El Baby Led Weaning de la Chica

Compartir
Tuitear
Compartir

La Chica cumplió ayer seis hermosos meses en los cuales la niña ha tomado exactamente tres papillas, dos de fruta y una de pollo. Y serán las últimas.
La chica tiene Alergia a la alfa-lactoalbúmina osea a la Proteína de la leche de la vaca (APLV). Nos dijeron que era más intolerancia que alergia a través de una analítica pues salía que era IgE no mediada.
A los 4 meses empezamos con el calendario de Alimentación complementaria (AC) e introdujimos puré de fruta a la hora de la merienda. ¡¡¡Se relamió al tragar aquel zumito de naranja con plátano, pera y manzana!!! Y se estriñó, se estriñó mucho y fuimos a que la sondaran a la clínica. Se había hecho bolas esa papilla y los pediatras me dijeron que hasta los 6 meses podía estar sólo a biberón. Allí me encontré con una conocida mamá de un niño alérgico y me dijo que era frecuente el estreñimiento en estos niños. Mmmm, le retiré las papillas entonces. No quería ver a mi bebé sufrir por comer aquello.
Así pasaron dos meses (uff qué rápido) y de nuevo hay que darle otra cosas que no sean sólo leche.
Y le di pera disuelta en zumo de naranja para que no le pasara como la otra vez y… ¡Le pasó!
Así que decidí empezar el BLW, el Baby led warring como dice Solomillito, y echarle de comer aparte literalmente.
Como come lo que buenamente puede, la introducción de alimentos es muy lenta y progresiva y así me ahorro viajes al hospital porque no estriñe lo mismo la merienda salvaje que incluye 3 frutas que el ponérselas a trozos y que pille lo que quiera.
Le mantendré los biberones como hasta ahora y que vaya comiendo lo que le plazca y a ver si así va empezando a acostumbrar a su organismo a tolerar otros alimentos. Se supone que irá comiendo más a medida que lo necesite y mientras juega y afina el tacto, la psicomotricidad y el gusto o la vista.
Nunca pensé que esto lo fuera a hacer yo, bien es cierto que a Tia Mono -a la sazón mi única hermana y pequeña- le daban LM y picoteaba de todo lo que comían los demás allá a finales de los 80 gracias al consejo de un pediatra francés que trabajaba allí en mi pueblo caribeño.
Salió comiendo bien y le gusta todo, no como a mí que no como de nada y me obligaban a tragar papillas como mi Gnomita Mayor también.
Sucede que se une la mala experiencia con la Mayor que sigue en pie a base de leche casi exclusivamente.
Ya este finde he recibido alguna crítica que otra, sabios consejos parq que haga purés de verdura y pollo y yo pienso hacer caso omiso a todas esas sugerencias, no sé por qué pero paso, cuento con el apoyo tuitero de @sirenarmp @lautiara @pilarmtnez y muchas más a quienes me alegro de haber conocido en esta vida virtual.
Os dejo estas fotillos, en tuiter e instagram o facebook encontraréis más, os invito a seguirme acabo de empezar e intuyo que me queda un tiempo de guarreo hasta que coma la Chica como el resto de seres civilizados, mientras dejaremos que actúe el instinto y ¡¡¡a ver si se copia la Mayor!!!

