La APLV de la Chica

¡Qué mal repartido está el mundo! Mi hija mayor, la primera Gnomi que inundó este blog con historias de madre ultra ñoña que sentía total devoción y predilección por ella -cosa fácil puesto que nadie le hacía la competencia- sólo tiene dos pequeños puntitos a destacar para no convertirse en un ser alado, que duerme fatal y que no come.

Como ustedes habrán imaginado estas dos pequeñas nimiedades no son nada en comparación con las múltiples virtudes que la niña tiene. Bueno paro ya que me desvío para variar. Lo cierto es que ella que tiene todo un abanico abierto de posibilidades ante sí para hincharse a comer, como a veces lo hace su santa madre, ella decide que no, que mejor no come.
Y mientras mi Chica, la niña más buena y con más genio, que le pega a la Mayor sin conocimiento y que no habla ni anda a sus 13 meses y medio, ella lo duerme todo y se zamparía de un tirón todo lo que se le pusiera por delante, pero ¡Ay injusticia! Ella no puede.
La Chica grita cuando oye un paquete abrirse y dice “aeta” claramente identificable como galletas; ella grita hambrienta “bebeeeee” cuando le traen el biberón de leche elemental por las mañanas o noches y ella se muere por coger algo de la mesa que no sea el pan que está rico, pero le falta algo -y no es agua precisamente- para maridarlo.
A la niña le dieron cita en la seguridad social para mayo para revisarla de nuevo y se cumpliría entonces un año y tres meses de Alergia a la Proteína de la Vaca. La APLV nos interrumpió una lactancia feliz y nos sumió en los biberones, pero más allá del debate teta, sí o teta, no, la niña ha crecido fuerte y sana es lo único que importa.
En un mes me enfrento a un gran reto aqui sola en mi casa: le tengo que dar la primera cucharada de yogur -así como si nada-que la niña va a tomar en su vida.
http://blog.leftos.com/wordpress/wp-content/uploads/2010/05/hitch-300×173.gif
De aqui a dos semanas me toca ponerme ante ella y ante todos mis miedos, porque no pasará nada seguramente, pero en Hitch casi le da a Will Smith un Shock anafiláctico por tener alergia al marisco, y el temor a que algo le pase aqui conmigo me aterra, de hecho creo que voy a irme a un bar a darle para que si pasa algo la histeria sea colectiva y no sea yo la única que me desmaye cual Aramis Fuster en los juzgados.
Que Dios nos coja confesados que falta nos hace, yo mientras pienso en que no veo que llegue el día en que no tenga que darle la leche Neocate y que ella se tome su Cola Cao como su hermana y moje galletitas. De momento se tiene que conformar con mirar a la Mayor y morder otro trozo de pan.
Pd: Hoy es un día de luto nacional, pero quería que nos riéramos mínimamente.

18 comments

  1. Merak Luna says:

    No tiene ni punto de comparación, pero a mi mayor, que le encantan los lacteos, la leche le sienta fatal, así que hemos introducido la que no tiene lactosa y ha mejorado considerablemente. La peque, en cambio, abandonó la leche con un año y nunca más… desayuna yogurt, toma queso, pero la leche, ni en pintura.
    Me imagino la escena, en la cafetería, con el yogurt suspendido en la cuchara… y musica de suspense por detrás. Jajaja

    • Mama gnomo says:

      Pfff qué nervios! no creo que le pase nada, pero me acongoja bastante! Me parece una burrada. La mía también tiene intolerancia a la lactosa, es bastante completita.

  2. Annabel Verneda says:

    Aaaay!! que ya verás que no será nada 🙂 En la cafetería enfrente del pediatra seguro que te hace sentir más segura!!! Ya mismo están las dos mojando galeltas en el colacao 😀 Besote a la familia gnoma!!!

  3. bea ramirez says:

    Minijijijijiji tiene piel atópica, normalmente si tiene piel atópica tiene. Todas las papeletas para tener varias alergias, así q llego el día y no me complique, minijijijijiji muchos días toma.leche de soja y los yogures tb.
    Niblognibloga

  4. Alele says:

    Hola! pues mis hijas han tenido las dos, bueno, la pek todavía tiene. El caso es que me he quedado así O.O porque aquí, en Bilbao, la prueba de introducción se hace en el hospital.
    También he de decir que aunque a la mayor se le pasó con 12 meses y ya nunca más se supo, a la pek tenemos que volver a repetirsela con 18 meses porque aunque el día del hospital no le pasó nada, al de 7 días otra vez a urgencias.
    Y qué asco de galletas eh? las de gullon, que son como arena prensada y ahora hemos descubierto otras en el lidl que son de chocolate y bueno, algo mejor. Y los yogures de soja, mi pobre jajajaja (le encantan, puaj)
    Te sigo desde hace relativamente poco, también por tuiter 🙂 tenemos las niñas con edades muy parecidas.
    Un besi

    • Mama gnomo says:

      Oye que no le doy ni galletas! me entra el pánico y me cierro en banda, sólo le zampo pan a la pobre mía! Te busco por Twitter, hablame por ahí que no te encuentro.

  5. Marta Perez says:

    Ostras, espero que vayan bien las pruebas! Debe ser chungo ver como come la hermana, y no poder llevarse a la boca lo mismo. Y una, como madre, siempre atenta a que come o deja de comer..

  6. Mami Katabum says:

    A nosotros nos dijo la doctora que mientras más chicos son cuando desarrollan alergias, más posible es que se les quite. En nuestro caso fue así. LA MP era alérgica a todo, ahora con casi 6 años sólo le quedan 3 alergias. Mucha suerte!

Deja un comentario