Tumpleaños feliii, por la madre de la Pantoja.

Hoy se me han saltado las lágrimas con gnomita. Soy la madre de la Pantoja; la voy a promocionar, será artista o no, pero haga lo que haga siempre estará ahí su madre para aplaudirle en sus èxitos, corregirle en sus errores y levantarla en sus caídas.

Levamos desde hace un mes en racha de cumpleaños. (Por cierto, mi madre odiaba las relaciones sociales de las madres en esos ámbitos y a mí me están encantando…!!)

Bueno a lo que iba, gnomita canta fatal. Peor incluso. Pero es hija de su madre, nieta de sus dos abuelas, y hace honor a su linaje, que ya sabemos todos que ella es muy de seguir con sus linajes.

Total que ella necesitaba aprender el cumpleaños feliz para poder ser la estrella que lleva dentro como cantaba Bertín Osborne..jejejje.

Estuvimos mucho ensayando. Primero con el cumple de la abuela; fue un èxito, pero también una actuación privada, aunque sirvió para asentar las bases y los acordes.

El segundo cumple fue el del hijo de mi amiga la canija. El pobre lloró al tener que soplar las velas de su primer cumple y le dio miedo la multitud enfurecida cantando al unísono. Pero ya pilló ella que hay que cantar cumpleaños feliz cuando traen la tarta. Esa vez aún no lo cantó.

Ayer fue el cumple de su amigo, el que se la COME a besos, y por supuesto fuimos. Hubo piñata, gran novedad aunque desconocida -tuvimos que ver el contenido antes de querer ponerse debajo- pero que nos encantó. Y obviamente hubo tarta y canciones. Ya gnomita, consciente ella de la fama que comienza a tener, se ubicó como lo haría su madre al lado del homenajeado y cantó. Digo que si cantó. Y salió en la foto y en el vídeo. Y el amiguito tiene una hermana así que hubo doble soplido y doble sesión de cánticos. Ella muy bien situada y en su papel de cantar. Olé mi niña. Qué bien!!

Hoy la vestí con sus “sapatos pesiosos” otra vez y ella que hila muy fino se dio cuenta de que otra vez había jolgorio. ¿Has visto? Vamos al campo con tia Mono y su pretendiente y con los niños, entonces ella para reafirmarse en sus ideas y sacarme la información que no le estaba brindando de primeras, me dijo ¿Tumpleaños felii?.  Jajajajaja…no, hija, hoy no hay, eso fue ayer y ensayamos un par de veces por hacer algo.

Cuál no fue mi sorpresa cuando antes del café sacan una tarta, desde aqui digo que la más deliciosa del mundo dentro del género de chocolate y galleta, y ponen una vela. TOMA YA!!

Gnomita corrió entre sorprendida, emocionada y cantora y me dijo “mami tumpleaño feliii”. Anda qué suerte y lo mejor es que eran de dos niñas distintas.

Cogí a gnomita ni corta ni perezosa, la subí en una silla y ella sola, junto a los demás, empezó a cantar lo que le había enseñado Mamá gnomo y ella tan bien había aprendido para orgullo de su madre.

¿Lo estáis viendo? Papi, Mono y pretendiente.. Canta ella sola, sin mi ayuda. Es una artista. Se me saltaron las lágrimas..cuántas cosas aprenderá de mí..!!

Cuánto nos queda por aprender y me dí cuenta en el cumple del campo, que ella vale un potosí y que canta fatal, pero enamoró a su madre y a su público porque con su año y medio les cantó “tumpleaño feliii, tumpleaño feliii, dezeamo todoo, tumpleaño feliii” y luego se tomó un pelín de “tarta de tocholate”, ya me comí yo su trozo y el mío, jejeje.

Pd. Sí, soy la madre de la Pantoja. Aunque ya quisiera la Pantoja, tener el “ánge” que tiene mi niña. Lo siento.

2 comments

  1. Padre Frikerizo says:

    Bueno pues te acabo de descubrir por Twitter y por aquí me quedo 🙂 genial esa criaturica, pa comérsela esta, vete ensayando con ella que de aquí a nada la tienes en La Voz XD

Deja un comentario