Génesis gnomera y de cómo no perder la calma por el no embarazo. Parte II.

Ufffff….la que me cayó. Yo no tenía ni idea de nada. De lo básico, vamos. Sabía o me imaginaba cuándo ovulaba por ciertos pinchazos que bien podrían ser gases en verdad. La temperatura basal sigue siendo un misterio para mí porque gracias a todos los santos me quedé antes de recurrir a ella y sus gráficas. El método Oginos no funcionaba por mi irregularidad, y eso que a todas -especialmente a las opusinas- les fallaba, pues a mi el jodío me lo cuadraba. Una cosa.

Visto el plan, aparte de contar días inventados por mis ciclos de 30-40 días, me puse a indagar y descubrí el flujo clara de huevo, hasta entonces desconocido por mí (de hecho creo que todavía no hemos hecho muchas migas), pero al parecer es infalible. Quién lo ve, es como el conejito de Alicia en el País de las Maravillas -qué metáfora la mía- y hay que perseguirlo y…. te llevas el premio!!

Allá que fui yo en busca de la clara de huevo. Del moco, como lo llama N. Y un día de agosto, asfixiante obviamente, lo ví y se lo dije a mi esposo. Y hete aqui la génesis gnomera. La pobre vino gracias a un moco clara de huevo y sobre todo, al foro de las locas. Porque a mí me quedaban ya 6 meses de búsqueda antes de ir al médico alegando dos años sin gnomito a la vista porque tooooodoooo el mundo sabe que tienes dos años como mucho o si no, tienes problemas.

¿Lo gracioso? No he vuelto a ver el moco más. Sólo hay que estar sin estar en ello. He tenido dos embarazos más y ambos a la primera. Aunque el segundo acabó muy pronto, pero se consiguió de igual manera. Así que desde aqui recomiendo relax y no pensar en conseguir un embarazo ya que èstos tienen más probabilidades de conseguirse en el asiento trasero de un coche en el Campo de la Feria con un conocido esa misma noche que tras una romántica cena con tu marido tras mil test de ovulación, de los que gracias a Dios tuve constancia hace bastante poco. Es normal que el gnomo tardara, si lo hacía todo a la antigua usanza…qué poco moderna!

One comment

  1. soypin8 says:

    Querida Mama Gnomo, menos mal que recurriste al foro de las locas y prestaste atención a documentales y comentarios de amigas, porque con los consejos que te dieron las abuelas de tus gnomitos, N y tu hermana, seguro que todavía estarías sentada en un sillón haciendo calceta. Me alegro de que hayas encontrado el método y que no se te olvide pasárselo a tus hijas cuando sean mayores. Las madres de antes no sabían de eso.

Deja un comentario