La espontánea nutricionista

Compartir
Tuitear
Compartir

Esta espontánea es un clásico, todas nos hemos encontrado alguna vez con ella. Ella es la señora que cuando le das de comer al bebé siempre le asalta una duda y lejos de ser prudente, la comparte para más tarde dar su opinión sobre el asunto en cuestión.
La espontánea nutricionista se pregunta si con el pecho el niño tiene suficiente, te lo dice y luego comenta que seguramente el bebé se haya quedado con hambre aunque haya comido cinco veces en la última hora, de hecho, especialmente si ha sido así.
Esta espontánea te mira dándole el biberón a tu hijo y te comenta que si no es poca cantidad para su edad. Te dice que le espacies las tomas y le pongas más leche para que se crie bien, como sus hijos.
La nutricionista, lejos de tener estudios que avalen su condición de espontánea, cuando ve que das el bibi aún o el pecho te comenta que debes empezar ya con el cuchareo y el pollo y la carne. Ella a sus niños se lo daba pronto.
Esta espontánea además si sabe que le das por la noche 4 cacitos de cereales en el bibi, aconseja dar papilla densa en plato y con cuchara, a ser posible Nestum 5 cereales, pues sus niños se la tomaban cada noche.
Ella también recomienda zumos, para el estreñimiento en bebés de dos meses; saltarse la leche de continuación -como mi madre que la pillé dándole a la Mayor yogures activia 0% materia grasa cuando tenía 4 tiernos meses- y por supuesto que chuperretee jamón, lomo y todo tipo de chacinas Ibéricas que están buenísimas y “los bebés no son tontos”.
A la espontánea nutricionista le dejaba yo a la Mayor, que para comerse un cazo de lentejas hoy la prima de la natacion ha sudado tinta china. JA! Señora espontánea!!!! Váyase a paseo.
La foto es de recetas de rechupete.com.

Morfeo, vete a paseo

Compartir
Tuitear
Compartir
La foto es de sobreleyendas.com

Yo tengo dos bebés, o una niña y un bebé como sostiene la Mayor, pero a veces se cambian las tornas y la Mayor parece la pequeña y al revés.
Antecedentes, sábado noche: nos reunimos en casa de la tia de mi marido para una barbacoa nocturna. Llegamos de tarde, nos bañamos y luego cenamos. Como eran más de las 22:00 ya se nos pasó la hora de dormir y la Gnomi se torna en Gremlin y a partir de las 12 se vuelve mala. Muy mala. Y pensarán, claro porque tiene sueño, pues no. Es porque elimina la palabra sueño y todos sus sinónimos de su vocabulario, se vuelve divertida, parlanchina, juguetona y es la reina de la fiesta. De hecho a las 2 de la madrugada de ese dia en vez de caer en una cama, rendida ante los encantos de Morfeo, lejos de ello la Gnomita le patea su orondo trasero somnoliento y lo manda a paseo y porque no conoce a Baco, gracias a Dios aunque todo llegará y… mejor ni lo pienso. Total, que su noche es todo diversión y desenfreno.
El domingo fuimos a casa de la Shula, y a las 12 de la noche estaba ella como rosa de mayo. Se durmió en el coche ya de vuelta y comenzamos la semana rave que llevamos, que ni Pocholo la aguantaría. Ella lloró dos veces y la pobre Chica se plantó en 39 de fiebre. ¿O eso fue a la noche siguiente? ¿o fue la anterior? No sé…lo único que sé es que la Chica a sus 6 meses duerme mucho mejor que la Mayor a sus 26. Esta noche ya no había fiebres así que cuando a las 22:30 estaban las dos encamadas y dormidas pensé en acostarme pronto para así aprovechar la noche durmiendo a pierna suelta. Jeje.
Pero no, la Chica lloró a las 3:30 y le dí el bibi y moví a la Mayor que estaba a punto de caerse de la cama. Nota mental: la próxima vez hay que jugársela y esperar, no moverla como hice. Se despertó. Berreó. Alaridos a las 4 de la mañana, súplicas para que se callara, iba a despertar a la otra -que por otro lado ni se inmutó- y al padre. Llegó el padre afectado por la falta de sueño, le riñó para que no gritase -le permitimos llorar flojito jajaja- y la niña como las locas. Se duerme. A las dos horas vuelven los alaridos. ¿Qué? no se calla y pasa media hora a grito pelado. La saco de la cama y la llevo a la otra punta de la casa para que llore con libertad. No sé el tiempo que pasa chillando. La llevo a la cama y nos acostamos juntas. La Chica a por uvas…no dice ni pio.
Y pueden ustedes pensar que son celos. Ojalá lo fueran. La Gnomi el año pasado la sacamos a cenar 4 noches en la playa con otros matrimonios amigos y con niños y filipina asi que no regresamos tarde pero tampoco temprano. La niña estuvo dos semanas berreando sin querer dormirse por si había una fiesta o cena que se estuviera pediendo. Por aquel entonces era hija única, única.
Esto no hay Estivill que lo solucione. Este señor que tan horrendo parece a mi me ha dejado vivir, cuidar y querer a mi criatura pero no es mágico, la niña nunca se ha sentido abandonada ni sola, sólo aprendió a dormir a veces y no siempre. Como ven depende de la bestia parda con la que les toque lidiar porque a la Chica la consuelo, come y duerme. Y se duerme en el carro cosa que la Mayor nunca he conseguido que hiciera, a lo máximo que he llegado ha sido a que una noche cenando, se durmiera en mis brazos y nunca más ha vuelto a suceder. Pfff

No puedo escribir hoy

Compartir
Tuitear
Compartir

Por qué será? Los gnomos tenemos derecho a ratitos de relax, mojitos y sin que se suban las Gnomis a la chepa. La culpa es de las primas de mi marido que me llevan por el mal camino tanto una como la otra que mañana me lleva de barbacoa familiar!! Esto es vida!! Qué tal vosotras? Tenéis planes?
Pd. La prima de hoy ha caido afectada tras beberse un tercio de mojito!!

Espontáneas que controlan la natalidad

Compartir
Tuitear
Compartir

Hace tiempo que dejé mi saga de espontáneas atrás, no por falta de ellas sino de ganas de escribir que a los jueves llego muy cansada, pero estoy por subir en el ránking madresferico y como todas andan ya de vacaciones quiero tener mi momento de dos cifras pir omisión del resto.
Hoy me visita la espontánea que controla el censo de natalidad. ¿Y cuál es ella? Pues está claro, la que te ve con dos y te dice “ni se te ocurra tener otro más”. Entre este tipo se encuentra mi suegra, a quién no afecta ni un ápice que vengan más gnomitos pues suficiente tiene ya con el trabajo suyo y su casa, y otras congéneres.
Esta espontánea, lejos de ayudarte, te mira, le provocas cierto sentimiento aunque tú no te quejes y sólo exclama ¡No busques el niño, que así estás muy bien! Y yo que me quedo planchada y no respondería, acabo diciendo “bueno, bueno ya veremos” y aumento mi familia mentalmente en un gnomito rápidamente.
Sí, no sé cuántos gnomitos más tendré pero sepan ustedes espontáneas del universo, siempre quise tener 10 y bueno, como me parecieron demasiados, bajé a 8 jajaja de momento mr gustaria pensar que de los cuatro no me baja nadie!!! MUAJAJAJAJA
La foto es de cuando salimos el otro dia en Peppa Pig, éramos tantos que tuvimos que ser transportados en un camión jajajaja.

Culo veo, culo quiero

Compartir
Tuitear
Compartir

La Chica nos ha salido imitamonos. Si su hermana ya no lleva pañal, ella tampoco quiere. Hay que quererla como es y punto. Lo único es que no era el momento pero al menos es verano y se seca todo muy rápido. Esta mañana se despierta la Mayor y nos vamos a desayunar y a darnos un pequeños baño de Cantajuegos en el salón y de repente oigo un suave balbuceo que procede de la gnomihabitación, más concretamente de la gnomocuna y una ligero choque de chupete con la cuna.
La dejo ahi tranquilamente, todos sabemos que un bebé tranquilo es una mamá feliz y no hay que interrumpir para nada esos momentos de paz.
Pero me olió a chamusquina. Y con razón: una madre no se equivoca, sabe qué es raro y qué no. Qué es paz y qué es barrabasada.
Fui a la cuna. El olor a chamusquina era cada vez mayor. Asomé la cabezota y me encontré a la Chica sonriendo. Se había quitado los pañales, ella solita. Sí, era su gran logro de esta mañana y quería disfrutar de él. Bien. Se estaba dando la vuelta. El olor a chamusquina iba in crescendo. No, no era chamusquina. Se había cagado. Se había hecho pis. Y se estaba restregando cual cochino en un charco. Quizás no os haya contado que la caca de leche hidrolizada es verde y pestosa y ahi estaba ella, tan callada, tan sonriente, retozando sobre aquella torreja de espinacas.
La foto es de tinchocuina.blogspot.com

