Fisioterapia del Suelo Pélvico

A ver. Hoy ya casi se cumple una semana desde que fuera al fisioterapeuta del suelo pélvico. Como vistéis en redes seguramente, y si no en otro post anterior, me llegó desde Intimina el Kegelsmart, un entrenador personal para ejercitar los músculos normalmente resentidos tras los partos y tal.

Siguiendo las directrices de mi ginecólogo, fui a la fisioterapeuta y alli empezó toda una aventura en la que ahora me embarco.

situémonos en el contexto adecuado: yo he pasado por tres partos y cinco embarazos, aunque los que no llegaron a término duraron el primer trimestre nada más.

A esto hay que sumarle que mi tercer bebé pesó 4 kilos y que ninguna de las tres niñas ha nacido con menos de 3,200 kilos y que la benjamina me causó una subluxación de coxis que provoca una tensión en la zona lumbar de pánico. Esto sumado, da como resultado mínimo un suelo pélvico flojete.

A todo esto he visto cómo mujeres de entre 50 y 60 años allegadas a mí han pasado por quirófano o lo harán próximamente por cistocele, rectocele e incontinencias varias. Una de ellas de hecho se va a someter a una operación conjunta: urólogo y coloproctólogo a la vez para arreglarle el maltrecho suelo.

Esto me alertó e hizo que lo comentara con mi médico y diera con la fisioterapeuta la semana pasada.

Me hizo una valoración completa y me dio como resultado un disgnóstico inesperado: tengo una contractura en las bandas musculares internas. Vamos que no tengo el tema para farolillos. 

Os imagináis mi cara. Contractura interna ahí… y a todo esto sin sintomatología aparejada, vamos que no me he dado cuenta porque gracias a Dios no tengo incontinencia de nada ni dolores ni molestias siquiera en ningún momento.

La fisioterapeuta me pareció genial, me desaconsejó por completo el Kegelsmart, al menos hasta que no tenga el tono muscular adecuado: es como hacer halterofilia sin haber cogido unas pesas en tu vida. 

Así que de momento, hago ejercicios acostada, cosa difícil eso de sacar 5 minutos dos veces al día para acostarme, pues si los saco lo que quiero es dormirme y no ponerme a hacer deporte de madre y más difícil es sacarlos con intimidad jajaja… en fin risas aparte, ahora mismo tengo que hacer las tablas que me dio la fisio, teniendo en cuenta que es más importante el descanso que la contracción propia de Kegel (sí, ésa que es parecida al movimiento de cortar el pis) y que en un mes estaré ya preparada para ponerme en forma totalmente. Debo hacerlas en postura ginecológica como en el dibu de abajo.

image

Mientras tanto me ha desaconsejado hacer abdominales, correr, saltar y otros deportes de impacto que como no practico, me dan igual.

El viernes vuelvo a ir de nuevo y a ver qué me dice. Sólo me queda añadir que para la subluxación de coxis hay masajes que relajan, pero que inevitablemente hay que acceder al coxis de manera interna. No causa ni molestias  advierto y merece mucho la pena.

La única pega que le veo yo es que yo que elijo medico hombre para mis embarazos y partos así como prefiero matrón que me atienda en esos momentos, en esta rama se agradece que sea una mujer quien te vea, la verdad.

5 comments

    • misgnomosyyo says:

      Ay qué horror de entrenamiento jajaja me da una pereza…!!! Ánimo que vamos a por nuestra particular maratón!!!

  1. anya says:

    Yo he empezado a ir,de momento no ejercicios estamos viendo porque no me quedó embarazada y es porque de momento mi útero desplazado,ya te iré contando

    • misgnomosyyo says:

      Anda. No tenía ni idea. Sabía que querías y que no venía el bebé. Te deseo una rápida recuperación y que puedas tener otro bebé que es lo que realmente quieres. Muchos besos!!!!

  2. Nuria says:

    Jjajja me parto con lo de la halterofilia!!! Ues el viernes tng yo medico y revisión de bajos tb… asique t contare!!! Mucho animo, compi de fatigas!!! Jaja un besotee y gracias por avisar!!!!

Deja un comentario