Herr Wagner

Tras pasar unos dias en casa de mi amiga la alemana me fui a Kiel, la ciudad donde iba a vivir ese curso lectivo. Mi intención era buscar trabajo pero nada de eso, no encontré más que una ciudad casi vacía a causa de las vacaciones de verano que hizo que los estudiantes se marcharan a casa. No encontré trabajo como quería y valoré seriamente el regresar. Pero los padres de mi amiga me llamaron y tras 10 días volví a su casa. Fuimos un día a Dahme, un pueblito costero y preguntamos si había trabajo para mí al dueño del restaurante donde merendamos. Se llamaba Herr Wagner y dijo que si y que lo llamara para concretar cuando empezar. Asi que lo llamé pasados unos días y empecé a trsbajar allí, en el Seebrücke, el restaurante directo al mar en la panadería, pastelería y creperia para mi suerte jejejeje y para  marfario de mis kilos.
Cada día iba y venía en bici (que conste en acta que no montaba desde los 13 años), tomaba el bus que pasaba por Grömitz, Neustadt, Eutin, Kloster y llegaba a mi destino. Solía ser puntual, trabajaba y me marchaba. Compartía trabajo con polacas y checas que acudían al país más próspero a por un futuro mejor y bueno, en plena burbuja española, yo aprendía alemán como podía sin oir más español que al otro lado del teléfono cada tarde cuando llamaba a quien no mueve molino y a mi madre. Me dejaba medio sueldo en la cabina de telefono pero a mí me merecía la pena. Siempre he sido muy romántica y me encanta serlo. Así transcurrió el verano, todos asfixiados con máximas de 34 Grados y yo encantada acostumbrada a los calores sureños. Pecata minuta en comparación con los veranos sevillanos. Regresé en septiembre para recoger mis ropas invernales, a mi amiga y despedirme de quien no mueve molino, que en ese momento era una catarata. Y asi pasé ese verano de hace diez años, trabajando, alemanizada y encantada con mi nueva vida!! Continuará…

6 comments

  1. Sheila ~ says:

    Vamos, lo que se llama 10 años alemanizada total. Pues yo… personalmente, me encanta alemania, la veo tan… romántica, es decir, los pueblos.. Estaría loca por vivir allí, aunque no debe de ser nada fácil.

    • Mama gnomo says:

      Yo me volví al año siguiente, un torrido romance, un amor de años acabado por ambas partes, una carrera -?-, un clima soleado, mi madre y hermana y un futuro, me esperaban en Sevilla y tenia que volver.

  2. Lautiara says:

    ¿Y el siguiente post? ¿Para cuándo?
    Que me tienes aquí con el bote de palomitas y sin saber como acaba la película… (bueno, sí, que te volviste y tienes a dos gnomitas preciosas y un papá gnomo con quien compartirlas :-p)

  3. alba says:

    Lo prometido es deuda.. no pude en el curro pero hoy si me ha dejado el movil..increíble??? Pues es cierto.

    Ahora estoy co. Torbellino en urgencias…fiebre y ca a regu y dermatitis a hierro…a ver q me dicen.

    Oye pues yo admiro el valor para irte fuera aunque sea un tiempo…yo nunca he sido capaz.. y aun ahora.. npse q decirte

Deja un comentario