Al rico tiramisú

Compartir
Tuitear
Compartir
La receta preferida de la madre Gnomo

El tiramisú fácil

Esta receta está sacada del libro de la Thermomix y se puede hacer con ésta u otro robot de cocina que bata con las clásicas varillas.
Ingredientes:
5 huevos 
50 grs de azúcar
500 grs de queso Mascarpone o Philadelphia
un toque de vainilla, caramelo en este caso
Chocolate en polvo o rallado
Bizcochos, los típicos dedos de señora, le dan un gusto ideal
Café
Brandy
Se preparan los ingredientes de la crema. El azúcar, las 5 yemas, los 500 grs de queso, el azúcar y el caramelo. Se bate 30 segundos velocidad 3. Hasta que quede como una nata montada y cremosa.
Preparar café para los dedos de señora y la propia merienda. 
En un plato mezclar con brandy, al gusto, yo le echo bastante la verdad, y a empapar los dedos de señora e ir poniéndolos en una fuente.

Nota: si se vive en Sevilla donde aún es muy verano, mejor cacao en polvo que rallado, pues al final se derrite en los dedos!!
Dejar reposar un par de horas y hala! a disfrutar.
No sabéis la de horas de currelo que lleva este post ni a lo poco que me ha sabido…

Juerga de madres

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy la entrada no va sobre las gnomitas, no. Tampoco va sobre la madre o el padre, no. Hoy quiero presentarles la #JMD o la Juerga de madres desatadas. Con esto pretendo que nos veamos algunas de tantas blogueras que con frecuencia interactúamos por redes sociales y nos sirve como excusa para tomarnos un descansito.
El encuentro tendrá lugar en Sevilla, el fin de semana del 25-27 de octubre. Surgió como iniciativa alternativa a un plan molón que organizaron algunas blogueras Crafts y como vertiente divertida del Do It Yourself (DIY) variando hacia el Drink It Yourself.
No será tan salvaje como pueda desprenderse a priori de estas líneas. Sería el fon de semana previo al de la. Festividad de Todos los Santos. Y qué ciudad mejor que Sevilla para pasearnos por la Plaza de Doña Elvira y acercarnos también a la Hostería del Laurel, mítica y archiconocida, por ser escenario de la obra “Don Juan Tenorio” de Zorrilla.
El plan es abierto a quien quiera sumarse con la única condición de que se me haga llegar un email de confirmación antes del 15 de octubre para poder cerrar las reservas que he tanteado. Es misgnomosyyo@gmail.com
He negociado la estancia en unos apartamentos bien molones. La oferta de momento es para 10 personas en dos de sus apartamentos y es ampliable a 30 si llenamos todos los que hay. Os mando la información por email porque tenemos descuento, pero os dejo el link de uno y de otro para que veáis cómo son. Os recuerdo que tenemos precio especial con lo que no os fiéis de los que veáis pues serán mejores.

El plan del viernes será:
Almuerzo: En zona cercana a los apartamentos. El precio variará dependiendo del número que seamos. Propongo El Gallinero de Sandra. Como siempre, los precios variarán dependiendo de la asistencia.
Copas: He pensado en los bares de la zona de la Alameda de Hércules. Hay terrazas y también a cubierto por si llueve o hace frío. Aquí un ejemplo. Hay opción a cafelito y pasteles, no hay que pasarse de borrachuza.
La tarde será tranquila y ya al caer el sol pasearemos por el barrio de Santa Cruz y está organizada la ruta de don Juan Tenorio vinculado a la figura de Miguel de Mañara y al Hospital de la Santa Caridad.

El sábado:
El almuerzo será en Becerra que nos hace precio especial si somos 10.
Las copas serán por el centro de Sevilla, que hay muchas terrazas de hoteles en el entorno de la Catedral y éste será el día duro de fiesta. Iremos por la zona del Arenal de copitas y procuraré un reservado en algún sitio de moda. Esto es sin hora límite.