Pipi y popo

Compartir
Tuitear
Compartir

Gnomi ha empezado el verano con una gran dicotomía. Pañal, sí o pañal, no.
Al principio de ir a la piscina de casa la puse sin pañales para que se acostumbrara y además porque creo que los pañales de piscina son una estafa si han hecho ya caca los bebés. Con 25 meses para mí que estaba en una buena edad para retirarselos definitivamente y sobre todo Gnomita que es muy adelantadilla y habla mucho.
La ponía en el césped de casa a hacer pis y a veces hasta hacía pos, cosa que era una guarrada pero a que ella le era muy práctico. Así pues el mejor orinal ha sido el césped de casa. Pero no siempre estaba en la piscina y mucho menos dormía allí con lo que entraba en juego el orinal Pourty en la #operaciónpañal.
Como nuestra vida gnomera tiene estas aventuras Gnomi ha cogido dos gastroenteritis asi que hemos alternado uso de pañales con uso de bragotas (con motivos y colores horteras: moradas y de Bella durmiente, coral y de Dora la Exploradora o de estrellitas y Peppa Pig). Hemos tenido un par de escapes, uno de ellos nocturno, pero Infaneto, una tienda molona de puericultura, nos mandó un protege colchón. Hemos tardado un mes en conseguir la hazaña completamente. Y es que lo más dificil cuando el niño no quiere quitarse el pañal del todo es la falta de confianza para hacer caca. Ayer estuvimos 40 minutos en el orinal esperando a que saliera y no hubo forma. Le puse el pañal por la tarde pero ya no quería ni pañal ni orinal y se aguantó. Hasta hoy que se le escapó jugando. Luego llegamos a casa y me volvió a pedir sentarla en el orinal y que le pusiera la canción de Pipi y popo que Valentina de Crecer juntos con arte nos enseñó. Y de repente dijo “mami he hecho una caca muy grandísima” y así fue. Así que con este post escatológico espero que haya acabado la #operaciónpañal definitivamente. Un beso de los gnomos.
Pd: lo mejor del Pourty es que tiene una agarradera y no te manchas al vaciarlo, yo lo enjuagaba y le echaba lejía, le pasaba la escobilla y más lejía luego. Hace mucho calor aqui y debía estar súperlimpio.
Aqui en la foto aparece lleno de agua y con su chorrito de lejía ( y una gota de pintura que le cayó en un accidente doméstico jejeje)

El bautizo

Compartir
Tuitear
Compartir

El sabado bautizamos a la Chica que la pobre estaba ya morita, morita. Asi que a sus 5 meses y medio ya le valía, que a la Mayor le cayeron las aguas bautismales a los 40 días y nosotros somos muy exagerados y, aunque hayan quitado el Limbo, siempre es bueno hacerlas cristianas prontito.
A lo tonto sumamos 35 personas sin contar familia materna, por estar en el pueblo allende los mares ni amigas por tener otros planes. Sólo tia Mono y su pretendiente, la incondicional (si..eres tú, Shula) y la ahijada fueron de mi parte (ya nada de ser de parte de mi esposo, me las he adueñado).
Y la Chica se portó muy bien y no lloró y terminó despechugada porque le ungieron el pecho y le mojaron la cocorota pero ella, a su bola, seguía riéndose.
Y la Mayor…la Mayor!!! Amaneció con gastroenteritis y fiebre. Estaba incómoda hasta decir basta y para colmo durmió poco. Estaba fuera de lugar, celosona por primera vez, con pañales por incontinencia, con Apiretal y mamitis. Ah! Y con terrores vespertinos, que le enseñaron una lagartija de goma y había que oir a la niña y sus alaridos!!
Como comprobaréis me lo pasé estupendamente, de manera especial cuando hubo que dormir a la Chica que estaba una mijita nerviosa por aquello de ser la niña del Bautizo e ir de mano en mano.
La suerte es que hizo fresquete, bajaron los 50.000 grados y quedaron en unos 33 de máxima y en la cena llegamos a veintipico. Quedó todo genial y estuvimos súper bien -los que no estuvieron calmando a las dos gnomitas histéricas- osea todos, menos yo.
Ser madre es agotador!!!
Pd. Para el bautizo del próximo gnomito contrato una de esas nannys que optan a ser las cuidadoras del nuevo heredero inglés, nunca creí llegar a desear tanto a alguien con falda hasta los tobillos y delantal. Fueron mi objeto de deseo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar