El parto III

La verdad es que no me apetece ni media ponerme a contar cómo nació la mini de la familia. Pero bueno, como es tradición paso a contarlo, total si ya lo hice con las dos mayores, puedo hacerlo con ésta también.
Como ya sabéis el embarazo volvió a ser largo, de más de 41 semanas, y aunque tenía ganas de que la niña llegara, me sentía encantada con mi superbarriga.

image

Ésta tomaba ya dimensiones inimaginables, jaja, pero yo me sentía ágil, conduje el coche hasta la semana 40 cuando llegó mi madre y le cedí mi puesto de conductora y me sentía muy bien. Estaba ya un poco desesperada tras sobrepasar en 10 días la fecha de parto, pero si hubiera estadi fijada para dentro de 3 meses hubiera estado encantada de seguir con mi bombo gigante.
Llegué a la clínica el lunes 9 y a las 10:30 nos llevaron a dilatación.

image

Allí me dieron prostaglandina en pastilla, un cuarto y al cabo de dos horas, otro cuarto más.
Al principio me dijo el matrón que tenía el cuello blandito, borrado al 30 y dilatado de 1 cm. Resultado de las contracciones que esa misma noche sentí. Pensé que estaba ya todo hecho, pues la mediana -alias la Chica- tardó 5 horitas en nacer y a ese parto llegué verde, verde.
Empezaron las contracciones, se pasaron, me volvieron con la segunda dosis y ya se puso serio el tema. Ya los picos que marcaba el monitor eran bastante altos y ya me quedaba K.O. Después de los trillazos, pero estaba yo encantada en mi pelota de dilatación y moviéndome a mi antojo monitorizada, eso sí.
II
image

Pasaron 4 horas y me llevaron a romper la bolsa, ya dilatada de 5 y borrado al 50, me dieron la opción de epidural y allá que me surmergí. Menos mal. Fueron entonces cuando empezaron los dolores intensos, hasta entonces sólo había respirado, en silencio, y ahi empecé ya a “pronunciarme”, imposible permanecer callada.
La anestesista que me puso la epi me pareció una profesional inmejorable, me hizo efecto perfectamente, fue amabilísima, perfeccionista y muy buena. Mis respetos.
Llevamos ya 5 horas de parto y voy a la mitad. Llegó mi médico y bueno, me tocaba esperar. Tuve sed y hambre pero ya se me pasó y me dediqué a dormitar. Creo que hasta ronqué. Llegaron las 8 y ya llevaba un rato dilatada de 10 y esperando pero mi niña estaba bien alta. No había manera. Estaba sin oxitocina pero me la pusieron al rato a ver si con eso se encajaba la peque.
A las 9 de la noche, mis compañeras de paritorios habían subido a planta con sus niños y yo seguía allí, desconcertada y sin saber a qué esperaba.
Estaba harta ya de estar acostada del lado izquierdo esperando a que naciera la niña, esto me pasó ya con la Mayor y me sorprendió pensar en que un bebé podría salir así, solito él… Así que tras dos partos con ventosa me siguió sorprendiendo.
Como confío en mi médico como si de un ser supremo se tratase, no le discutí, pero ahora que no me lee ni me oye, a mi marido sí que le dije que ni entendía nada.
Estuve muy bien atendida, pero el jipiparto estaba muy presente, y no tenía nada que ver con el nacimiento de mi segunda -el pijiparto- y no lo entendía, si el tercero se caía!! ¿Por qué mi tercera no?
Llamó mi médico a un compañero, el matrón les había dicho ya: está “segundo plano”, el médico lo corroboró y a las 21:40 nació mi pequeña. 50 centímetros y 4 kilos 10 gramos de niña. 3/4 de kilo más que la Chica y 1/2 más que la Mayor, de ahí que no se encajara, que el desgarro fuera total y que me subluxara el coxis.
Pero era preciosa y ya estaba conmigo.
En el próximo episodio contaré el postparto que no tiene desperdicio ni para ella ni para mi hasta entonces disfrutare de esta bolita preciosa:
image
Continuará…

15 comments

  1. nosoyunadramamama says:

    Nena, los segundos partos son los más rápidos… ya me lo había dicho mi matrona durante el embarazo. Por lo visto, el tercer parto (y sucesivos) es más lento ya que los tejidos por ahí abajo están más blandos y el bebé no hace la fuerza suficiente (algo así me explicó la matrona). Yo no la creía mucho pero tenía razón! yo estaba acojonada ante la idea de parir en casa ya que llegué de milagro al hospital para el segundo. Y con el tercero llegué al menos para la epidural (aunque me pusieron una dosis de coña)jaja. En fin, lo importante es que estáis bien y que la niña es una monada!!!! Por cierto, me sigue impactando tu perfil de embarazada 😉

  2. Una Mamá en la Cocina says:

    Todavía estoy yo en proceso de contar mis No-Partos….me da que como lo haga,me entra el bajonazo,,,,

    La foto de tu tripa es total jaja….me chifla…

    Imagino que el del postparto va a ser tela con todo lo que te ha ido pasando….muchos besos y cuando surjan dolores,mírala y verás que ha merecido la pena,….aunque en alfunos momentos de lloros y desesperación entre ganas de decir “la madre que te parió” jeje….

  3. Lia says:

    Pero que super barriga tan preciosa..ay ay ay que me empieza a picar el gusanillo otra vez..miedo me doy!!
    Se hizo de rogar la peque,pero mirala que a gusto en el regazo de su mami. Enhorabuena!!!

  4. Mamá Puñetera says:

    Ostras! Pues yo también pensaba que siendo el tercer parto iría a la velocidad del rayo! Bueno, lo importante es que las dos estáis bien!
    Esta gnomi tiene unos morritos que enamoran!
    Besos guapa!

  5. Mamamedusi says:

    Que bonita! La verdad que cada parto es un mundo, y nunca sabes lo que te va a tocar, hasta que llega el momento.
    Lo importante es que ya está aquí, es cierto que el parto se olvida rápido, que no quiere decir que no lo recuerdes de ve en cuando, pero siempre lo miras con perspectiva porque tienes ya contigo a ese ser maravilloso que hace que todo merezca la pena. Enhorabuena familia numerosa!

  6. Marta says:

    La tripa era inmensa, pero con esos 4 kilos deGnomi no me extraña. Mi petite también llegó a los 4 kilos, pero esa salió ipsofacto.
    Es una preciosidad!!

  7. Laura_pkfdly says:

    Ay por Dios qué dolor!!!!! Pero criatura no me quiero ni imaginar el postparto, ahora que como no pienso ir a por el 3o te leeré igual!
    Un besazo y mucho ánimo!!! Espero que te estés recuperando lo mejor posible!

Deja un comentario