El domingo:
Desayunaremos de manera especial. Depende de cuántas seamos, será en un sitio u otro. habrá que perfilarlo bien a medida que pase el tiempo.
El almuerzo será en Triana para que tapeemos bien.

Faltan detalles por cerrar y sobre todo habrá que ver cuántas venís y a qué os sumáis, pues podréis ir y venir el sábado nada más, así como llegar a las copas, todo dependerá de lo cerca que estéis.

Os recuerdo que de 4 en 4 las mesas de Ave se quedan al módico precio de 67 € si no recuerdo mal y siempre con tiempo hay ofertas individuales. Me lo dijeron en la oficina de Renfe a la que fui.

Éste es un plan abierto a todas, os recuerdo, lo que si necesito es el email con la confirmación y me podéis ir escribiendo no sólo a través de Twitter sino del correo si pensáis que podéis venir. También porque habrá más sorpresillas de última hora.

Me encantaría que vinieráis muchas de vosotras, aunque ya sé que todas no podréis, pues la idea de un fin de semana de charla, cultura, copas y tapas, siempre viene bien. Ah! y hay cabida para todas, embarazadas y con bebés. Hay cunas en los apartamentos y por supuesto con cambiar las copas por bebidas sin, se disfruta igual.

Me despido y voy mandando precios por email. Animaos.

Viaje a la quinta puñeta

Compartir
Tuitear
Compartir

A veces las madres hacemos cosas que son de no estar muy cuerdas. Ayer tarde mismo aqui servidora estaba desesperada por conseguir que ambas gnomis durmieran su siesta; tanto que hubiera firmado un pacto con el mismísimo diablo.
Entre ellas se entienden estupendamente, se miran, se hacen un “give me five” y eso basta para que empiece la fiesta y por tanto se elimine la hora de la siesta, total ellas no la necesitan y si no, ahí está mamá para aguantarlas y dormirlas in extremis si le hace falta a la Chica.
En ésas andábamos cuando el padre gnomo me dijo que se iba a una reunión de trabajo importante que tendría lugar en la quinta puñeta, que como todos sabemos, está pasando el quinto pino y otros quintos y quintas.
Ni corta ni perezosa me sumé al plan. No sería yo quien hubiera de lidiar con semejantes bestias pardas durante las horas más somnolientas del día.
Así que compartí con mi cónyuge, viaje en coche, gnomis saltarinas y un sinfín de fincas y urbanizaciones. Ellas tardaron unos diez minutos en dormirse. Yo superé el dolor de cabeza que me he olvidado citar que tenía, y mi marido fue muy bien acompañado y llegó con puntualidad británica a la cita.
Ya en el coche la paz duró poco y fue mermando a medida que pasaban los cuartos de hora. Justo pasados tres, ya estaban las dos despiertas dentro del coche, jugando a conducir y hubo algún lloro incluso. Fue en ese instante cuando dudé seriamente del plan, pero para entonces ya hubo regresado el padre gnomo más feliz que una perdiz.
Resentamos a las niñas en sus sillas y emprendimos en camino de vuelta. Sólo las logré reducir en este trayecto Cantajuegos en mano.

No más colgonas

Compartir
Tuitear
Compartir

Hay una cuestión que la mayoría de los mortales desconocemos: el porteo ergonómico.
Cualquier mochila portabebés no es apta. La Chica esta semana pasada nos dio otro sustito: podía tener displasia de cadera. Eso, frecuente en los perros como descubrí mirando en Google, es frecuente y es que el fémur no encaja bien en la cadera, básicamente.
Pues lo que hubiera empeorado este diagnóstico hubiera sido una mochila portabebés al uso. Una de supermercado. Una como las que yo usaba con la Mayor. Una que le hubiera hecho más daño que otra cosa.
Los bebés cuando nacen son bolitas, acaban de salir del vientre materno no en vano y tienen postura de letra C. Están encorvaditos. Y una mochila colgona, les hace estirar la espalda y por tanto adoptan una mala postura y su peso recae en los genitales. Y esto debe ser molesto. A mi no me gustaría que me colgaran por ahí.
Otra cosa, no se cuelga a un bebé mirando al mundo. El bebé a la cadera a lo sumo. Si se pone de frente se joroba la postura de la espalda y las caderas, pelvis y piernas no tienen la posición correcta. Es como poner a un bebé de 4 meses de pie. No es bueno. Quizás no llore, ni se queje e incluso parezca feliz, pero se le está haciendo flaco favor.
La Chica, según supimos hoy, no tiene displasia finalmente lo que me ha hecho dudar, pues creo que el haberla llevado en un fular la ha ayudado, una colgona habría empeorado el posible diagnóstico. Desde hace tres meses la llevo en el fular y en el carro, depende. Tampoco soy de Finlandia y aqui en Sevilla con 45 grados y más, portear es complicado. Aún así la escalera de los tres pisos a diario la he subido y bajado con ella en el fular y con la Mayor o a la cadera o de la mano.
Lo mejor de todo es que a la pregunta ¿Portear duele a la espalda? Respondo contundentemente: NO, NO DUELE. Si duele es que va mal ajustado.
Portear es como seguir embarazada. Con tu bebé por delante. Es darle besos en la cabecita. Yo no le daba el pecho ya, pero ella solita me chupaba la blusa, es inevitable. Es piel con piel.
La Mayor ha sido carne de colgona y más feliz que era ella. Ahora le encanta el fular. Me pide que la lleve cada vez que puede y es que a ella sí que le apasiona. A la Chica la porteo por necesidad y le gusta, pero ella es más de carro, la Mayor es como un monito, le encanta colgarse. Y el peso se reparte tan bien que no duelen hombros, espalda ni cintura o caderas. No duele nada.
Yo porteo. Y portearé a cada bebé que tenga a bien sumarse a esta familia gnomo. ¿Y tú, te unes al porteo ergonómico? #nomáscolgonas

El cuarto de los juguetes

Compartir
Tuitear
Compartir

¿Hay algo mejor en este mundo que esa estancia? Pues les advierto desde ya que no. Es un must. De cada hogar con niños. Hasta este fin de semana pasado el hogar gnomo tenía una habitación libre. De sobra. Y albergaba algunas cajas de mudanza, ropa para planchar, muebles del depacho del padre gnomo y chismes, muchos chismes. Así que hartos de tener juguetes en el salón o de acostar a la Chica en una cuna donde yacía plácidamente un piano, hemos puesto en marcha el cuarto de los juguetes.
Ayer el padre, mientras yo me realizaba como ama de casa y sobre todo como mujer limpiando una nevera en la que los alimentos tenían hasta un PGOU que ya lo quisieran para sí muchas ciudades, el padre gnomo vigilaba a las gnomis allí.
Hoy mismo, la Mayor con dos velones colgando y extendidos por sus mejillas y tras no ir a la guarde por la noche de toses, se quedó con la Chica ahí todo el día. Sólo se salió para ayudarme a realizarme esta vez con la máquina de coser y la chichonera de la cuna. Pero después volvió al redil y ahí se han tirado toda la mañana O.o
Lo llego a saber y lo monto antes. Ya el peligro de morir por aplastamiento de juguete se ha visto seriamente mermado y con meter todos los cacharros en los contenedores especiales que nuestro amigo sueco el sr. Ikea nos vendió, va que chuta!!! Un gran invento, si señor. El desorden se centra en una sola habitación!
En la imagen las mocosas jugando salvajes desde diversas perspectivas.

Gnomita la esquirola

Compartir
Tuitear
Compartir

Estamos a viernes ya. La semana me vuela y más con Gnomita en horario escolar. La niña lleva ya dos semanas en la guarde pero con tanta adaptación de las narices no ha podido disfrutarla a full time casi. Resulta que el primer día que va en su vida la dejan ir sólo media hora. Al recogerla me dice la pobre “¿y ahola donde vamos?” pues a casa “pues yo me quielo queda aqui”. Ea. Se va sin despedirse y luego no quiere volverse.
Los demás días siguieron esa tónica. La niña entraba a la guarde y la seño la esperaba a portagayola. Y ahí que iba ella pidiendo que la dejaran un poco más. Mendicando horas de guarde por doquier. Fueron los cinco días más absurdos en horarios de mi vida. De 12 a 12:30,  de 11:30 a 12:30, de 11 a 12:30 y no me daba tiempo de nada porque estaba más tiempo buscando aparcamiento que la niña en la guarde.
Hablé con la seño y ya me dijo que sí que la dejara más rato porque ella estaba adaptada (yo en casa le hago un entrenamiento de guerra al parecer, por la manera de zafarse de mí, digo yo) y ya el lunes amplió el horario. Entró a las 10 y se quedó hasta las 2 y el martes “comió” alli. Digo comió porque ya se sabe, ella no come. Dos bibis al día son su dieta. Si está muy hambrienta come un pelín más.
El mejor día fue el miércoles pasado. Se despertó a las 8 y me dijo “mamá ¿Por qué no nos levantamos ya y me llevas a la guarde de los juguetes?” Ese día entró a las 9. Y así cada día. Al recogerla ayer me dijo que ella se quería quedar todo el rato allí. Por la tarde, también.
He criado una despegada. Tantas noches en vela, tanto tiempo en mi cama, con la niña colgando, dos años solo conmigo, es normal que esté hasta la coronilla de mí. La niña cada vez que puede sale corriendo y se tira en brazos de la maestra.
Menos mal que me queda la Chica. Voy a ir pensando seriamente en el tercero porque que visto lo visto, me puede salir otra esquirola. Ay! Esta vida de madre…
Pd. Con todo este trajín descubrí que la adaptación es para las madres. Antes no lograba llegar a las 11 y ahora entra a las 9 en punto. Poco a poco, poco a poco. Ya tengo el horario cogido.

La buena gente

Compartir
Tuitear
Compartir

Ni sé cuánto llevo de vacaciones. Pero ya vuelvo, ya vuelvo. He pasado un finde aterrador con la piel de gallina si oia hablar del blog y sus redes sociales pero poco a poco he ido sucumbiendo a este mundo virtual y hoy he pasado una tarde noche muerta de la risa diciendo tonterías y me ha impulsado de nuevo al 2.0 y la necesidad de contar más cosas. Adelanto que tengo que narrar mi cumpleaños, la adaptación a la guarde, la displasia, el comedor y algo por ahí se colará. Os debo muchos posts pero espero compensarlo y entreteneros!!! Un besote. Ya un pelín menos paranoica.

