Como hacer que el bebe gire #semana35

“Te va a dar para 2 ó 3 posts, e incluso podrás abrir un canal en Youtube” estas eran las palabras del padre Gnomo ayer cuando el resultado de la ecografía era más que evidente: la pequeña gnomi está haciendo una sentada en mi útero y la jodía no piensa darse la vuelta de momento.
El domingo tuve contracciones y me dije: voilà! Se ha girado y seguro que ¡¡está ya en cefalica!!! Y aplaudí para mis adentros e incluso lo publiqué en tuiter pero, no. Un dolor o varios cada 5 minutos y de riñones, eso fue todo.
Después de haberme hecho la moxibustión varias veces y tenido que aguantar las risas generales por esa foto de mi archiconocido penepie y de haber inspirado a las mentes más perversas de las mamás 2.0, resulta que todo ha quedado en aguas de borrajas y que aquí no ha pasado nada.
Eso sí, he recibido todo tipo se sugerencias para hacer que la niña se de la vuelta. Esto es lo que tenéis que hacer sí os veis en mi situación:
1.- andar a gatas. Sugiero ponerse una mopa en las rodillas y manos e incluso en la barriga sí toca el suelo como la mía y andar a gatas allá por donde se quiera y así se limpia también. Hacer hincapié en los pasillos que lucen mucho y en hall de entrada.
2.- hacer el ejercicio del gato de lomo erizado. Una vez que se esté a gatas se pueden hacer varios ejercicios, como esta postura del gato de lomo erizado. Servir no sé sí servirá, pero ni Isidoro será tan guay. La gata más caña de España, preñada, claro, eso seréis.
3.- una vez que se hayan hecho estos ejercicios lo mejor es seguir en racha e intentar la inversión poner las rodillas en un sofá y los antebrazos completos en el suelo apoyando desde el codo hasta las manos. Si existe el tetasutra, esto es el preñisutra. Debo confesar haberlo hecho ante la mirada atónita de mi marido quien me dijo “que sepas que no pienso ser cómplice de esto” y “ten cuidado con mi hija”. Normal. Casi no me levanto. Y sólo una tortuga panza arriba podrá comprender cómo me sentía sí se pudieran preñar, porque yo era una de ésas y además con bombo.
4.- he leído cosas increíbles como hacer el pino o poner la espalda en la pared con los pies hacia arriba y dejar la cabeza apoyada en la cama para aquellas que no tengamos los brazos tan fuertes y aguantar así un buen rato, al menos 15 minutos. Sin olvidar comer unos dulces antes para que el bebé se mueva y se estimule. Y morir de ardores ya de paso…
5.- Nadar. Al parecer la mejor de las soluciones y la menos rara es nadar en el agua y volver a sentirte ágil y flotable y hacer piruetas subacuáticas como la voltereta o en pino de nuevo sin dejar de coger mucho aire ni que nos entre agua por nuestras amplias narices. Yo en enero tengo como costumbre y casi por religión no bañarme en aguas que no sean del Caribe o Pacífico. Tengo esa manía. Cosas mías.
6.- los masajes en la barriga. Hay una cosa muy sencilla en estos lares de internautas que se llama el Belly mapping. Es algo tan sencillo como ubicar al bebé en tu tripa y una vez localizadas las patadas y el bulto más largo que es el que corresponde a la espalda intentar girar suavemente al bebé con pequeños toques. Yo no lo hice: confundí claramente la cabeza con el culo de la niña y las patadas en realidad eran manotazos. Así fue como concluí que mi hija se había dado la vuelta. No hizo falta que me hiciera una versión cefalica externa yo sola en mi cama. Gracias a Dior.
6.- Moxibustión. No sé cómo hay adolescentes, entre ellos servidora, que fumaban en el baño y pensaban que nadie se daría nunca cuenta de sus devaneos con los malos humos. Yo me he encerrado en el baño a quemar un puro de artemisa cerca del dedo meñique de mis pies y:
*he salido apestando a fumadero de hierbas medicinales.
*ha apestado también cualquier material textil que hubiera en el baño.
*opté por hacerlo desvestida para no apestar tanto a artemisa ahumada y sacar todas las toallas y dejar la ventana bien abierta.
*casi pillo una pulmonía por hacer estas cosas en pelotas en el mes de enero.
*el peor de los efectos ha sido casi quemarme los meñiques de ambos pies para estimular mejor el dichoso punto que iba a hacer que la niña diera vueltas sin parar en mi confortable útero (del que recordemos ninguna quiere salir antes de la semana 41 y pico)
7.- hay más trucos pero ya está bastante completo el post. Siempre queda hablar con el bebé y conectar internamente y decirle “o te das la vuelta o te enteras pequeña criatura” todo de manera amable y dulce para que el feto sentado obedezca a su madre y se inspire.
Queridos lectores, después de haber hecho la mayoría de cagadas aquí mencionadas y haber hablado con mucha gente a la que les ha funcionado hacer el pino con un bombo enorme, ponerse bocabajo con unos ardores que ni tras comer chili con tequila y luego unas lentejas con chorizo, intentar dejar la crisma en el suelo por no poder bajar las piernas del sofá, hacer las camas a gatas haciendo especia hincapié en los laterales que están al lado de la pared y erizando el lomo entonces, por no hablar de haber estado a punto de chamuscar mis deditos más pequeñitos de los pies, me atrevo a decir que:
* No sé ubicar a mi hija dentro de mi cuerpo ni conecto un ápice con ella.
* He estado a punto de vomitar con cada nuevo experimento.
* Cada una de estas recomendaciones anteriores: NO SIRVE PARA NADA. Salvo para presumir de equilibrista y de haber limpiado tu casa con las manos y rodillas.
* y por último: no tengo futuro como matrona intentando saber cómo está colocado el bebé.
Así que aquí concluyo mi periplo de cosas estúpidas para evitarme una cesárea. En 10 días el médico me ve y me cita para una versión cefalica externa, de las de verdad, de las que se hacen en quirófano y no en la cama de tu cuarto y sí no funciona, programamos cesárea. Alea jacta est.
El piruetear se va a acabar.

(null)
Sí mi hija sale así, que sepáis que todo es culpa mía por haberle dado tan mala vida uterina. La gnomi sentada lo mismo me pide un puro al nacer.

17 comments

  1. Marta says:

    Jajjaj, tenía un poco de esperanza en que te funcionara, pero está claro que no hay nada como la Medicina tradicional :p
    Espero que de aquí a la nueva cita decida darse la vuelta, y sino, pues cesárea, al menos no nacerá con una corona de laurel :p

  2. Nueve meses y un día después says:

    ¡Qué bueno el post!
    Has hecho muy bien en probar todo tipo de acrobacias circenses y comsumo tobillil de sustancias pseudopsicotrópicas. Podía haber sonado la flauta. Mucha suerte con la versión cefálica externa. Y, si no, pues nada, ánimo, que todo pasa. Varias conocidas se recuperaron mucho antes que yo siendo ellas cesárea y yo vaginal. Ahora las cesáreas no son como antes. Un besote

  3. Desmadreando says:

    Ay gnomaaaaadelmal vayaaaa tú que te creías que por ser la tercera estabas curtida y sería un parto-pedo ¡pues no! ella quiere tener protagonismo y así se ha hecho hueco en tu vida, en tu blog y en tus aventuras….Ya nos contarás que te dice el doc y bueno sea como sea no queda nada para conocer otra minignomo 😛
    Un besote desmadroso y ÁNIMO que se que en el fondo todo agobia que nos hacemos mayores

  4. Mamamedusi says:

    Jajaja ay me rio por como lo cuentas aunque imagino que el proceso no habrá sido divertido
    Ojala que el prox día la tercera gnomita se mueva y si no… pues nada, a nacer redondita y sin apreturas (miralo por el lado bueno!)
    Un abrazo y ha nos vas contando!

  5. Planeando ser padres says:

    Te deseo suerte para que se te revire aunque sea en el último instante y pueda salir todo de un modo más fácil y natural. La verdad es que te has prestado a un montón de experimentos ¡que valor!

  6. Laura_pkfdly says:

    Ay qué manera de reírme!!! Empezando ya con el penepie… Esta toma la enana ha tomado batido en vez de leche!
    Bueno… Siento que la gnomita no se haya dado la vuelta… Pero ya irás contando!
    Besos!

  7. mum_in_trouble says:

    jajajaja, madre mía solo te ha quedado hacer el pino puente haber si funcionaba!!!! Esta gnomi viene dando guerra desde el principio y reclamando su sitio.
    Haber si hay suerte y por fin se da la vuelta.
    Bssss

  8. Cristina Prieto says:

    Jaaajajajaja. Vamos, que en vezz de palmaditas en el culo le estabas dando collejas! XDDD
    Ayyy Gnomi!! A ver si hace un triple axel y se da media vuelta para que tengas un parto facilón
    Muakss

  9. Lai says:

    Ay amore, es que me parto contigo de cómo cuentas tus aventuras..
    Siento que tus experimentos sólo hayan servido pa echarnos unas risas contigo.
    Pero no perdamos la esperanza, igual de no hacerle nada se anima y la que hace el pino puente es ella!!
    Te deseo lo mejor en esta recta final, sabes que estamos contigo. Muac!!

  10. María E. says:

    Jajajaja!! Siento que la niña no se haya dado la vuelta pero me acabo de reír un montón con todo esto que cuentas. Lo de la postura del sofá es lo más!!!
    A ver si de aquí a que salgas de cuentas la “niña jodia” decide darse la vuelta y si no, ánimo con la cesárea que no es tan mala. Yo tengo dos y las recuperaciones han sido bastante buenas. Eso si, sólo de pensar en tu tercera planta sin ascensor me dan escalofríos…
    Un abrazo!!

  11. mamaoveja says:

    Cuántas peripecias, Gnoma! Y encima no ha funcionado ninguna. Te queda el consuelo de que al menos lo has intentado. Y quien sabe si antes de estos diez días la señorita bebé se decide a girar. Ya nos contarás.

  12. Elisabet says:

    Jajajajaja!!! No me creo que una embarazada sea capaz de hacer la vertical!! ;D Yo ya tengo asumido que ya no estoy ni para la vertical puente para el resto de mi vida…

    Ánimos guapa y nos mantienes informadas!!

    Me parto con el “parto-pedo” de la Desmadrosa 😉

    Un besote* hoy desde Barcelona!!

  13. nosoyunadramamama says:

    jajajajaja, lo que me reído con el post!!!!! eres tremenda!!! Pues tienes razón, yo no creo que nada de eso sirva…si se da la vuelta después de alguna de esas operaciones que mencionas, será fruto de la casualidad, iba a pasar independientemente del preñisutra y demás inventos… Mira, los segundos partos son los mejores… Los terceros no son como pedos, x mucho que ya el canal esté bien abierto, jajaja… Fíjate que la placenta de Gabriel no quería salir y por poco no acabo en quirófano para tener q sacarla. Lo importante es que vengan sanos, verás cómo lo de la cesárea no es xa tanto…muacss

  14. Gemma/El Sur (@Gemma_311) says:

    No, si cuando yo digo que tu quieres una patinadora olímpica que gire y gire!!
    Anda que lo de ponerse a cuatro patas!
    Que técnicas tan complicadas, al final va a ser más fácil el parto podálico que la moxibustión.
    Que venga bien y ya está.

  15. Mami Katabum says:

    A lo mejor mi recomendación está de más pero considerado que mi sugerencia de las uvas congeladas es eficaz, me atrevo a sugerir de nuevo…
    Pon dos puñados de arroz crudo en una media, amarra bien y pon la media en el micro por un minuto, sácala y si no está tan caliente va un minuto más. Luego te arrimas en tu cama muy sexy

Deja un comentario