La adaptación de la guardería de la Chica

Hace un año exactamente escribía compungida cómo sería la adaptación de la Mayor a la guarde que empezaba teniendo ella dos años y yo una angustia de primeriza bastante grande.
Recuerdo haber llorado incluso, en un ataque de propismo más de abuela que de madre, pero es que dejaba a mi niña en la guardería de manera innecesaria, porque yo no trabajaba fuera de casa y siempre me repetía que ésa era mi obligación.
La niña se fue ese primer día sin mirar hacia atrás; le puso el chupe a los que lloraban y fue la niña más feliz. Y yo me sentí tonta. Para entonces tenía otro bebé en casa y suficicente trabajo, pero ese sentimiento de culpa que no deja de sobrevolar a las madres a mí me invadía. En fin de todo se aprende.
Este año le tocó a mi gorda pequeñita. La salvajita que tenemos en casa, que le zurra a la Mayor, que le quita los juguetes, que cuando le riñes se ríe, la niña que llega después de hacer cualquier travesura y se agarra a tu pierna y te dice “Ay que te quelo” o la que te tira besos sin motivos.
Este año pasado, teniendo ella 8 meses y empezando a demandar más atención y juego que yo no le daba, me planteé mandarla a la guarde antes que a la otra pues ella ¡se aburría conmigo!
La apunté a la guarde y se quedó en lista de espera. Al cabo de un mes entró con muchísima suerte.
El 31 de agosto a las 7 de la tarde me escribieron de la guarde diciéndome que empezaba al día siguiente. No tenía ni idea y ni siquiera había preparado nada!! Pero una es resolutiva y al día siguiente iba a la guarde feliz con su mochi de Minnie llena de pañales y toallitas.
Ella entró feliz pero tener a 25 amigos llorando creo que no le gustó y salió compungida. Le preguntaba qué tal lo había pasado y sin quitarse el chupe sólo me pestañeaba -como en las pelis cuando el accidentado sólo puede mover los párpados- jajaja. Pobrecita mía. Eso le duró 3 días luego al ampliar el horario ya se acostumbró a los llorones y se dio cuenta de que se callaban y podía jugar.
A diferencia de la Mayor, ella lloró y a mí no me costó tanto dejarla. La experiencia ¿No? Mañana seguimos con la adaptación y el miércoles coincide con la de su hermana. Mis hijas de momento no la han necesitado, pero a ésta es que le ha venido hasta peor, porque iba feliz a la guarde de su hermana y se colaba y ahora le ha cogido un pelín de tirria. Pero se le pasará. 20140901_114014

10 comments

  1. Eva Álvarez says:

    Ah, maldita, yo que no te encontraba, ¡y te habías vuelto puntocóm!
    Ya te contaré yo cuando pase por eso 😀
    Mi idea es no llevarlo hasta que tenga 3 años, que serán 3 años y 7 meses al ser de febrero.
    En dos días se te hacen la reinas de la escuela 🙂

    • misgnomosyyo says:

      Jajajaja me modernicé en un momento de lucidez en mi vida pero tuve ambos blogs abiertos un tiempo. Yo estaba superada a los dos años con la Mayor en casa conmigo porque la pobre quería jugar y eso me obligaba además a salir al parque si o si. En la guarde jugaba, se relacionaba, se ponía mala… jajaj todo ventajas como ves! Si no va evidentemente no le pasa nada de nada!

  2. Marta @martuki2011 says:

    Yo para mi desgracia tuve que pasar por esto las dos veces con el bebé de sólo 5 meses, y claro con esa edad la que lo pasé fatal fui yo, ellos eran todo sonrisas y amor hacia sus nuevas cuidadoras… y luego cada vez que se ponían malitos el sentimiento de culpa era terrible… pero es lo que hay… #conciliación
    Ah! Y felicidades!!!

    • misgnomosyyo says:

      ya hija!! Yo la verdad es que las mando porque creo que la guarde es buena para ellos, porque siempre tengo otro bebé en casa y por el bien familiar, que una madre vuelta loca no es buena!! jajaja Muchísimas gracias por la felicitación 🙂

    • misgnomosyyo says:

      La mía Mayor fue bastante bien pero la pequeña está pasándolo peor. Aún así en la guarde me dijeron que lloraba al principio pero luego se calmaba y jugaba feliz. Besos Lorena 🙂

  3. Planeando ser padres says:

    Como yo ando todo el día rondando por casa me resisto a enviar a mi bichilla a la guardería, y si mi situación profesional no cambia, ya he acordado con el papá de la niña que sólo la llevaremos un ratito, a partir de los 2 años, para probar si le gusta y prepararnos para el colegio. Me pasa como a ti, que me da reparo que extraños cuiden a mi churumbelita, pero es cierto que lego la mayoría de los niños se lo pasan en grande y disfrutan un montón allí.

    • misgnomosyyo says:

      Yo a la Mayor la mandé a los dos años y medio eh? pero ya con más experiencia de que la guarde es muy buena, de que juegan y les cubren necesidades de juego y aprendizaje que yo en casa no podía me animé a mandar a la Chica con año y medio. La verdad es que no es demasiado pequeña que hay niños que van con meses! Yo creo que es la opción acertada en mi caso y sobre todo porque las tengo a las dos por las tardes aqui conmigo y una barriga que me da cansancio y sueño también!!

  4. Marta says:

    Ya sabes que los niños son distintos, los que pensamos que harán una cosa, luego hacen otra y al revés. Se le pasará, claro, aunque siempre te quedas con ese pellizquito en el alma.

    • misgnomosyyo says:

      pobrecita mía y encima ha tardado 10 días en ponerse mala la niña… Aqui la tengo ya hasta el lunes. Sigue llorando pero ya se calma también es que con media hora a ver quién deja de llorar con todos los niños berreando. Obre. Besotes Marta :-*

Deja un comentario