
De momento tengo pendiente una analítica, totalmente básica, hemograma y tiroides, que se mantiene subclínico pero que normalmente no suele dar más problemas si no es en los períodos gestacionales y postparto. Una eco de mama para comprobar que todo va y sigue bien (últimamente conozco varios casos cercanos de cáncer arrasadores por eso desde aqui recuerdo la eco y la autoexploración) y ya sé que para el próximo embarazo en caso de que volviéramos a buscarlo, la aspirina y la progesterona no me la quita nadie y la visita a la sexta semana y no a la octava como es normal en los embarazos sin complicaciones.
Al menos me libré del resultado negativo del análisis patológico de la materia retirada en el legrado de enero.
Intentarlo, no sé si volveré a intentarlo, supongo que sí, pero todo dependerá de cómo me vaya en ese proyecto profesional en que tanta ilusión tengo y del tiempo que me ocupe y de las ganas locas que siga teniendo de tener un niño al fin, aunque todas sepamos que tendré otra niña… jajaja.
Por lo pronto mañana tengo para un nuevo post pues voy al fisioterapeuta del suelo pélvico y le enseñaré el nuevo entrenador, el Kegelsmart a ver qué le parece y qué me manda. Toda una aventura. Os sigo contando!!!

image

Ejercitador y ginecoestetica. El deporte materno.

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy vengo con una entrada poco común al menos en este mi blog pero tiene mucho que ver con las campañas que veo en redes sociales concienciando en internet sobre el postparto.
Os cuento. El otro día fui a la presentación de la Clínica Londres en Eduardo Dato en Sevilla. Una clínica de medicina y cirugía estética en la que me tomé un Donete y me salté la dieta post embarazo frustrado.

image

La verdad es que las madres de a pie o dejadas como yo no pintamos mucho allí pero encontré mi lugar pronto. No estaba entre los aumentos de pecho (no por Dior) ni en la inyección de botox ni ácido hialurónico sino en los tratamientos de recuperación de la musculatura pélvica perdida tras el parto.
Sí  señoras. Han leído bien. Las clínicas de cirugía estética trabajan la ginecoestética, entre cuyos parabienes más allá de los innumerables servicios de embellecimiento, está el del uso de láser para recuperar una zona complicada de ejercitar pero ávida de flexibilidad: el músculo pubocogicceo y todo el suelo pélvico cuya misión es la de sujetar los órganos internos.
Dejo abierta la ventana a seguir informando desde un punto de vista más profesional.
De otro lado para las jóvenes madres, el suelo pélvico con la edad se debilita además, hay ejercitadores caseros
Ejercitadores como las pesas o las bolas que caen por la fuerza de la gravedad y la misión que tienen es que el cuerpo reaccione y evite su caída al vacío.
Las he visto en la farmacia, el Corte Inglés y tal y jamás me he hecho con alguna. No estoy yo para probar estas tecnologías. No me gusta. La verdad.
Como sigo incansable mirando cosas, oyendo al ginecólogo que se enfada conmigo y me manda a una fisioterapeuta específica y yo hago oídos sordos, he pensado que lo mismo no soy la única, mirad: mi

image
El ejercitador

Resulta un poco agresivo y más como de sexshop. Pues nada más lejos de la realidad.

image

No sé si os interesa el tema. Yo pasaba bastante hasta que he empezado a ver y preguntar a las amigas de mi madre, a otras abuelas jóvenes y a otras amigas madres. Y… Jeje… todas necesitamos gimnasia al parecer. TODAS.
No por hoy, ni por mañana sino por cuando seamos mayores.
Aparte de que si somos madres con 30 y cuesta recuperar el tono muscular cabe añadir que MEJORA EL SEXO POST HIJOS (período que dura ad eternum pues ya no se vuelve al estado anterior sin esfuerzo ni terapia)
o

image

Yo lo voy a probar.
El próximo 14 de marzo es el día de mi aniversario de bodas y el de la incontinencia urinaria también y pienso recordarlo por lo primero y no por lo segundo, la verdad.
Os dejo con un poco de información del producto por si os interesa leer y acercaros al maravilloso mundo del “tengo un suelo pélvico sano y sé ejercitarlo”, no tengo escapes y disfruto plenamente de todo (incluso del running que es malísimo para este tema y parece que nadie lo dice).
KegelSmart de Intimina es un pequeño dispositivo que permite a todas las mujeres realizar los ejercicios de Kegel -apretar y aflojar los músculos de diferentes formas- de una manera periódica y eficaz. Este innovador aparato asegura la correcta práctica de la rutina de Kegel, ya que actúa como un entrenador personal, a través de un programa de ejercicios completamente adaptados a las necesidades personales.
Cada vez que se usa, los sensores táctiles exclusivos del KegelSmart registran la fuerza de los músculos del suelo pélvico, seleccionando automáticamente el nivel de ejercicio adecuado para cada entrenamiento. Simplemente se deben contraer los músculos cuando el dispositivo vibra y relajarlos cuando deja de vibrar.
¿Os animáis? ¿Os atreveríais? A mí me ha convencido del todo. Ya os contaré qué tal cuando lo tenga.
Besos!

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar