El trencito que volando va

Compartir
Tuitear
Compartir

Aqui sigo, pese a no tener ránking en Madresfera, pero como que ya me he enganchado a esto de escribir y contar las aventuras gnomeras y no puedo parar ni estando de vacas.
El finde ha sido ajetreado, nunca sé en qué día vivo pero sin que mi esposo trabaje, menos aún. Ahora es lunes ya. Y puedo decir que el planazo de mi veraneo hasta ahora ya ha tenido lugar: me he montado en un trencito turístico de esos con música de los payasos petado de niños y abuelos y me lo he pasado PI-PA.
Tengo la capacidad de disfrutar con grandes chorradas así que cuando a la abuela gnomo se le ocurrió sacar a pasear a las Gnomis en el tren, allá que dije yo velozmente que sí, of course.
Para que quede constancia de lo Malamadre que soy, a la Mayor le zampé su dosis correspondiente de Apiretal tal debutar con 38,5 de fiebre, la duché y vestí y tiré con las dos y la aweli para la calle. Mi planazo estrella del verano no había quién me lo chafara y la pobre Gnomi quería ir también.
Nos encaminamos ni cortas ni perezosas a la parada del tren y esperamos con los nervios propios de los veraneantes preguntándonos si pasaría o no el cacharro ése.
Y pasó, menos mal que pasó, porque yo, que no tenía muchas expectativas, disfruté más que todos los viajeros juntos. Sería injusto si no dijese que la Chica también flipó pero en silencio, de hecho flipó tanto que le salió espontáneamente tocar unas palmitas y todo. Mudas, pero eso no le resta mérito.
Ya montadas, empezamos la ruta. Mi Gnomi Mayor va para princesa. Sin que nadie le dijera nada y muy tiesa en su asiento, sonreía todo lo que el paracetamol le iba permitiendo y ladeaba su mano como si de Lady Di -aunque bastante menos desequilibrada- se tratara. Orgullo de madre.
La Chica es más campechana ella;
La tenía la weli (Obsérvese la falta de letras a medida que la renombro) y se enloqueció, se empujaba con esos jamones que tiene por muslos y arriba y abajo no dejaba de saltar con su chupe en los morros.
Y luego estaba yo. Que primero sonó “lunes antes de almorzar, una niña fue a jugar pero no pudo jugar porque tenía que planchar” -canción que narra mi desdicha actual, que de niña yo no hacía nada- y otras infantiles y las bailaba con la Gnomi. Pero fue sonar Marisabel y su ‘antes muerta que sencilla‘ o el ‘Aserejé‘ de las Ketchup, que lo bailaba yo en Alemania de fiesta mientras que los pobres teutones alucinaban porque me sabía toda la letra enterita, y claro, casi le robo el micrófono al conductor y me pongo a animar el tren. He saludado a todo el pueblo, cantado y enseñado las coreografías a la Mayor y ya el éxtasis acabó con Melody y ‘el baile del gorila‘, demasié pal body.
Por cierto que el tren lo alquilan para despedidas de soltería, bodas, cumpleaños y divorcios!! Jajaja
Puf! Creo que no voy a poder dormir en dos o tres noches seguidas debido a lo emocionante del viaje de esta tarde!!! No quiero ni pensar si salgo y me tomo una caipirinha…
Por si hay alguien que se ha perdido, el padre gnomo está en unas vacaciones paralelas con paracetamol, antibiótico, antihistamínico y durmiendo todo el día. Recayó de lo suyo. El mantra de este verano mío es “no hay dinero que compre la salud”.

13 comentarios en “El trencito que volando va

  1. Qué pecháa de reir! La madre que te parió, eres grande! No volveré a decirtelo más porque quizás te creerás que estoy enamorada de ti pero he vuelto a soñar que nos ibamos de farra a tajarlaaa! Jajaja! Esto tiene que significr algo porque no es normal! Ya te contaré!

  2. Lo de los divorcios me ha parecido ¡brutaaaaaal! ¿que te va mal en el matrimonio? amonos al trenecito! jajaja me alegra que te hayas divertido ¡eso es lo que importa!

    un besote desmadroso

    ps y me encanta que te hayas enganchado a escribir ¡eso es lo que importa!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar