La Shula. Episodio III.

El de la bola y el hermanito.

El mes pasado mi marío y yo nos enteramos de que estábamos embarazados otra vez! Fue una alegría inmensa, y he de decir que fue un momento mucho más bonito y romántico de Lo que Lo fue con la bola… pero esto ya Lo contaré en otro post.

Al enterarnos, yo, como buena psicóloga, comencé a plantearme que sería Lo mejor para la salud mental de la bola: decirle que iba a tener un hermanito, o esperar (como la casa real) a cumplir los 3 meses. Así que hablé con mi psicologa infantil, la Lu. Ella, muy sería, en modo psicologa (que no amiga) me explicó que Lo mejor era esperar un poco por Lo que pudiera pasar. Por supuesto, yo a mi psicóloga (en contraposición a algunos de mis pacientes) siempre le hago caso.

Así que claro, cuando empezamos a contarlo a la familia y amigos, sí la bola estaba delante, teníamos mucho cuidado. Decíamos: “estoy embarazada, pero ella no Lo sabe”. Obviamente la bola no se enteraba de nada, porque claro, Lo decíamos muy bien. Imposible que la bola entendiera que es estar embarazada.  Que listos somos mi marío y yo.

Hace dos semanas pusieron en la televisión el documental “En el vientre materno”. Que ilusión, con la bola no había podido verlo porque en internet estaba censurado. Que bien! Vamos a verlo! Y claro, la bola por allí por el salón dando vueltas. En esto que voy un momento a la cocina, y oigo la siguiente conversación entre la bola y mi marío:

Mi marío: mira, blanca, esa mujer está embarazada.
La bola: sí, mamá, bebé.

Toma ya!!! Y ahora que???

No me daba tiempo a llamar a mi psicologa infantil…ay dios mío…  Pues nada, de perdidos al río.

Yo: marío, no crees q ya es el momento
Mi marío: sí (con cara, gesto y tono de flipado).

Así que me senté junto a ellos en el sofá. Quería darle toda la importancia al momento porque realmente se la merecía. Y así siguió la conversación:

Yo: bola, sabes que vas a tener un hermanito?
La bola: sí

Ea. Fin de la conversación. La bola Lo sabía todo, y nosotros haciendo el imbécil.

Desde entonces ya no infravaloro a mi hija, y doy por sentado que sabe cosas que yo creo que no sabe. Mi psicologa infantil Lu me dijo que tampoco pasaba nada sí la bola sabía que venía un hermanito, pero que tuviera más cuidado con otras conversaciones que tuviéramos delante de ella, porque la niña nos había dejado claro que se coscaba de más de Lo que pensábamos.

Y desde entonces, la bola no entiende porque el hermanito no sale ya a jugar con ella, y me araña la barriga para intentar sacarlo. Yo le digo que el.hermanito saldrá cuando la barriga de mamá se.ponga gorda, gorda, gorda. Y la bola, que es muy de relacionar cosas, hoy me ha soltado esto.

Yo: bola, no puedes comer más yogur porque te vas a poner gorda, gorda, gorda

La bola: el hermanito viene??

Ea, voy a llamar mi psicóloga infantil porque ya no se como manejar esto…

Jeje…yo me pintaba un muñeco en la barriga y Gnomita me ayudaba a pintar al hermanito. De todas formas la Bola me vio a mi muy embarazada de la Chica y algo le impresionaría, ¿no?.

6 comments

  1. Carmen Parra says:

    Es que la bola es muy lista!!!!Le teneis que contar además que va a tener una primita “política”!
    Ay dios, como me gusta este blog y lo que me ayuda.
    Besos, la cuñá

    • Mama gnomo says:

      Me alegro por la parte que me toca 🙂 La Shula se tanga de contestar loscomentarios y terminará delegando por completo en mí…
      Un besote y qué poco queda!!

  2. Maria Paradela says:

    Yo quise esperar más para decírselo al Pitufo, pero mi S.E. no, así que se lo dijimos súper pronto.

    Claro, para él la tripa ya está muy gorda y ya hace calor (las dos cosas que le hemos dicho que tienen que pasar) así que no entiende por qué no sale ya “su bebé”.

    En fin… y así hasta agosto…

    • Mama gnomo says:

      Yo no tengo concviencia de cuándo se lo dije a la mayor la verdad…aunque tenía un año y no sé hasta qué punto se enteró. Supo ya más cuando vio la super panza…
      Paciencia Runner 🙂

Deja un comentario