El día que cambié trabajo por hijas

Compartir
Tuitear
Compartir

Estoy en crisis. Y como lo estoy acudo aquí. No busco reconocimiento, ni alabanzas, ni siquiera que alguien me comprenda, sólo necesito soltar lo que siento.
Ya he dicho muchas veces en este blog que tengo un problema recurrente: el trabajo.
Antes de casarme, trabajaba como periodista -dichosa licenciatura ésa que casi me cuesta un disgusto porque se me atravesó a base de bien- y era medianamente feliz. Trabajaba en una agencia de noticias, no sólo en redacción de teletipos sino también como redactora de televisión. Eso molaba. Y me gustaba.
Poco me duró la dicha pues como trabajadora la crisis se llevó mi puesto por delante y bye, bye.
Han pasado 6 años desde eso. Seis años y tres niñas. Me he buscado la vida como community manager, llevando redes ajenas. Me ha encantado eso. Mal pagado, siendo freelance pero con mis clientes, a quienes he visitado, con quienes he tratado personalmente y a quienes debo mucho de lo que soy.
Y he aprendido a trabajar desde casa pero he ganado bastante poco dinero. (¿Sabéis que odio el dinero? Saca lo peor de cada uno, tanto por exceso como por defecto).
Hoy me ha surgido una posibilidad de empleo. Un trabajo perfecto para una soltera sin hijos. En la entrevista dije abiertamente “mi yo trabajadora te dice que cojo el trabajo ya. Mi yo como madre, no”.
¡Me he puesto tan contenta! Pero luego he visto el horario. El corazón me decía lo contrario de la cabeza.
¿Trabajar con horario flexible de 12-17 y de 20-24? Es el antihorario de madre. Pienso en llegar a casa a las 00:30 cansada y en levantarme a las 7 con las niñas, llevarlas al cole, dejar a mi bebé en la guarde hasta las 17 como a sus hermanas y en no estar con mi marido nada. Y no.
No seré feliz. No estaré bien. Seré menos rica económicamente hablando pero estaré tranquila. No quiero faltar de mi casa. ¿Cuánto cuesta sacarme de mi casa? De mis niñas, sus rutinas, sus duchas, sus cenas, sus peleas y gritos, sus llantos… Sus besos, sus te quiero y sus abrazos.
Yo lo siento. Pero prefiero trabajar desde casa. En lo mío. Visitando clientes, ganando algo mínimo, pero la infancia no vuelve y yo no me pierdo un minuto de las suyas a menos que dependa de mí sacarlas adelante. Mientras tanto, seguiré aquí, acompañándolas en su día a día, aunque no vuelva al mundo laboral.
Maternidad 1- vida laboral 0

image
No creo que me pueda apartar mucho tiempo de ellas, ¡no puedo!

La eco 4D

Compartir
Tuitear
Compartir

Este es un post para embarazadas. O para nostálgicas como yo jejeje. Yo en mi vida si hay algo que tengo claro es que nací para ser madre. Un par de años casada y sin niños casi acaba con mi paciencia y eso que ahora se lleva el estar un tiempo de recién casados y ya luego tener descendencia, pero no era mi caso.
Una de las mejores cosas que experimenté en el embarazo, en el de las dos mayores, que en el de la tercera no me la hice, fue la eco 4D.
Escuchar los primeros latidos del corazón del bebé es emocionante y la primera ecografía,una pasada con ese corazón latiendo a tope; las nuevas tecnologías nos ofrecen experiencias con una gran carga emotiva y ¡¡menos mal!!
Yo al ver a mis niñas chuparse los deditos, sacar la lengua o mover los pies en mi barriga me sentía totalmente desbordada por la emoción.
Y, aqui viene lo bueno, a pesar de que son caras las madres hacemos mucho por poder ver esas imágenes casi milagrosas. Por este motivo Velastisa (Isdin), que sabe lo importante que es para la futura mamá conocer todo lo relacionado con sus hijos, regala una Eco 4D para que puedas conocer al bebé.
Desde el 1 de junio y hasta el 31 de julio, por la compra de una unidad de Velastisa Antiestrías Potenciador de elasticidad, se puede conseguir diariamente una Eco 4D. Yo probaría por si acaso.
Es muy sencillo: en cada caja se encontrará un código que deberá introducirse en la página
www.disfrutatuembarazo.com/tueco4dconvelastisa.
Cada día habrá un momento ganador, que consiste en una hora y minuto concretos del día, que se genera mediante una aplicación informática. Si la hora de envío del código es la más cercana, ganará automáticamente la Eco 4D.
Parece bastante fácil. Sólo hay que ir a por el producto y ¡Jugar! Yo tengo este producto en casa aguardando al próximo miembro de la familia. Como es de Isdin, que me merece toda la confianza y os lo recomiendo.

image
Gama Elastisa de Isdin

Frente a lo que se pueda esperar, ¡¡Éste no es un post patrocinado!! Pero quería compartir con vosotras la oportunidad por si acaso.
La foto es mía porque me enviaron esta gama hace meses. Hay de todo, lubricante, para el pecho, antiestrías…
Yo soy muy fan de Isdin. Ya el año pasado probé los protectores solares y no hay color. Os animo a probar y a participar en lo de la eco. Suerte!!!

