La Shula.

La Shula no tiene blog y necesita acomodo. Mi Shula es mayor que yo. Sí. Por lo menos 25 días y eso se nota; además trabaja así que no tiene tiempo para poder desfogar escribiendo y nos lee ocultamente. Ella me apoyó y fue mi manager en esto del blog, mi señor esposo también, que conste.
La Shula tiene un nombre bien bonito que comparte con mi madre y con mi hermana, la tia Mono, y con otra de mis más queridas amigas, la rubia hermosa.
La Shula se ganó su mote a base de contarme sus ideas y yo responderle al modo de Sanlúcar de Barrameda ¿Qué paza/dices/haces Shula? No es elegante ni mucho menos pero Shula me evoca sentimientos de cariño, nostalgia y de ingenuidad. Shula me llamaba Palomeque cuando vivía y yo comía Ropa Vieja de Maleni. Recuerdos deliciosos. Por eso mi Shula se llama así.
Pero no se equivoquen, mi Shula y yo chocamos de frente. Dos locomotoras, literalmente eso de loco-motoras, con afán de general del ejército y poseedoras de una verdad absoluta indiscutible y una dote de mando encauzada a través de un dedo índice amenazador.
¿Qué pasa entonces? Que surge el amor odio. La Shula y yo nos amamodiamos a la vez. A veces así y a veces al revés. Lo cierto es que ella era amiga de un amigo del esposo de quién se hizo muy amiga, por quien su hermana se convirtió en la ahijada del esposo, pero mi Shula dejó de ser tan amiga del esposo para ser muy buena amiga mía porque ella es la madre de la Bola que es tres meses menor que Gnomita mayor y ya fuimos inseparables hasta que empezamos a pelearnos. ¿Ha quedado claro? pues eso.
A esta colaboración la iba a llamar el rincón de la Shula ahora con Bola. Pero no me gusta. Quería hacer una sección de indeterminada duración y participación. La Shula trabaja. Ah! Y espera bebé, así que quizás escriba un par de post y se acabó o bien le de por abrirse un blog también. No se sabe.
Llamaré a la sección “La Shula busca espacio” a ver qué se cuenta. De a partir de ahora ése será su rincón, como el de Antonia y Omaíta. Yo me colaré por su sección cuando quiera que para eso es mi blog y YO mando jajajajajaja. Pero sus textos serán íntegramente shulescos y propiedad de ella y de su Bola, tan mona ella…
Así que “señolas y señoles, hablen muy fuelte, que vienen los Reyes Magos a traer juguetes a los niños buenos que se portan muy bien. Pero los Reyes Magos san io” Así lo presentaría Gnomita Mayor y así lo hago yo, que disfruten de la Shula, laBola y el Huevo (acabo de bautizarlo).
Bienvenida amiga!!

4 comments

  1. lanavedelbebe says:

    Bienvenida Shula! 😀 Me he tenido que releer tres veces vuestra relación de amistad, creo que ya lo tengo claro xD Ya mismo como se vicie se te abre un blog 🙂

Deja un comentario