El tuerto que me hizo superwoman

Compartir
Tuitear
Compartir

Al nacer la chica superpoderes mágicos se apoderaron de mí, ya lo conté en mi post sobre los horarios, y me sentía eufórica, alegre y felicisima.
Las cosas se fueron torciendo, al papá lo operaron ambulatoriamente cuando nos dieron el alta en la clínica, ella estaba amarillita modo Simpson, yo me vi obligada a salir a pasear a asolearnos, me pasé varias semanas limpiando pompis y haciendo curas y ahora le sumamos la intolerancia a la proteina de la vaca que tiene la peque.
Hoy a las 15,55 se cumple la cuarentena gnomera. Cuarenta días con sus cuarenta noches de extrema acción. A mí me ha mirado un tuerto, y disculpe si hay alguno entre mis lectores, pero como lo coja le voy a dar poca!!
Si me quiere dar superpodere hagalo de otra forma, pero no pruebe a tentarme porque no le daré opción. A insistente no me gana nadie y, no es por nada, pero le pienso ganar la batalla!!

2 comentarios en “El tuerto que me hizo superwoman

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar