La relactación de la chica

A ver…relactación, relactación..en su sentido estricto no creo que haya sido, pero como se me hizo tan tremendo y duro, aunque duró poco he decidido bautizarlo así.
La chica tenía hebras de sangre en la caca y al llevarla al pediatra me dijo que eliminara la leche y todos los derivados lácteos de mi dieta. Superperdida busqué ayuda en google, wikipedia, mil foros y por supuesto en tuiter donde encontré apoyo de mamás como yo y mucha más experiencia.
Eliminè los alimentos que contenían leche, por ejemplo el jamón de York o el chocolate negro, pero las hebrillas seguían ahí. Eliminé las trazas de leche que son partículas de alimentos que permanecen en las máquinas de tratamiento de éstos y que hacen que no se pueda comer por ejemplo Avecrem, Cola Cao y otros productos cotidianos. Y en una semana la chica mejoró y recayó. El pediatra que me vio tuvo claro que había que dar en biberón una leche hidrolizada. Vaya. Con lo felices que éramos con la lactancia que tanto había facilitado las cosas.
Pasamos un par de días infernales sufriendo mi bebita y sufriendo yo. Ella lloraba desconsolada y perdida y yo lloraba más perdida e impotente mientras me subía una leche que extraía para congelarla y la esperanza de donarla e incluso tiré medio litro por el desagüe. Fue un infierno. Mi sensación, supongo que por las hormonas, era de que me habían quitado a mi bebé y necesitaba volver con ella y la suya creo que era similar. Lloramos tanto. Bebió poquìsimo de esos biberones de hidrolizada que sabe a huevo duro y dejó de llorar demandando alimento. Dormía y sólo lloraba cuando no podía más. De madrugada que es cuando más come, tomó 40 ml en total y en una hora de tiempo mientras lloraba ella y a mí se me caía el alma.
Me estresé, estaba tensa, malhumorada, presa de mis hormonas y me pasó por la cabeza de todo.
Fuimos a la clínica donde nació a una revisión y le conté al pediatra nuevo lo que había pasado. Me dijo que era una pena retirar la lactancia, ese mediodía había extraído 300 ml y añadió que teniendo la posibilidad de continuar, que no destetara a la niña por la alergia sino que eliminara el huevo y sus trazas hasta que la alergóloga le hiciera las pruebas de la alergia.
Salí de la consulta y pese haber desayunado leche de vaca para así evitar caer en la tentación de darle el pecho mientras le daba el bibi y tras la autorización del pediatra nuevo, le dí de comer como siempre.
Milagros de la vida, desde entonces no volvió a tener sangre en la caca. Aqui es donde surge mi duda a día de hoy. Según el pediatra si me la había extraído ya podía relactar sin riesgo, pero yo habìa leído que la proteína de la leche de vaca permanecía un tiempo en el cuerpo.
Mientras tomaba el bibi pestoso la niña tenía las dichosas hebritas y el día que relactamos, no, pese a mi desayuno.
Estamos pendientes del resultado de la analítica que le han hecho y que en quince días tendremos. La prueba dio negativo a alergia a la leche y al huevo, al parecer es buena señal porque no media IgE, si no me equivoco las defensas del sistema inmunológico. Hasta entonces seguiremos expectantes y muy contentas de haber vuelto a la lactancia materna.
Antes de ser madre fui firmísima defensora de la LM. Al tener a la mayor y ella rechazar el pecho, me quedé muy triste y frustrada, dí biberón y le vi enormes ventajas y el inconveniente sobre todo del estreñimiento. Con la chica, bueno, descubrí que era cómodo.y estaba bien aunque ya no iba tanto conmigo. Ahora sé que no lo dejaré tan fácilmente y me he reafirmado.
En dos años he pasado por tres ideas diferentes. Qué rara soy!!
Pd. A los bebés de las mamás que dan el biberón creo que les afecta menos esta alergia paradójicamente. Algo bueno a favor del bibi.

8 comments

  1. Ser Mamá de una Floreta says:

    Hola wap!m alegra mucho que ya no hayan hebreitas,jeje
    NO te equiviques, el biberon también afecta a ala APLv. Mi hija tomo 2 semanas bibe y luego seguimos con la lactancia y eso fue lo que lo desencadenó.
    Nos dimos cuenta cuando volvió a tomar L Artificial a los 5 meses, ya que con mi leche nunca habia dado sintomas. Es duro, sobretodo cuando no estas bien informada, y que cuando un pediatra te dice una cosa y otro otra es cuando más perdida te sientes. HAy que tener mucha paciencia con esta dieta, ya que a nuestro alrededor hay tentaciones, pero creeme el pensar q la pueda dañar te tirará para a tras a la hora de comer lo que no debes.
    Nosotras estamos llegando al fin de la lactancia, ella ya no suele pedir, solo cuando necesita consuelo y mas que nada seguimos porque yo insisto en ofrecerle, lo hemos pasado tan mal por el camino que me da pena que se acabe, pero tmb te digo que estoy deseando incarle el diente a una buena pizza 4 quesos,jajaj
    Un saludo!

  2. meriluct says:

    Hola!! Ya te he comentado en el otro post en el que explicas cuando dejasteis la lactancia que con el tiempo descubrí que lo que realmente le sentaba mal a la peque era el huevo. Nunca le he hecho las pruebas xq la pediatra considera que el ensayo-error es más eficaz…ay que ver!!! Pero vamos lo que tenía ella es IPLV, que con dos años ya ha superado e intolerancia al huevo que tenemos que reintroducir ahora. Se que es intolerante porque cuando le daba huevo vomitaba pasadas mas de dos horas desde la ingesta y lo vomitaba todo tal cual sin digerir…Que suerte haberte encontrado con un profesional que te ha dado tan buenos consejos. Yo la verdad que la peque no quería ni pecho ni bibe así que por eso le di la hidrolizada y dejé el pecho sobre los 7 meses…Suerte!!

Deja un comentario