Alergia a la proteína de la vaca 2

Compartir
Tuitear
Compartir

Aquí en el blog habréis leído ya alguna entrada sobre esto: alergia a la leche de la vaca.
De mis tres niñas, dos son alérgicas, bueno ya sólo una, la otra superó su alergia y ya come de todo pero la Mini está en pleno proceso.
Todo empezó como siempre, te conviertes en madre, intentas hacer lo mejor y no te vale que sea la tercera hija para que te salga bien.
Pues bien, la tercera estuvo ingresada con bilirrubina alta y le pusieron tratamiento de fototerapia. Ante la situación, que ya contaré en otro post, decidí no continuar con la lactancia materna para evitar que los biberones que le daban en la Uci la sensibilizaran y le provocaran la temida alergia.
Mi segunda hija fue APLV y supuso cortar de manera radical la lactancia que tan felices nos hacía e introducir una serie de leches hidrolizadas y elementales.
La sintomatología que presentaba esta vez mi bebé fue igual que la de su hermana en su día, sólo que 20 días antes que ella, osea, a los 10 días de vida.
Cuando le cambié el pañal vi, sin sorpresa esta vez aunque con gran desasosiego, que había hilachos de sangre en la caca.
Es de lo más feo que se puede esperar uno en un pañal de un recién nacido.
Como ya sabía a qué era debido -esto sólo aparece como consecuencia de unas diarreas severas, fisuras o de por padecer alergia a la leche – la llevé al pediatra e hicimos una prueba casera pues debido a la temprana edad de la niña podría dar falsos negativos una hipotética analítica de sangre.
La niña mejoró algo con una leche hidrolizada y volvió a empeorar al reintroducirle la leche en polvo normal.
Blanco y en botella. A eso tiene alergia la pequeña de la casa taatópica
Hemos probado varias leches hidrolizadas y ninguna le ha ido bien. La niña tiene muchos gases, piel atópica y la caca líquida siempre, vamos que no la retiene el pañal. Como su hermana dio positivo a la proteína llamada alfalactoalbúmina, puede ser que ella repita el cuadro con mucha probabilidad.
De momento tenemos en prueba una leche de arroz, a ver si le viene mejor que la anterior leche que tenía proteínas hidrolizadas pero no tanto como ella necesitaba. Si no le viene bien pasaremos al siguiente nivel, con leche Neocate, que en vez de proteínas tiene aminoácidos (y huele peor que las demás que ya es decir).
De momento estamos contentas con la de arroz y huele mucho mejor. Espero que hayamos dado con la tecla y en 5 meses toca analítica y pricks en piel.

image
De la Damira a la Blemil de arroz

Lo peor es que cada vez hay más niños alérgicos y las mías lo traen de fábrica, pues con 10 días no le dio tiempo a probar nada que no fuera leche materna o de vaca. En fin…

Vigila bebé con Moltó

Compartir
Tuitear
Compartir

Ésta es una entrada que debía desde hace tiempo. Antes de que naciera la Mini de la casa, que va a necesitar otro nombre a la de ya porque es de todo menos mini, recibí un paquete muy simpático.
Moltó, empresa conocida por todos dedicada a los juguetes pero también a otros artículos para niños, me mandó un vigila bebés: mi primer vigila bebés mejor dicho.
Siendo sincera nunca había necesitado ninguno porque siempre tengo a mi bebé -la que sea- al lado.
Lo probé por primera vez cuando la niña se quedaba en el cuarto como prolongando la noche y yo aprovechaba para desayunar. Así no me la llevaba conmigo y podía oírla si se despertaba. Mi gordita es una bendita y la pobre sólo llora para comer y de recién nacida era así casi desde el principio.
Total que la dejaba durmiendo y yo vivía la vida loca desayunando y duchándome en el mejor de los casos.

image
Mofletitos y boquita Ñam

Y así me la encontraba mientras yo disfrutaba de unos minutos para mí. ¿No os da nada de ver esos mofletones y esa boquita de piñón? Yo me los comería. Ñam.
El aparato es táctil y muy intuitivo, vamos que se maneja en dos segundos. La cámara se conecta -aunque se le puede comprar aparte una batería- y el visor si trae la batería y se carga y te lo llevas a la cocina para hacer un gazpacho, por ejemplo, y te encuentras esto de repente: r

image
Visor Molto bebé llorando

En resumen que sirve para dejar de hacer la comida, de ducharte, de desayunar…
Te llevas el cacharro contigo y te enteras de todo mientras el bebé duerme plácidamente.
La cámara es así: ma

image
Y es muy sensible al ruido

Y si eres una Gansa como yo, te haces hasta selfies para que veáis cómo de buena es: b

image
La próxima vez, cierro el armario

Al final es un buen invento pero tiene sentido si el bebé es bueno y duerme. Si tienes un alta demanda como la Mayor de las mías, ¡ojalá hubiera podido usarlo! Dónde de verdad le he sacado partido ha sido en la playa. Allí la terraza se usa mucho más y la peque se queda durmiendo en el cuarto mientras las otras dos juegan a cualquier cosa sin despertarla.
¿Vosotras teníais de esto? ¿Os gusta?
Espero vuestras respuestas mientras preparo otro post, quizás me dé por volver a escribir 😉

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar