Viaje a la quinta puñeta

A veces las madres hacemos cosas que son de no estar muy cuerdas. Ayer tarde mismo aqui servidora estaba desesperada por conseguir que ambas gnomis durmieran su siesta; tanto que hubiera firmado un pacto con el mismísimo diablo.
Entre ellas se entienden estupendamente, se miran, se hacen un “give me five” y eso basta para que empiece la fiesta y por tanto se elimine la hora de la siesta, total ellas no la necesitan y si no, ahí está mamá para aguantarlas y dormirlas in extremis si le hace falta a la Chica.
En ésas andábamos cuando el padre gnomo me dijo que se iba a una reunión de trabajo importante que tendría lugar en la quinta puñeta, que como todos sabemos, está pasando el quinto pino y otros quintos y quintas.
Ni corta ni perezosa me sumé al plan. No sería yo quien hubiera de lidiar con semejantes bestias pardas durante las horas más somnolientas del día.
Así que compartí con mi cónyuge, viaje en coche, gnomis saltarinas y un sinfín de fincas y urbanizaciones. Ellas tardaron unos diez minutos en dormirse. Yo superé el dolor de cabeza que me he olvidado citar que tenía, y mi marido fue muy bien acompañado y llegó con puntualidad británica a la cita.
Ya en el coche la paz duró poco y fue mermando a medida que pasaban los cuartos de hora. Justo pasados tres, ya estaban las dos despiertas dentro del coche, jugando a conducir y hubo algún lloro incluso. Fue en ese instante cuando dudé seriamente del plan, pero para entonces ya hubo regresado el padre gnomo más feliz que una perdiz.
Resentamos a las niñas en sus sillas y emprendimos en camino de vuelta. Sólo las logré reducir en este trayecto Cantajuegos en mano.

4 comments

  1. Irene MoRe says:

    Pues yo me temo que este invierno puedo ir despidiéndomes de MIS siestas, porque Peque estará acabando la suya para cuando yo llegue a casa, y eso, después de acostarme pasadas las 00:30 y levantándome a las 6:20 va a ser muy duro.

  2. Marta Perez says:

    Jijiji, ya vi las fotos en IG, y menuda aventura para ellas, el cantajuego calma a cualquiera!!! Yo tengo los 9 cd’s en la guantera. Y un dvd para los viajes largos (aquí largos son los que duran más de 30 minutos). Aunque se duerman todo el camino, el principio es algo cansado…

Deja un comentario