La vida de los gnomos de piscina

Siempre, siempre, siempre me he encargado de limpiar yo la piscina de mi casa. Siempre. Manejo con destreza los mandos de la máquina depuradora, paso el cepillo, limpio el fondo, quito los bichillos y hojas flotantes, pongo las pastillitas de cloro… soy como el piscinero que salía en Melrose Place, siempre liada con la alberquita.
Hace dos años bautizamos a la Mayor. Fue el dia de la cuarentena cuando la niña pasó a ser católicaapostólicayrromana y lo celebramos en casa. Mi madre arregló todo con esmero pero la piscina me esperaba. El show fue el siguiente, hay que vaciarla, limpiarla, pintarla y llenarla y mientras te vas con la Gnomi que no para quieta ni duerme dos horas seguidas jamás y a golpe de Medela te extraes la leche para que coma la moza. Casi muero. Obviamente necesité ayuda, mi madre vació y limpió casi toda la piscinita y yo la limpié y la pinté con la ayuda de “el melenudo” al que mi progenitora enredó de algún modo para que arrimara el hombro y no saliera caro.
Como el año pasado estaba embarazada ya, el tercer embarazo en un año -qué hobbie más somnoliento he elegido por cierto-, pues ni me asomé a la casa porque las náuseas me lo impedían.
Hoy me he dado el tute por estos dos veranitos. La dichosa depuradora está escaleritas abajo y hay que bajar como si de una boca de alcantarilla de Nueva York se tratara. Para colmo mi hermana está con la sombra de el tuerto rondándole, mi madre, en el pueblo y las Gnomis son unos “Hector Victor” (leáse de corrido y cámbiesen las ces por eses). Así que el papáGnomo me ayudó.
Ya no estoy yo para estos trotes. Barrí el fondo, me bañé con la Gnomi Mayor, me bajé y subí mil veces las escaleras, limpié filtros, puse a hacer pis a la niña otras tantas veces y dí un bibi a la Chica. Mientras el Gnomo también arrimaba un poco el hombro.
La Mayor lo ha flipado, le ha encantado bañarse en la pisci sola con su mamaíta. La mamaíta está destrozada e insomne. Vaya veranito me espera.
Mientras intento conciliar el sueño escribo este post por si mañana desaparezco del todo. En mis planes entra intentar falsificarle un carnet y que vaya apendiendo a nadar desde ya porque la Chica nos miraba con ojos de deseo desde su carrito.
De verdad… ¿Por qué nadie me contó todo esto antes? además como la Chica no tiene ni cinco meses, sigo gordísima y con el tankini premamá. ¡menos mal que es chulísimo! mala vida…

10 comments

  1. Lautiara says:

    Pues en casa al que le toca el gordo es al miomarido, pero que conste que soy su ayudanta incondicional. :-)))
    Por cierto, nosotros al enano le dimos su primer chapuzón con un mes (y poco más), se baño él antes que yo (dichosa cuarentena). :-)))

    • Mama gnomo says:

      jajajaja el gordo haciendose unos largos y tu acalorada…qué injusticia!!! Gracias por pasarte y come.tar esta humilde entrada de este belliiiisimo blog jajajaj un besote

  2. Una Mama Practica says:

    Auf, me he cansado solo de leerlo :S A mi que la envidia me corroe por los que teneis piscina, has conseguido que por un rato me de menos envidia 🙂 Espero que hoy estes algo mas descansada y disfrutando de tu trabajazo. Buen comienzo de semana!

    • Mama gnomo says:

      jejejeje…no todo es oro…la verdad es que ayer no consegui que el filtro quedara bien colocado y tengo que volver hoy. Y sin el padre Gnomo!!! a ver qué tal… un besote

  3. 1MadreinItaly says:

    Vamos a empezar por el principio… que tienes piscina y te quejas de algo en esta vida??? jajajaja dios es mi sueñoo tener una, adoro las piscinas pero no voy a las públicas porque estoy como una morsa. Mis tías tenían en su casa y fui la niña más feliz y arrugada de estar todo el verano a remojo. Disfruta por mi y que te sea menos pesado cuando tengas que limpiarla porque piensa que tu tienes unaa jajaja besotes

  4. desmadreando says:

    A ver…¡no te creo nadita! ni de que estés gordísima porque eyteconozco y te hemos visto en ese vestiduki rojo para la boda delaprimaacuarentagrados y tampoco me creo que una gnomo limpie la piscina…los gnomos son decorativos jejejeje y están en el jardín…así que hala a hacer lo tuyo 😛

    un besote desmadroso

  5. Marta Perez says:

    Te espera un verano horrible, yo que tú, me iría de casa, y dejaría la piscina a quien lo merece realmente, y además, como ya la has limpiado y filtreado, la has dejado preparadita para gozarla :p Ale, ale, ya me encargo yo de cuidarla :p

  6. Irene MoRe says:

    Yo lo que tengo es piscina en la comunidad, que no tengo que limpiar, pero sí pagar a alguien que lo haga, aunque yo no la use porque lo único que hay son energúmenos y críos maleducados y porque no me apetece lucir mis lorzas en público (lo mío no tiene excusa, Peque tiende ya 15 meses). Ah, encima hacen ruido en plena siesta y hasta las 0:00 – 0:30.
    Cuando quieras cambiamos de piscina.
    Besos.

Deja un comentario