El jipiparto. Parte II.

Por cierto, nadie comenta nunca en esos momentos, lo que duelen los baches de la carretera cuando vas de urgencias con contracciones. Como llevaba cuatro horas soplando papá gnomo se asustó y se saltó los semáforos para llegar. ¡Qué dolor más grande! No sé por qué ninguna película lo refleja; creo que porque nadie tendría bebés. A las no madres, estáis a tiempo de dejar e leer jejej.

Bueno que Gnomita iba a estar aqui ya!!! Je..je..

Me ven en el hospital y…no..no hay dinámica de parto. ¿Cómo que no? Si llevo 5 horas así cada cinco minutos.. “No. Si quieres te quedas aqui pero en planta” me imaginé tumbada en una cama, llena de vías, monitorizada, con dolores y sin poder moverme y por eso mejor me fui a pasear y a hacer la que juega al pollito inglés en el patio de mi suegra, que es particular.

Como eran las elecciones, pues fuimos a votar todos en familia. Yo botaba más bien. Pero un paseíto me vendría bien, así andaba; más. Mi suegro descompuesto pensaba que iba a tener a gnomita allí y ya nos veía en el telediario en primer plano con un titular modo “la anécdota de la jornada la puso una joven que tuvo a su bebé en un colegio electoral”. Debía tener razón porque los policías que estaban allí no me quitaban ojo. Pero mi jipi y yo sabíamos que no iba a ser taaan rápido, y estábamos preparadas para eso…

Ya cuando los dolores eran cada tres minutos, la jipi, mi suegra, mi esposo y yo misma decidimos volver a ir al hospital. Ya sí me quedé. Un par de horas más de dolores y tachán!!! Bendita epidural. Y aqui digo. El parto no duele. A las no madres, animaos, el parto no es doloroso. La epidural de repente te mete un chute de placidez, se te pasa todo y empieza una nueva etapa…el parto con droga. Mmmm. jajaja me rio yo misma, es un gustazo.

Ya con un parto medicalizadisimo, con su suero, su oxitocina, su penicilina, y un hospital plagado de vagos y maleantes, osea los matrones que no tienen ganas de soportar a histéricas, una sufrió una dejadez digna de denunciarse en “Diario de..”, callejeros, Informe Semanal, Espejo Público y Ana Rosa todo a la vez.

Me dejaron siete horitas esperando a que la niña abandonara mi cuerpo acostada del lado izquierdo. Ni que fuera Satanás. No iba a hacerlo estaba claro. Con lo bien que había aprendido yo a empujar y no querían que empujara…”tú estate tranquilita y ya saldrá”. Obviamente no salió. Tuve que ir a paritorio, empujar 20 minutos y tener un gnomito amarillito lleno de pegotes verdes de meconio que no lloraba.

Me hubiera levantado a pegarle dos bofetones a todas las bicharracas que me saltaron sobre la barriga mientras me quitaban el aire. Pero me estaban haciendo un bello punto de cruz que me impedía levantarme a cometer ninguna atrocidad.

Lo bueno es que gnomita nació bien, que lloró y que papá gnomo fue el primero en cogerla porque yo estaba aún en modo alumbramiento.

Estuve llorando como 4 meses mi jipiparto frustrado. Creí haberlo superado pero ayer descubrí que no. Naturalmente esto es una parodia de lo que realmente fue para mí. Creí desterrada a la jipi de dentro pero ayer resucitó. En este miedoembarazo, pues tendré un miedoparto y quizás apure los soplidos más que con la primera gnomita..

5 comments

  1. DesastremaDre says:

    Vaya parto más duro y más largo. Tú lo hiciste fenomenal, una pena que al final se torciera así (lo del meconio en el líquido te tuvo que dar un buen susto). Y lo de que se te suban en la barriga es lo peor, a mí me lo hicieron en mi primer parto, que también acabó regular, con ventosa y megahiperepisiotomía. Ahora que, te digo como en el comentario de antes: ánimo que el segundo es más fácil. El mío fue jipiperfecto ;P
    Un abrazo.

  2. Pao Malanga εïз says:

    Ay mamita! Que parto! Esta semana he leído distintos casos que a pesar de ser diferentes se unen al mío en un factor común #ViolenciaObstétrica.
    Tené ánimo que el segundo te da revancha!!! Si no bofeteá al que se anime siquiera!!!

    Basta de maltrato. Queremos parir en libertad.

    Un besote enorme

Deja un comentario