Los pañales y Gnomita

Que mi primogénita es un portento no es novedad y que habrá niños más portentosos obviamente, habrálos pero lo que yo nunca he visto es a un Gnomillo de un año pidiendo pipí. Se acercaba su primer cumple cuando empezó a darse cuenta de que hacía pis y me lo dijo. Asombrada se lo conté a mi madre que como vivía con nosotros pràcticamente a la siguiente vez, alucinó. Llamé a mi suegra quién irónica como ella sola a la siguiente llamada de teléfono me preguntò si ya me había pedido la caca. Pensaría que mi amor pantojil me nublaba las neuronas.
Lo cierto es que ella con cada pis, me decía pipí, pipí pero no era viable que con esa edad controlara tanto. El pediatra me dijo que la enseñara pero que esperara porque no había necesidad de presionarla. Y esperé. Y llevo 10 meses esperando porque aqui mi Gnomita sabe perfectamente ya controlar esfínteres y controla que no veas.
El otro día la cambié sobre mi regazo, yo es que cuando me pongo soy bastante arcaica y cómoda a la vez, y no se dio cuenta y empezó a relajarse y… agüita calentita sobre mi pierna! y le dije: Gnomita que te estás haciendo pis y me estás mojando!! entonces ella paró y le sugerí ir al baño. Ella me pidió perdón y cortó rápidamente y allà que fuimos. Y tachàn!!! como decían en “Mira quién habla” ¡pipí en el váter, pipí en el váter!

lo único malo es que tendremos que esperar a que vengan las temperaturas veraniegas para que rompa ella solita a ir porque todavía hace mal tiempo y por hacer la gracia nos podemos gastar los cuartos en Apiretal. Habremos de esperar pues!!
This entry was posted in Gnomita.

6 comments

    • Mama gnomo says:

      Es que les cuesta mucho!!!. Yo me pienso esperar al bañador veraniego para empezar. a ver qué tal se le da.También es una cuestión de ganas de ella y mías… no quiero niños resfriados jajaja besotes Vivi

    • Mama gnomo says:

      La niña es una adelantada a su tiempo jajajaja cumple dos años ya en un mes y lo que le toca es abandonar la celulosa para así dejársela en herencia a la Chica.
      En casa el problema es que a la mayor, aún siendo única, siempre la hemos visto así: mayor!
      Beesotes de los Gnomos 🙂

Deja un comentario