Fase Rem

Me acabo de despertar. He abierto los ojos hace escasos cinco minutos y tengo la sensación agridulce en el cuerpo.
En mi sueño he ido a la revisión a la que debo acudir en breve tras haber tenido a la chica. No me atendió mi médico sino una matrona. No sé por qué me hicieron una prueba de embarazo y dio positiva!!!!!!
Por mi mente han pasado todo tipo de sensaciones, la Chica tiene cuatro meses, “no es posible” me decía una y otra vez.
Me miraba la enfermera y me intentaba convencer de que claro que sí lo era.
Me trataban cual adolescente. Me repitieron la ecografía, me enseñaron lo que la imagen mostraba. Estaba alucinada. No era posible, pero lo estaba viendo con mis propios ojos. Mi marido estaba feliz, ni se planteaba que fuera un error.
Todos me han convencido cual inconsciente, que era verdad, que mi bebé estaba creciendo y que debía asumirlo.
Creo que han sido dos horas de lucha contra todo el personal sanitario de la clínica. He pedido hasta una segunda opinión. Me han traído al jefe de servicio a quien la matrona ha dicho “no sé, por algún motivo dice que es imposible, pero está clarísimo”, y me enseñó nuevamente el resultado de la eco: el tercero venía en camino.
Bieeeeeeeeeen, lo asimilé al fin. No comprendía muy bien cómo, pues el período ha brillado por su ausencia y el padre ha estado entrando y saliendo del hospital y…mi mente ha empezado a hilar.
Ahora son las 10:30 y tengo el sabor agridulce de que no era real. El vientre desinflado sin vida dentro luce vacío, mi niña está en su cuna, la otra en la cama y me invade un sentimiento raro. Si…
Conté ya que tras nacer la chica las hormonas se me dispararon, me entró una enorme euforia y desde entonces me persigue el deseo irrefrenable de volver a ser madre y me está avisando el subcosciente y todo.
Con estas señales, ¿Cómo voy a conseguir mantenerme en mi decisión de esperarme un poco más?
La batalla está perdida, es la llamada de la selva. Quiere que me vuelva loca perdida. Continuará…

10 comments

  1. meinemamimemima says:

    malditas hormonas que nos vuelven locas locas … yo hace poco pensé en lo “placenteras” que eran las contracciones y los pujos. ¿Mande? Si me dolieron un huevo y medio … muuuuuuuu fuerteeeeeeeeeee

  2. Marta Perez says:

    Ya sabes… Quién sueña algo, luego lo cumple. Aunque estoy de acuerdo en que hay que descansar un poco entre la gnomita chica y la futura gnomita… Más que nada, para disfrutarla estos meses :p Pero tampoco mucho, eh! Que luego se acostumbran.

  3. Lia says:

    Creo que el puerperio a veces tiene ese efecto..el mismo dia que nació mi hijo le dije a mi marido que queria otro..aun recuerdo la cara que puso!!! Y esperé a que llegará la regla( casi 7 meses) para ponerme a ello… No digo más.. 😀

Deja un comentario