Como hacer que el bebe gire #semana35

Compartir
Tuitear
Compartir

“Te va a dar para 2 ó 3 posts, e incluso podrás abrir un canal en Youtube” estas eran las palabras del padre Gnomo ayer cuando el resultado de la ecografía era más que evidente: la pequeña gnomi está haciendo una sentada en mi útero y la jodía no piensa darse la vuelta de momento.
El domingo tuve contracciones y me dije: voilà! Se ha girado y seguro que ¡¡está ya en cefalica!!! Y aplaudí para mis adentros e incluso lo publiqué en tuiter pero, no. Un dolor o varios cada 5 minutos y de riñones, eso fue todo.
Después de haberme hecho la moxibustión varias veces y tenido que aguantar las risas generales por esa foto de mi archiconocido penepie y de haber inspirado a las mentes más perversas de las mamás 2.0, resulta que todo ha quedado en aguas de borrajas y que aquí no ha pasado nada.
Eso sí, he recibido todo tipo se sugerencias para hacer que la niña se de la vuelta. Esto es lo que tenéis que hacer sí os veis en mi situación:
1.- andar a gatas. Sugiero ponerse una mopa en las rodillas y manos e incluso en la barriga sí toca el suelo como la mía y andar a gatas allá por donde se quiera y así se limpia también. Hacer hincapié en los pasillos que lucen mucho y en hall de entrada.
2.- hacer el ejercicio del gato de lomo erizado. Una vez que se esté a gatas se pueden hacer varios ejercicios, como esta postura del gato de lomo erizado. Servir no sé sí servirá, pero ni Isidoro será tan guay. La gata más caña de España, preñada, claro, eso seréis.
3.- una vez que se hayan hecho estos ejercicios lo mejor es seguir en racha e intentar la inversión poner las rodillas en un sofá y los antebrazos completos en el suelo apoyando desde el codo hasta las manos. Si existe el tetasutra, esto es el preñisutra. Debo confesar haberlo hecho ante la mirada atónita de mi marido quien me dijo “que sepas que no pienso ser cómplice de esto” y “ten cuidado con mi hija”. Normal. Casi no me levanto. Y sólo una tortuga panza arriba podrá comprender cómo me sentía sí se pudieran preñar, porque yo era una de ésas y además con bombo.
4.- he leído cosas increíbles como hacer el pino o poner la espalda en la pared con los pies hacia arriba y dejar la cabeza apoyada en la cama para aquellas que no tengamos los brazos tan fuertes y aguantar así un buen rato, al menos 15 minutos. Sin olvidar comer unos dulces antes para que el bebé se mueva y se estimule. Y morir de ardores ya de paso…
5.- Nadar. Al parecer la mejor de las soluciones y la menos rara es nadar en el agua y volver a sentirte ágil y flotable y hacer piruetas subacuáticas como la voltereta o en pino de nuevo sin dejar de coger mucho aire ni que nos entre agua por nuestras amplias narices. Yo en enero tengo como costumbre y casi por religión no bañarme en aguas que no sean del Caribe o Pacífico. Tengo esa manía. Cosas mías.
6.- los masajes en la barriga. Hay una cosa muy sencilla en estos lares de internautas que se llama el Belly mapping. Es algo tan sencillo como ubicar al bebé en tu tripa y una vez localizadas las patadas y el bulto más largo que es el que corresponde a la espalda intentar girar suavemente al bebé con pequeños toques. Yo no lo hice: confundí claramente la cabeza con el culo de la niña y las patadas en realidad eran manotazos. Así fue como concluí que mi hija se había dado la vuelta. No hizo falta que me hiciera una versión cefalica externa yo sola en mi cama. Gracias a Dior.
6.- Moxibustión. No sé cómo hay adolescentes, entre ellos servidora, que fumaban en el baño y pensaban que nadie se daría nunca cuenta de sus devaneos con los malos humos. Yo me he encerrado en el baño a quemar un puro de artemisa cerca del dedo meñique de mis pies y:
*he salido apestando a fumadero de hierbas medicinales.
*ha apestado también cualquier material textil que hubiera en el baño.
*opté por hacerlo desvestida para no apestar tanto a artemisa ahumada y sacar todas las toallas y dejar la ventana bien abierta.
*casi pillo una pulmonía por hacer estas cosas en pelotas en el mes de enero.
*el peor de los efectos ha sido casi quemarme los meñiques de ambos pies para estimular mejor el dichoso punto que iba a hacer que la niña diera vueltas sin parar en mi confortable útero (del que recordemos ninguna quiere salir antes de la semana 41 y pico)
7.- hay más trucos pero ya está bastante completo el post. Siempre queda hablar con el bebé y conectar internamente y decirle “o te das la vuelta o te enteras pequeña criatura” todo de manera amable y dulce para que el feto sentado obedezca a su madre y se inspire.
Queridos lectores, después de haber hecho la mayoría de cagadas aquí mencionadas y haber hablado con mucha gente a la que les ha funcionado hacer el pino con un bombo enorme, ponerse bocabajo con unos ardores que ni tras comer chili con tequila y luego unas lentejas con chorizo, intentar dejar la crisma en el suelo por no poder bajar las piernas del sofá, hacer las camas a gatas haciendo especia hincapié en los laterales que están al lado de la pared y erizando el lomo entonces, por no hablar de haber estado a punto de chamuscar mis deditos más pequeñitos de los pies, me atrevo a decir que:
* No sé ubicar a mi hija dentro de mi cuerpo ni conecto un ápice con ella.
* He estado a punto de vomitar con cada nuevo experimento.
* Cada una de estas recomendaciones anteriores: NO SIRVE PARA NADA. Salvo para presumir de equilibrista y de haber limpiado tu casa con las manos y rodillas.
* y por último: no tengo futuro como matrona intentando saber cómo está colocado el bebé.
Así que aquí concluyo mi periplo de cosas estúpidas para evitarme una cesárea. En 10 días el médico me ve y me cita para una versión cefalica externa, de las de verdad, de las que se hacen en quirófano y no en la cama de tu cuarto y sí no funciona, programamos cesárea. Alea jacta est.
El piruetear se va a acabar.

(null)
Sí mi hija sale así, que sepáis que todo es culpa mía por haberle dado tan mala vida uterina. La gnomi sentada lo mismo me pide un puro al nacer.

Bebé de nalgas: la moxibustión

Compartir
Tuitear
Compartir

Buenas!! Hoy escribo un post cargado de contenido puesto que yo no suelo escribir por dar vidilla al blog sino porque hay cosas qué contar y sobre todo porque me apetece.
Bien, dicho esto, os comento: estoy de casi 34 semanas de embarazo prácticamente, en la semana 31 mi niña pesaba ya casi 2 kilos, casi igual que mi hija mayor y a día 29 de diciembre estaba de nalgas, tan ancha en mi útero.
Sé que hay blogueras ultraentendidas, que han conseguido explicar las diferentes posturas en las que se encuentran los fetos y los nombres que de éstas, pero yo no tengo ni idea.
Sólo sé que los bebés o están de nalgas, en cefálica o atravesados y entiéndase por atravesados, eso, atravesados.
Ya en 2012 mi hija Chica tardó lo suyo en ponerse de cabeza y llegamos a las 28 semanas. Al ir a la eco esa vez el médico me dijo que se había girado al fin y que no estaba poniendo peso. Así que cambiamos el miedo porque no se colocaba por el miedo a que no se alimentaba. Todo pasó y fuimos muy felices en un pijiparto de 5 horas en el que nació una niña de peso inferior al de su hermana, pero completamente normal y sana.
Por otro lado de mis colegas de maternidad, Silvia la mamá corchea nos contaba cómo su hija estaba de nalgas y ella buscaba una alternativa a una cesárea. Ahí fue cuando oí por primera vez hablar de la moxibustión.
Al parecer es una técnica antigua que consiste en aplicar el calor y el humo de una moxa (puro) de artemisa creo recordar. Se acerca al punto homeopático determinado y comienza a activarse la energía y a canalizarse tal y como sucede con la acupuntura por ejemplo.
Yo conozco desde que tengo uso de razón a Angustias, amiga de mi madre de toda la vida y médico aunque también se dedica a la medicina holística, aunque yo la he visto siempre aplicándole a mi madre terapias para paliar el dolor de espalda o el causado por los cólicos nefríticos que suele padecer ella, bien con acupuntura o con globulitos.
Yo aunque he sido testigo de esto, y he oído que le funcionaba este tipo de terapias, nunca me he puesto en manos de ella como terapeuta ni como homeópata aunque -toco madera- nunca he tenido una dolencia más allá del dolor menstrual.
Una vez contada mi vida, el otro día me puse a charlar con mi madre vía Skype y me recordó que Angustias le había aplicado la moxibustión para uno de sus cólicos y que le había servido mucho.
Rauda y veloz, llamé a Angustias, me acogió hoy en su consulta y aparte de una gigantocharla me tomó las manos y empezó a testear si el bebé seguía de nalgas, puesto que yo decidí ayer que se había dado la vuelta porque se movió mucho por la mañana y mi barriga sentía que se había desencajado de la pelvis.
Eso de testear yo no sabía muy bien qué era, de hecho parece como un poco brujería, pero como queridas lectoras mías, mi madre lee la mano y a mí me han echado las cartas más de una vez, pues esto de las energías y del campo kinésico me lo creo. Aparte de que la persona que me aplica la terapia es amiga de mi familia y médico de urgencias con una dilata experiencia profesional.
Pues Angustias cogió mis manos y me las movió una serie de veces y ante mi relajación y confianza, mi propio cuerpo le dio la respuesta. No me preguntéis cómo, yo le hice la cuestión, y al parecer se entra en el ámbito de la kinesia, en el de la cuántica, el cerebro donde confluyen las energías corporales se desequilibra en caso de que algo no se presente bien y fue dentro de mí, donde mi bebé se aloja, donde no acababan de sintonizar bien las energías y necesitaban la aplicación de una ayuda para resintonizarlas bien. Esto explicado muy a lo cafre, sin usar términos específicos ni nada.
Una vez testeado mi cuerpo, y visto que seguía de nalgas la nueva gnomi, procedimos a la aplicación del calor y el humo de la moxa.
IMG_1742.JPG
Aqui tenéis una imagen de cómo es. El punto se encuentra debajo de la uña del dedo meñique de cada pie, en el lateral, y se acerca la moxa y se aplica calor durante 5 minutos en cada lado más o menos.
Según me dijo Angustias, los bebés giran sobre sí mismos alrededor del cordón umbilical y que simplemente hay bebés que se enredan o no terminan de girar y de colocarse bien y hay que estimularlos energéticamente para que sigan con su movimiento.
Yo he de aplicarme el calor de la moxa estos 11 días hasta que vaya a la nueva ecografía y me digan qué tal va. Si la niña sigue sin girarse, pasaremos a aplicar homeopatía o agujas en caso de que fuera necesario. Angustias también aplica imanes y otras terapias naturales y estoy dispuesta a probarlas todas!!
Aún así el médico me dará cita para hacerme una versión cefálica externa en esa fecha antes de ponerme una tope con la cesárea.
Quiero que quede claro que no dudo de la cesárea como opción viable y positiva para un nacimiento, es que vivo en una casa con 3 tramos de escaleras y tengo dos niñas y una madre en Costa Rica. Así que bañar a las niñas o salir a dar un paseo, se complicaría enormemente por lo que recurriré a cualquier solución que sea viable y confiable. A ver qué pasa!!

Gnomo Navidad y feliz 2015!!

Compartir
Tuitear
Compartir

Hay una imagen que define nuestras Navidades. Con ella podría decir todo sin usar una palabra y sabriáis cómo lo hemos pasado este diciembre y principio de enero.
IMG_1651.JPG

La emoción de la mañana de Reyes que más que nunca este año estuvo plagada de gritos y caras de sorpresa, porque el año pasado la Chica no era consciente de nada pero éste, ella ha sido la peor de las dos en cuanto a disfrute y sorpresa. Aunque la Mayor también se dejó llevar y no pudo evitar volverse loca de alegría.
IMG_1674.JPG

Las dos habían ido ya a dejar sus cartas al Paje Real, que en redes sociales fue comentado ya el buen parecer del mozo. Cosas de la vida, yo lo vi en serio como paje del Rey Baltasar y nunca me fijé en sus rasgos pero al parecer levanta pasiones…
IMG_1633.JPG

Supongo que no me fijé debido a las múltiples tareas que tenía pendientes, como el envolver el regalo de mi cuñado Pablo, decidme que no, pero me quedó fenomenal. Usé un videotutorial y hubiera hecho así con todos los regalos si la noche de Reyes mis hijas hubieran dormido como siempre y no totalmente excitadas.
IMG_1638.JPG

La culpa la tuvieron estos beduinos!! entre otros, claro está.
IMG_1628.JPG

Pero claro, si luego nos dejan estas cosas en la mañana del 6 de enero, no se les puede echar la culpa de nada.
IMG_1652.JPG

Así que estas pastoras, tan bien ataviadas ellas, que recogían piñas y bayas para ponerlas en el Portal de Belén,
IMG_1503.JPG

se han hinchado a hacer washitape, como con nuestro original árbolito de Navidad, de lo más limpio y entretenido por cierto.
IMG_1481.JPG

Este año, creo que terminan las vacaciones más cansadas de lo que las comenzaron y han sido sumamente felices. Han disfrutado, alucinado, jugado, pasado bien y no han faltado espectáculos como un Cantajuegos low cost en el centro de 2 eurillos que estuvo muy apañado, visitas numerosas a ver juguetes para nuestra carta e incluso nos pintamos la cara el día que el paje real vino al mercado de nuestro barrio y llamamos a la Bola, nuestra íntima amiga, y a su hermanito pintado de Spiderman.
Ahora no nos queda más que desearos feliz 2015!!!!!
IMG_1680.JPG