Las amistades peligrosas

Compartir
Tuitear
Compartir

Hoy me desmarco de las espontáneas y de las gnomis. Hoy no sé por qué pero estoy envuelta en una vorágine de paranoia infundada. Siempre me rondó la idea de que lo malo de tener un blog abierto en el que cuento mis aventuras gnomeras era que te leyera algún invitado indeseado aunque fuera porque un día metí la pata y desde mi facebook personal invité a quién no debía por ser amigo de amigo que realmente ni era amigo ni nada.
Luego me divertí interactuando en Twitter diciendo tonterías y contando las situaciones en directo. Encontré a un gran grupo de madres que están ahí a tope, siempre.
Más tarde conocí a algunas. Hubo una en concreto que entró en mi entorno, conoció a mis gnomis, me ayudó mucho y sin más un día desapareció o.O
Y yo me pregunto ¿Para qué pasar por esto? Casada con niñas, madre de familia y expuesta a situaciones de manera gratuita.
Luego fuimos testigo de excepción de una bloguera aterradora. Llevaba tiempo, años, contando falsedades. Hijos y embarazos inventados (por cierto,hola si me lees), ella aterrizó por este blog y comentó muchas veces. Hasta que se destapó la liebre y salió escaldada. Blog y redes sociales y adiós a Gina mami búho, lo peor es que a mi me caía bien aunque no tanto como a su trupe de amigas madres jóvenes o las de las tres maternidades. Un espanto.
Más tarde, el 8J conocí a un montón de blogueras. Algunas me cayeron muy bien, casi todas, hubo otras que no, una nada más, creo. Y conocer a la panda virtual moló cantidubi.
Más tarde conocí a una medio pariente que es bloguera y no entra en ninguna categoría. Ella es la bomba!!
Luego recibí el ofrecimiento, “te arreglo el blog” y entregué mis claves y confianza en otra amiga virtual. ¿El resultado? Aquí lo veis. Un blog depurado, pulcro y divino.
Ahora madresfera desaparece como yo la conocí. Ya no es esa plataforma de madres unidas. Algo se rompió en algún momento y estamos a la espera de saber qué pasará. También tienen mis contraseñas y datos.
Lo que vayan a hacer con este blog, email, g+ y demás redes no me asusta pues con cerrar el chiringuito tengo más que de sobra. Pero a la par que gente molona con quién compartir tus desvaríos como madre, surge una fluida manera de congeniar que a veces termina en decepciones y otra en amistades.
Yo ya dije que no buscaba amigas, pero es inevitable acercarte mucho a esas que están contigo y te ayudan. Pero no sabes, no conoces, son los peligros de internet. No sabes si las historias ajenas son reales hay que conformarse con la virtualidad y una que es de naturaleza desconfiada, termina así. Asustada.
No creo ni que esté inventando terrores ni que sea para tanto tampoco. Pero me da mal rollo. Os cuento si sigo por aqui o me voy de vacas unos días. Yo no entiendo este mundo 2.0 en el que me he metido y me da miedito. Y sí, no viene al caso, lo sé.

Gnomita egoblogger

Compartir
Tuitear
Compartir

Resulta que he decidido hacer de mi Gnomi, al menos durante el día de hoy, una auténtica egoblogger. Eso es un post llenito de fotos de la Gnomi en versión guarde.
Hoy no ha llorado ni un poco, de hecho me hace pensar que lleva ya un tiempo soñando con perderme de vista y que por eso se lanza en brazos de las seños y ni adiós nos dice a La Chica y a mí. La niña está más que adaptada, a ver si hoy que hay reunión de padres, me permiten llevarla más tiempo que tardo más yendo, viniendo y sobre todo aparcando que ella dentro de la guarrería.
Tanto ayer como hoy elegió su atuendo la moza. El primero con camisa cruda y bermudas coral con zapatillas de Zara todo. El segundo es un vestidito marinero de GAP y zapatillas de Zara. Estos outfits son todos regalo de tia Mono, la personal shopper de las Gnomis, yo las llevaría menos monas. La última palabra la tuvo la gnomita que eligió su conjunto. No veo el día en que vayan al fin de uniforme con su mochila de Minnie, regalo de Reyes, así que traída de oriente.
Le he comprado unos botines bien chulis, ventajas de ser la Mayor y única escolarizada. Os dejo las fotos de la egoblogger. Mientras, sabed que la Chica para inaugurar nuestras rutinas matutinas el primer dia de guarde vomitó todo el bibi con una habilidad perfecta ya que cayó directamente al suelo y no nos manchamos. Ella pendía del fular portabebés y sólo giró la cabeza. Mientras fui a por la fregona me encontré a la egoblogger queriendo saltar sobre el charquito. Tuve que frenarla como pude con la Chica colgada cual mono. No, ser madre no está pagado, aunque sea de una mini estrella.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar