La niña no quiere jugar conmigo

Mmmm… La leona que lleva toda madre dentro y que sale cuando tu hijo sufre por causa de otros…si, esa leona. Seguro que la conocéis.
Yo he tenido a Gnomita entre algodones, no va a la guarde, se relaciona bien con los demás, juega y no pega, más bien le pegan. Gnomita mayor es tierna, dulce, sentida y no olvida, como su madre, con la diferencia de que ella no le da importancia y en dos minutos se sobrepone.
Pero a la leona… La leona no está domesticada, sale en defensa del cachorro que para eso lo cuida y vive entregada, y la leona, ataca.
Hoy fuimos al pediatra, en la sala de espera hay mil juguetes para los niños y alli se entretienen. Al llegar se fue directamente a la pelota gigante y como estábamos solas jugó a su antojo. Luego salimos para arreglar lo de la vacuna de la Chica y pincharla y ella se volvió a jugar con los otros niños que estaban alli. Yo me quedé en el mostrador y oía de refilón a los niños. Gnomi vio a una niña de su edad, iba con su madre pero la aguantaba la muchacha interna, la madre sobrevolaba la sala.
Confieso que estaba centrada en los papeles y las citas y apenas si oía a la niña, la sentí cantar y hablarle a la otra peque y de repente escuché cómo le decía a la madre sobrevoladora “es que ella no quiere”, la madre que hablaba con mi hija y no con la suya

Deja un comentario